Coinciden CFK y FMI: si no acumulan dólares, esto se va a poner feo

Nunca ingresaron tantos dólares del agro como este año. Sin embargo, los economistas del FMI y Cristina coinciden en un punto clave.

Nunca ingresaron tantos dólares a la Argentina del complejo agroexportador como los que están llegando este año, con los cereales a precios récord. Sin embargo, los economistas del FMI y Cristina Kirchner coinciden en un punto clave: "Si el Banco Central no acumula rápido dólares, esto se va a poner feo".

La advertencia de la vicepresidenta se basa en un informe reservado elaborado por el ahora exsecretario de Comercio, Roberto Feletti, semanas antes de renunciar, titulado "La macroeconomía desequilibrada". Dice que el factor clave de la inestabilidad macroeconómica es la escasez de reservas en el Banco Central.

Repasa que en el bienio 2020/2021 ingresaron al país u$s 27.300 millones de superávit comercial, más otros u$s 4.300 millones aportados por el FMI en DEG "sin condicionalidades".

"Suma no menor a la hora de considerar la estabilizacion económica", acota. Y critica la actuación de Guzmán y de Miguel Pesce en el Banco Central, porque en ese período las reservas cayeron en u$s 5.100 millones.

Hacia el futuro, advierte que "la brecha entre el tipo de cambio teórico entre los pesos existentes y el tipo de cambio oficial (en su cálculo, $ 301 a fines de 2021)" presionará cada vez más sobre las expectativas de devaluación.

"La falta de acumulación de reservas a pesar de contar con la oferta de dólares para hacerlo es el condicionante de la emision monetaria y del desequilibro de las cuentas públicas a financiar en cualquier nivel. La posibilidad de ordenar la economía desde el componente monetario y fiscal requiere una contracción cuya viabilidad político-social es dudosa. Queda por ver entonces cuáles son las anclas de estabilización efectiva a futuro", concluye.

Desde una visión diametralmente opuesta sobre cómo encarar el problema, los técnicos del FMI también advierten que a este ritmo se incumplirá la meta de acumulación de reservas para fines de junio.

Hace un mes, le trasmitieron a Pesce su preocupación y el diagnóstico: el dólar oficial se sigue atrasando frente a la inflación (19% frente al promedio del año pasado, 7,5% desde enero), y la brecha cambiaria en estos niveles impide sumar reservas.

También le sugirieron la receta típica del Fondo en estos casos: apurar la devaluación oficial y subir mucho más la tasa de interés.

Pesce descartó pisar el acelerador con la devaluación dada la velocidad inflacionaria, pero prometió que seguiría ajustando la tasa (sería más agresivo, Guzmán es más conservador) y se comprometió a sumar dólares a fuerza de más cepo.

Vamos a los números.

  • Según los últimos datos de CIARA, en los primeros 5 meses del año, la liquidación del complejo cerealero llegó a los u$s 15.330 millones, récord histórico desde que se elabora la serie en 2003. El anterior récord había sido en 2021, con u$s 13.300 millones. Para tener una idea de comparación, en igual período de 2018, justo cuando estalló la crisis en el Gobierno de Macri, habían ingresado la mitad de dólares (u$s 7.700 millones) y en 2011, con muy buenos precios, unos u$s 10.300 millones.
  • Sin embargo, entre enero y mayo, el BCRA realizó compras netas por sólo u$s 900 millones, frente a u$s 5.730 millones en igual lapso del año pasado.
  • Para alcanzar la meta de acumulación de reservas pautada con el FMI al 30/6, el Central debería sumar en junio u$s 2900 millones, a razón de u$s 145 millones por día hábil. Pero luego debería seguir acumulando hasta diciembre otros u$s 1.700 millones, en una etapa del año en la que el Central suele vender dólares en lugar de comprar. En otros términos, las reservas netas (descontando Swap con China, encajes de depósitos privados en dólares y otros préstamos) están hoy en u$s 3.500 millones gracias al refuerzo que envió el FMI en DEG, por encima de los fondos para pagar vencimientos con el propio organismo. Al 30/6 deberían llegar a u$s 6.425 millones y en diciembre a u$s 8.125 millones. Misión imposible, a menos que haya un giro drástico en la dinámica actual.

