¿Hacia dónde va el reporting sobre desarrollo sostenible?: lo que nos espera este año

Hoy en día, las empresas presentan múltiples informes tanto de carácter financiero como no financiero: informes contables, reportes de sostenibilidad, memorias, informes de gobierno corporativo, reseñas informativas, entre otros. 

En ese contexto, la información sobre riesgos ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), es cada vez más requerida por inversores, juntas directivas, ONGs y la sociedad.

A nivel organizacional, los riesgos ASG son incluidos en los informes no financieros que recogen la gestión del desarrollo sostenible, abarcando riesgos climáticos, la gestión del talento humano y el buen gobierno corporativo, entre otros aspectos.

Auto inteligente: Volkswagen compraría la división de vehículos autónomos de Huawei

En 2021, los informes no financieros han terminado de constituirse en uno de los pilares de la gestión estratégica de las compañías en todo el mundo. Estos informes son en su mayoría elaborados voluntariamente, sin embargo, cada vez más contextos los exigen, tal es el caso de la Unión Europea que prevé que las empresas con más de 500 empleados publiquen información no financiera.

Cuando hablamos de informes no financieros aparecen en el panorama múltiples organismos que elaboran guías e iniciativas: Global Reporting Initiative (GRI) y la Value Reporting Foundation - VRF (la misma surge de la integración entre la Sustainability Accounting Standards Board (SASB) y el International Integrated Reporting Council - IIRC), por solo mencionar a los más reconocidos internacionalmente.

Recientemente, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), la Fundación IFRS, dedicada a la elaboración de estándares internacionales de información financiera a través del IASB (Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad), ha anunciado la creación de un Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB).

La iniciativa es para desarrollar un conjunto de normas de divulgación sobre desarrollo sostenible: el ISSB se incorpora en un escenario de reporting sobre desarrollo sostenible donde ya hay caminos largamente transitados, siendo la líder indiscutible en emisión de guías para los reportes de sostenibilidad la Global Reporting Initiative (GRI). ISSB ha integrado a dos organismos líderes en la temática: Carbon Disclosure Project (CDP) y Climate Disclosure Standards Board (CDSB).

Esta multinacional busca 100 empleados en la Argentina: hay sueldos de $ 261.000 al mes

Si bien la aparición del ISSB supondrá un cambio transformador en la divulgación de la sostenibilidad, hay varias cuestiones aún por considerar, que nos llevan a preguntarnos: ¿Cómo integramos el desarrollo sostenible en los modelos comerciales futuros?, ¿Qué información tendrían que sistematizar las organizaciones para reflejar sus riesgos ASG y para quiénes?, ¿Qué guías o marcos considerar?

Seguramente el transcurso del 2022 irá respondiendo parcialmente algunas preguntas y reformulando e incorporando otras. Mientras tanto, aunque los avances internacionales en reporting sobre desarrollo sostenible reflejan el cambio del mundo en el que vivimos, tanto las organizaciones como los usuarios de la información financiera y no financiera, encuentran esto una verdadera sopa de letras, o más bien un jeroglífico, que debe ser abordado para evitar la confusión y la duplicación de esfuerzos, con miras a comprender que la emisión de información sobre desarrollo sostenible debe producirse en un contexto que involucre a las empresas, inversores y a otros grupos de interés. 

Y que tenga en cuenta las investigaciones que la academia y otras organizaciones en diversos contextos han realizado para abordar la creciente complejidad que suponen los retos del desarrollo sostenible.

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.