U$D

SÁBADO 25/05/2019

Bonos argentinos sangran: Wall Street ya apuesta a CFK Presidente en 2019

Bonos argentinos sangran: Wall Street ya apuesta a CFK Presidente en 2019

Las elecciones 2019 se resumen en un simple concepto con sabor a ópera trágica: agonía macrista o infierno kirchnerista. Es posible que ambos escenarios nos terminen matando a todos pero con una sutil diferencia: el primero lo haría más lentamente. Todo gradual, todo en cámara lenta, todo sin convicción, todo sin audacia, todo políticamente correcto, todo a mitad de camino como el dólar en 38, al mejor estilo Cambiemos, ese grupo de patriotas progresistas autodenominados brillantes con agenda noruega en país africano. Y en este entorno, nuestros políticos, esa fauna tan autóctona y rebosante de sublime imaginación, creen que el mercado de capitales es sólo para especuladores. Del rol esencial para el ahorro como financiador de la inversión, parecería comprenderse poco. El Impuesto a la Renta Financiera como así también el Impuesto a los Bienes Personales, son gravámenes contra el ahorro. La crónica carencia de inversión es endógena a la absoluta falta de entendimiento que nuestros gobernantes tienen respecto a las bondades de un mercado de capitales para la salud y sostenibilidad de una economía. No recuerdo a un solo político a lo largo y a lo ancho de esta bendita tierra, que se haya opuesto a la sanción del Impuesto a la Renta Financiera, ni al aumento en la alícuota de bienes personales. A la hora de esquilmar a las pocas ovejas que todavía producen algo en este bendito Principado, se unen todos en inquebrantable alianza con un único objetivo: gastar todo lo que se pueda, sin límites y sin piedad a quien produce riqueza genuina.

Con pérdidas de capital tan significativas en 2018, el Impuesto a la Renta Financiera se torna en inmoral. En un contexto de bonos argentinos que en más o en menos están 30% abajo en lo que va del año y soy sumamente benévolo con este número, el Estado Argentino pretende cobrar un Impuesto a la Renta Financiera, demostrando una vez más la implacable voracidad de nuestro fisco que parecería no querer parar hasta tanto extinguir al contribuyente privado. Les recuerdo que la sanción de este perverso tributo fue celebrada conjuntamente y a viva voz por el peronismo y el macrismo cuando el riesgo país nos sonreía en 220 puntos, en una muestra más de la suma brillantez que caracteriza a la elite intelectual de Peronia. Para un riesgo pais que se acerca a máximos críticos de septiembre y sigue castigando el precio de los bonos argentinos, va siendo tiempo ya de anular el mayor desacierto de este gobierno tan lleno de sueños y tan falto de logros: el Impuesto a la Renta Financiera, una herencia más de las tantas de un gobierno que vino a refundar la República y nos dejó sin embargo, como estamos hoy, al borde del knock-out. Había que ser muy ingenuo para hacer algo así de inoportuno en un país que necesitaba endeudarse por décadas. La consecuencia fue obvia y contundente: el riesgo país voló por la estratósfera contra nuestros pares de emergentes.

El diario de Irigoyen. Sería útil que el presidente Macri no cometa el error de subestimar la realidad otra vez, algo que ya es un clásico para su fallido equipo económico, ese que me contó que la inflación en 2018 sería del 10%, ese mismo que me dijo que creceríamos al 3%, ese mismo que me dijo que lloverían las inversiones, ese mismo que me dijo que la financiación estaba asegurada fácilmente por años, y ese mismo que afirmó con arrogante irrespetuosidad que la ortodoxia fiscal era un tema de plateístas. Por favor Presidente, haga lo correcto, anule Renta Financiera hoy mismo, si es necesario, por Decreto y por ahí con dicha decisión, frena al menos el renovado embate contra nuestros bonos soberanos. Cancele el mayor desacierto de su gobierno para lo que ya es una larga, incomprensible, costosísima e innecesaria secuencia de errores que condenaron a la población argentina entre otras cosas, a una licuación devaluatoria histórica y que probablemente sólo nos dará oxígeno hasta las presidenciales del 2019 y eso supone a Batman de nuestro lado.

Un enorme fracaso que se mide en números: 500. En enero 2018 el riesgo país medido por la cotización del CDS a 5 años de Argentina era de 230 puntos. A fuerza de innumerables errores oficialistas, el CDS llegó a un máximo el 4 de septiembre, días antes de la confirmación del acuerdo con el FMI, cotizando por entonces en 835 puntos. Luego, siguió la euforia del acuerdo en donde los CDS colapsaron a 530 puntos el 29 de septiembre. Desde ahí, sin embargo, los mismos han tenido una tendencia invariable hacia la suba, acercándose hoy de manera preocupante a los niveles del 4 de septiembre y eso era sin FMI. Para poner las cosas en perspectiva, en lo que va del año, para Argentina el riesgo país subió 500 puntos.

