Brexit: la delicada negociación entre España y el Reino Unido

El Brexit ha puesto a España en una posición de privilegio con el Reino Unido sobre Gibraltar. La Unión Europea ha dejado en claro, en el artículo 50 de las directrices de negociación, que no tomará ninguna decisión sobre ese territorio sin el consentimiento de España. Un derecho de veto capaz de movilizar lo más impensado tal como lo reconocen los propios gibraltareños al señalar que el Peñón sin el acceso al mercado europeo supondría una amenaza existencial. Los últimos encuentros diplomáticos tripartitos en Madrid lo ponen en evidencia. Por primera vez, Gibraltar tendría la necesidad de aceptar, como mínimo, que España sea mas que un socio principal.

La mayor fortaleza estratégica de España son las urgencias británicas. Londres, abocado como prioridad a lograr un acuerdo de transición tras el Brexit de por lo menos dos años, necesita lograr previamente un entendimiento con Madrid. El Financial Times lo confirma al señalar que la UE presiona al Reino Unido a que resuelva bilateralmente las diferencias sobre la colonia británica si aspira a un período de transición, que Londres espera cerrar en marzo próximo, a fin de negociar el paquete definitivo de la futura relación que tendrá el Reino Unido con la UE a partir del 2019.

España enfrenta también el desafío diplomático de evitar que el proceso Brexit colapse por Gibraltar. El tema pasa principalmente por encontrar fórmulas diplomáticas creativas que hagan posible un equilibrio de concesiones. Esto supone moderación en las aspiraciones españolas aunque el lema en Madrid sea que el Reino Unido es el pasado y España el futuro. Sin embargo, la cancillería española parece reconocer que incluso la propuesta de cosoberanía no es lo más urgente e inmediato y que será, en definitiva, una consecuencia que surja de un nuevo ordenamiento de cuestiones prácticas de carácter fronterizo, financiero y económico que tienen efectos incluso sociales sustantivos en Andalucía. Reuniones técnicas tripartitas irán diseñando el nuevo clima de negociaciones diplomáticas sustantivas.

El tema en torno del Brexit, además de Andalucía, también es de atención de otras regiones españolas como Galicia. Los diarios gallegos lo ponen de manifiesto en el seguimiento en Bruselas de las cuestiones de pesca en particular en lo que hace a las derivaciones, entre otros, en los caladeros británicos del Atlántico norte y sur. La flota española que faena en Malvinas, por ejemplo, se enfrenta a perder la mitad de los ingresos tras el Brexit y aboga por un anexo específico sobre los territorios británicos de ultramar en el tratado que se firme entre el Reino Unido y la UE. Solo las capturas promedio de calamar en el Atlántico Sur representan para España unos 200 millones de euros anuales.

De acuerdo al Faro de Vigo, la Xunta de Galicia mantiene contactos con la Comisión Europea para que tengan en cuenta la importancia estratégica de esta actividad y reducir los efectos colaterales sobre el acceso al recurso o la posibilidad de establecer una nueva política arancelaria. La preocupación, entre otras cuestiones, es consecuencia que en los últimos años, tal como lo admite el Presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo, parte de la flota gallega (un tercio) cambio de bandera (alrededor de 20 tienen la ilegitima de Malvinas y 30 la del Reino Unida) y compra derechos de pesca para poder faenar en aguas de control británico, sea en el Gran Sol o en las aguas circundantes a Malvinas. 59 buques con bandera española pescan en el Atlántico Sur y descargan aproximadamente 300 mil toneladas anuales de distintas especies.

En estas circunstancias las negociaciones de España con el Reino Unido con relación al Brexit tienen una variedad de aristas delicadas y de complejidad diversa. También pone en evidencia que en la mesa de las negociaciones en Madrid o en Bruselas, sobre los territorios británicos de ultramar, se encuentran activos poderosos intereses económicos en juego más allá del debate de la soberanía del Peñón de Gibraltar. Lo importante es ser conscientes que existen para reflexionar en consecuencia.

Temas relacionados
Más noticias de Brexit
Noticias de tu interés