  • ¿A dónde se van los dólares del agro? Las importaciones en niveles récord están achicando el saldo comercial, en especial por la disparada de compras de gas y combustibles a precios exorbitantes por la crisis en Ucrania. Según el INDEC, con datos enero/abril, las importaciones de energía sumaron u$s 3.583 millones, frente a u$s 1.395 millones en los mismos meses del año pasado.

Las importaciones de gas ya suman, desde principio de año, u$s 2000 millones con 31 barcos frente a los u$s 1095 millones que se pagó durante todo 2021, por 59 barcos.

  • Según el Indec, a abril pasado, el déficit comercial de la balanza energética se disparó a u$s 5.638 millones (acumulado últimos 12 meses), 128% más que el déficit acumulado en 12 meses a abril de 2021
  • Pero no son sólo las importaciones de energía las que atentan contra la suma de reservas. El cepo con esta brecha genera lo que Eduardo Constantini definió como un mecanismo extendido de sobrefacturación de importaciones (para hacerse dólares baratos al oficial) y subfacturación de exportaciones (para cobrar dólares afuera y evitar liquidarlos al oficial).

"Hay mucha gente, empresarios que hacen sobrefacturación de importaciones y otros que subfacturan exportaciones y generan dólares blue, entonces hoy el mercado baja por esa oferta que no va al Banco Central y mantiene al dólar (libre) en un valor más bajo. Sé que es una mala palabra decirlo, pero es una realidad", explicó.

  • El otro item que hay que mirar con atención es lo que está sucediendo con la compras de argentinos con tarjetas de crédito en el exterior (incluidos pasajes y viajes) más atesoramiento de los u$s 200 mensuales (que sigue muy acotado por los requisitos de acceso). Esa cuenta en abril pasado llegó a u$s 645 millones, 333% más que en abril de 2021, cuando fueron apenas u$s 149 millones por las restricciones de la pandemia.

Pese a que el dólar turista cotiza a u$s 206 pesos -en línea con el blue-esa cuenta de "turismo en el exterior" (aunque incluye compras desde Argentina con tarjetas y atesoramiento) se mantiene desde principios de año arriba de los u$s 600 millones mensuales y consume parte de los dólares excedentes de la balanza comercial. El ingreso de dólares de turistas extranjeros que llegan al país y pagan con tarjetas de crédito al dólar oficial apenas deja al Banco Central unos u$s 30 millones mensuales, frente a los u$s 200 millones antes del cepo.

Guzmán le prometió a Alberto Fernández dos cosas. Uno, que la inflación se irá desacelerando, más notoriamente a partir de julio (pasados los aumentos tarifarios), sin frenazo en la recuperación. Dos, que la acumulación de dólares en las reservas proseguirá todo el año, porque -el ministro dixit- "seguirán entrando dólares del agro hasta diciembre.

Sobre el FMI, el ministro dice que la meta de la primera revisión ya está aprobada y que llegarán los fondos del FMI para afrontar vencimientos sin trabas hasta septiembre, cuando es la próxima.

Martín Redrado le trasmitió a Sergio Massa y a la vicepresidenta una visión distinta: ampliación de la brecha cambiaria desde julio, caída del consumo y nivel de actividad en la segunda parte del año. Inflación piso del 70% en el año y crecimiento de sólo 2% (si el EMAE, se estancara en el nivel de marzo pasado, ultimo dato official, el crecimiento en el año daría 4% por "arrastre estadístico").

Con el IPC en 5% en mayo, debería descender al 4% mensual promedio desde junio a diciembre para cerrar el año en 70%.

¿Guzmán tiene 90 días para ver si se cumple su última promesa?

Temas relacionados
Más noticias de dólar
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.