Miércoles  27 de Septiembre de 2017

El mundo en el que estamos

DANIELMUCHNIK
DANIELMUCHNIK Periodista, escritor, licenciado en historia
Ver más notas del autor
Hace algunos años un político con buena formación intelectual a quien entrevistaba me frenó ante mi insistencia al consultarle sobre determinada problemática del momento. "No se equivoque. En todo momento y hace siglos, esa situación existió, se repitió y nadie pudo remediarla". La respuesta me incomodó. Pero con el tiempo, recordando el episodio, voy coincidiendo con aquella afirmación tajante. La que demuestra que la naturaleza humana no cambia para bien, como se desearía. Patea la misma piedra varias veces. Los procesos que parecían acabados, vuelven a brotar.

¿Qué tipo de mundo nos toca vivir? La voluminosa información que se difunde hoy nos muestra que poco del pasado ha desaparecido, que sigue presionando. Eso sí: en nuevos escenarios, con otros rostros. Sigue imperando el racismo, la intolerancia religiosa, la mentira, la fatuidad de los dirigentes y la falsedad política, las trampas, el odio entre pares.

En la Argentina cada día que pasa se muestra todavía ausencia de propuestas para acabar, de alguna manera, con las mafias enquistadas en todos los resquicios de la vida cotidiana. Lamentablemente el espíritu mafioso está presente en las fuerzas de seguridad que dicen cuidarnos, en los funcionarios que protegen subterráneamente el narcotráfico, en la justicia que dice actuar con ecuanimidad mientras el 60% de los presos en cárceles son pobres y no tienen sentencia, en la vida artística, en la de los bolsillos bien cubiertos de los que deciden el destino de los demás, en las profesiones liberales, en las trenzas incompatibles en todo centro de estudios, hasta en el más pequeño de los clubes deportivos.

Todos son sospechosos de actuar fuera de los códigos éticos en un país que se precia de existir en democracia. Claro que se trata de una democracia con enfermedades de arrastre. A eso se agregan las incomprensiones cotidianas: las maniobras especulativas en las cadenas comerciales en tiempos de alzas inflacionarias, la impericia de empleados estatales, la marginalidad de los jubilados, una burocracia que no cesa de fabricar torpezas. Y la pobreza de uno cada tres argentinos que no logra ser revertida, ni con subsidios, ni con caricias verbales de los políticos.

A eso se agrega la persistencia del populismo en volver al poder con argumentos excesivamente débiles, apoyado por una cierta izquierda fracasada, más jóvenes y adultos que están convencidos como robots con los argumentos precarios y sin fundamento que le trasmiten.

En los hechos el populismo no se termina de ir, pese a sus errores. Como demoraron en irse los tiranos y demagogos crueles en América Latina. Basta ver en que anda Venezuela, con Maduro, país respaldado ideológicamente por Corea del Norte (en una reciente cumbre de las Naciones Unidas) , Cuba y el fraudulento Daniel Ortega de Nicaragua. Pero acusada de ser centro del narcotráfico manejado desde sus fuerzas armadas.

En Estados Unidos, un presidente torpe y a veces bestial maneja el país como un feudo medioeval, enredado en un enfrentamiento con Corea del Norte, cuyas consecuencias pueden ser apocalípticas.

Muchos de los antecesores de Donald Trump fueron belicistas, otros oportunistas y hubo muchos pacifistas. Los anteriores a Trump poco hicieron para revertir las fisuras o decadencias del sistema. Le dejaron el problema a los técnicos, que fracasaron. Esa fue la táctica de Reagan, de Bush, de Clinton. La mayoría de los presidentes actuó con cinismo frente al racismo pero las manifestaciones de los pacifistas especialmente en la década del sesenta del siglo pasado los obligaron a estampar por ley la igualdad de derechos más allá del color de la piel.

De alguna manera se los incluyó pero no se pudo manejar sus formas de ingreso, su incorporación al mundo del trabajo y ahora un poco menos del 70 por ciento de los detenidos en las cárceles son negros declarados como delincuentes.

Desigualdad económica hubo en el siglo XX y bastante profunda antes de la Segunda Guerra Mundial. Ahora reinan tras los resquebrajamientos del sistema económico desigualdades más profundas y sutiles. Sólo el 1% de la población es rica, el 99% restante se las arregla como puede.

Cruzando el Atlántico en el viejo continente, desde Polonia, Hungría y Grecia hay fuerzas oficiales en contra de la unidad europea y esto puede llevar en su nuevo período de gobierno a Angela Merkel a rearmar un nuevo entendimiento entre naciones que se unieron con las décadas con el objetivo de crear un Mercado Común, un sentimiento pacifista común.

La social democracia, que llegó a ser una alternativa atrayente en las últimas décadas, tiene fisuras serias que no se pueden remendar, los ecologistas perdieron mucho terreno. Merkel ganó las recientes elecciones pero al costo de perder el 10% del caudal electoral mientras la ultra derecha impregnada de nostalgia nazi se instalará con bastantes representantes en el Parlamento. Ya hay nazis húngaros en el Parlamento Europeo.

Es, en parte, la protesta por los altos impuestos germanos para sostener a integrantes tramposos de la Unión Europea y la férrea negativa a la inmigración de religión musulmana que encontró refugio en Alemania y otro tanto en el resto de Europa. Vuelve el racismo y la violencia, junto con el nacionalismo y la nostalgia de un Jefe Supremo que los saque de eso que ellos consideran una trampa. Alemania no ha olvidado su pasado de superioridad frente a otros pueblos. No es azaroso comprobar que la mayoría de los votos ultraderechistas y nostalgiosos provienen de la ex-Alemania Comunista, que pese a la unidad con la Alemania pródiga aloja gran cantidad de desocupados por cierres de fábricas, mayores índices de delincuencia y actos violentos contra los inmigrantes.

En el Este, en la ex-Unión Soviética y especialmente en Rusia sucede algo parecido: nostalgias del comunismo. Todo un mundo intrincado y con poco futuro.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,862155,000058,5000
DÓLAR BLUE0,813061,500062,0000
DÓLAR CDO C/LIQ2,5337-70,1513
EURO1,074862,523462,5512
REAL0,505013,844813,8521
BITCOIN-0,162010.243,090010.253,3400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,413260,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D2,777874,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D2,027075,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000060,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-15,1943120,00141,50
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,701,70
DISC USD NY3,584272,2569,75
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,772030.561,2700
BOVESPA0,7400103.680,4100
DOW JONES0,040027.076,8200
S&P 500 INDEX0,15382.997,9600
NASDAQ0,27008.153,5430
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,5833328,7643330,6934
TRIGO CHICAGO-0,7673178,2070179,5849
MAIZ CHICAGO-1,4706145,0729147,2382
SOJA ROSARIO-0,8264240,0000242,0000
PETROLEO BRENT-7,099464,120069,0200
PETROLEO WTI-6,168559,020062,9000
ORO-0,08651.501,80001.503,1000