Desafíos de la educación: por qué es tan importante evaluar

Transcurrieron seis años desde la implementación en Argentina, de un nuevo "Sistema de Evaluación Nacional de la Calidad y Equidad Educativa", a través de la Resolución 280/16, del CFE, la que determinó el comienzo de la realización anual del operativo nacional de evaluación de aprendizajes Aprender a estudiantes de primer y tercer año del nivel primario y a segundo, tercero, quinto y sexto año de nivel secundario.

El objetivo de Aprender, en tanto dispositivo de evaluación de los aprendizajes de los estudiantes, es obtener y generar información oportuna y de calidad para conocer mejor ciertas dimensiones del aprendizaje y de contexto de las escuelas primarias y secundarias del país, conocer ciertos logros alcanzados y los desafíos pendientes del sistema educativo, es decir, que Aprender busca producir evidencia de carácter diagnóstico para el análisis, la reflexión y la toma de decisiones orientadas a garantizar el derecho a la educación y a una mayor equidad. Esta información, que transforma casi en un censo los resultados del operativo, supera ampliamente a cualquier estudio internacional en la materia. Además, otorga una gran fiabilidad como instrumento de debate y acción educativa.

Transcurridos seis años, y aun siendo conscientes que el Sistema Educativo Nacional ya dejaba en evidencia ciertos déficits en materia del aprendizaje escolar previo a la pandemia, con la suspensión de clases presenciales a causa del COVID-19 el mismo se profundizó y aquellas desigualdades que se venían mostrando años anteriores se vieron agravadas y, en muchos casos, provocó que los estudiantes abandonaran los estudios. Según datos de la Encuesta de Continuidad Pedagógica, realizada por el Ministerio de Educación, del millón de alumnos que tuvo escaso o nulo contacto con la escuela, pudieron revincularse con las instituciones a través del programa "Acompañar, puentes para la igualdad" solamente 361.961 estudiantes.

Es en este contexto que, si bien toda evaluación es un recorte de realidades complejas, y que la evaluación por sí sola no corrige los problemas, sin esos datos, se torna muy difícil implementar acciones que permitan disminuir las inequidades existentes; por tal motivo, y sabiendo que a través de las pruebas Aprender se vislumbran los desafíos aún pendientes en el Sistema Educativo, consideramos de importancia que su aplicabilidad se realice conforme a lo establecido por LEY, motivo por el cual a través de la misma se dispone su obligatoriedad.

Una evaluación es una tarea que sirve para conocer un ámbito, una situación, un área o un dominio y tiene por objetivo orientar la toma de decisiones a partir de los conocimientos obtenidos y beneficiar a los actores involucrados en dicho ámbito y es en este sentido, que la obligatoriedad en la implementación de las pruebas APRENDER a través de la Ley que se presenta, permitirá con la información obtenida, a partir del análisis de los resultados, proteger el derecho a la educación y, establecer deberes y obligaciones, garantizando así, mediante acciones concretas, ese cambio que permita mejorar la calidad educativa en la Argentina y que tanto necesita la sociedad.

El uso constructivo de la información servirá para apoyar mejor a las escuelas y docentes de todo el país. El compromiso debe ser colectivo y en el mismo deben estar presentes directivos y docentes del sistema en post de lograr la mejora continua de la calidad de la educación, siendo los estudiantes actores activos en ese proceso. Entendemos que la mejora de los procesos de aprendizaje y de enseñanza depende de la articulación y del trabajo conjunto y colaborativo de los diferentes actores y sectores del sistema.

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios