Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Inversores globalizados

CLAUDIO BOLOTINSKY Director de Empresse Propiedades

0

Viajes, turismo, shopping, nos globalizamos en muchos de nuestros hábitos de consumo pero nuestras inversiones inmobiliarias se quedan en el país, en nuestras ciudades, o más precisamente en nuestros barrios. Esos ahorros aguardan años debajo del colchón a la espera de que un nuevo ciclo de bonanza traiga precios bajos, créditos accesibles, y crecimiento económico para así invertir en lo más seguro, los ladrillos. Pues les informo que esto en el mundo ya cambió, los ahorristas de otras latitudes van donde está la oportunidad, algo así como hicieron nuestros abuelos pero sin el desarraigo y el abandono, casi sin salir de sus casas. Sucedió en Buenos Aires en 2005, cuando recibió un boom de compradores extranjeros; en Miami en 2009, con la inversión foránea más grande de su historia; y sucede hoy en Madrid. Los planetas se alinearon y la capital española es la vedette del mercado inmobiliario mundial. España dejó atrás su recesión y hoy se encuentra en pleno rebote de su economía.

Superó a Paris como ciudad más visitada de Europa, con 68,1 millones de turistas en 2015, de los cuales 15.000.000 visitaron Madrid, y la venta de sus propiedades creció un 30% este año. Chinos, europeos, estadounidenses, árabes, todos llegan a Madrid para comprar propiedades. Los departamentos se venden en el día, y es lógico, si las estimaciones prevén en los próximos años una revalorización cercana al 50%, y más aún si esa misma propiedad la compramos con un crédito hipotecario de un banco español, hoy a tasas de entre el 1 y 2,5%, y luego la alquilamos, y con ese ingreso pagamos la cuota y nos queda un margen de ganancia. En sólo 20 días hoy se puede comprar un departamento de dos ambientes en Madrid a u$s 150 o 200.000, y abonar sólo el 30% de anticipo y el saldo en cuotas de 600 euros por mes que se cubren con los 700 que ingresan si la alquilamos. Esperar a que los ciclos llamen a nuestra puerta es cosa del pasado, el mundo se ha vuelto más pequeño y sus distancias se acortaron.

Tal vez llegó la hora de globalizar nuestras inversiones inmobiliarias, subirnos al charter de la oportunidad y animarnos a comprar ahí, donde cada tanto sale el arcoíris.