En el mismo período Turquía lo hizo en 220 puntos y Brasil en 40. Aproximadamente, Argentina subió su riesgo país 12 veces más que Brasil y 2 veces más que Turquía, lo cual refleja a un mercado internacional que castigó brutalmente a la curva de bonos argentinos por debilidades exclusivamente relativas al entorno local a pesar del relato de un gobierno que atribuye este fiasco monumental al contexto internacional. Los múltiples errores del equipo económico del presidente Macri se miden en los contundentes 500 puntos de salto en riesgo país. Lo verdaderamente preocupante es que el mercado borró casi de un plumazo el shock positivo de expectativas que significó la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Con todo respeto señor Presidente: ¿qué estamos haciendo? Su Ministro de Hacienda elogia las bondades del plan económico implementado por él mismo, pero el riesgo país sigue subiendo. Evidentemente existe una sustancial dicotomía entre lo que su Ministro percibe y relata y lo que descuenta Wall Street.

Riesgo político muy cargado en bonos argentinos. Desde el 7 de noviembre, la suba de riesgo país argentino ha sido implacable. Por entonces, el CDS a 5 años cotizaba en 556 puntos cuando hoy lo hace cerca de 730. Si bien es cierto que el contexto internacional para bonos emergentes no ayuda, con un EMBI que sigue peleando el soporte de 104, claramente Wall Street ha comenzado a descontar un sustancial riesgo político que asigna una probabilidad no insignificante a CFK o algún personaje aliado, ganando las presidenciales del 2019. Esto no quiere decir que dicho evento vaya a ocurrir, pero esto no quita que los pibes del Wall Street asignen una probabilidad no trivial a que dicho escenario ex ante, sea factible. Recuerden, Wall Street es una máquina de inventar historias.

La locura argentina en dos númerosArgentina 2019 rinde 3,80%, mientras que Argentina 2020 rinde 9,20%. En números muy rápidos, esta brutal diferencia entre el riesgo país argentino a solo un año demuestra el fenomenal riesgo político que tiene descontada toda la curva argentina. Con Macri como presidente en 2020 tendremos agonía, pero si CFK llegase a ganar, el mercado descuenta infierno, lo cual probablemente sea peor que agonizar, aun cuando en ambos casos terminemos todos en Edén. Lo interesante es que con la cotización de los bonos ya se puede comenzar a inferir cuál es la probabilidad implícita de que CFK sea electa en 2019. Si suponemos una yield corta asociada a CFK post elecciones de 15% y una equivalente asociada a Macri de 7%, la probabilidad que convierte ambos escenarios a la yield actual de 9.20% es de aproximadamente 30%. Podríamos sugerir que Wall Street asigna a CFK una chance actual de 30%. Será clave cómo este número fluctúe al menos hasta las PASO de agosto. Lo irónico de todo esto es que fue el propio equipo económico de Cambiemos el que a fuerza de interminables desaciertos vuelve a darle a CFK una oportunidad electoral. Tremendo 2019 nos espera: si tienen el celular de Batman, llámenlo hoy mismo, no esperen a mañana.

Comentarios12
Julio César Choque
Julio César Choque 25/12/2018 11:00:32

se refiere el autor de la nota a Hipòlito o a Bernardo? Pibe estudie Historia argentina, una coma y cambia todo.

Dart Poen
Dart Poen 18/12/2018 10:03:51

EnFERMO !!!

17/12/2018 07:23:20

Masita los embauco con la renta financiera y generaron un desastre, fingieron al pa�s y quedaron como un gobierno de in�tiles e ignorantes. Fueron cobardes y negligentes. L�stima porque cre�a en ellos.

Emilia Garcia Lopez
Emilia Garcia Lopez 17/12/2018 05:56:38

Cuánto te pagaron para hacer este seudo relato económico???

Fernando Musacchio
Fernando Musacchio 17/12/2018 05:56:19

A este en Fermo solo le preocupa la renta financiera, se nota que la rata debe tener fortunas en leliq, letes, botes mas algunas de las lebac que quedan. Solo hacen loby las ratas para no garpar.

Ricardo Caramelo
Ricardo Caramelo 17/12/2018 04:18:13

No estoy capacitado para entender frases del tipo "el macrismo nos mataria mas lentamente" pq soy un imbécil de 61 años q jamás vió una hecatómbe así made en 3 añitos, querés mas rapidez? El problema no es la velocidad sino la ignominia.

Adrian Cordoba
Adrian Cordoba 17/12/2018 02:15:47

Te felicito Ruben Ardosain, te deseo lo mejor en tu Pontificado.

Daniel Delgado
Daniel Delgado 17/12/2018 12:21:24

¿Y por qué decis "el infierno kirchnerista" si toda la nota es sobre como Macri nos mata lentamente?. No sé, a lo mejor debo leer con más atención, pero me suena a que no tenés argumentos en contra del gobierno anterior.

Walter Marquez
Walter Marquez 17/12/2018 11:23:31

Fermo!!!! que produce para el pais la renta financiera!!!!! Si son todos capitales especulativos que no aportan nada a mover la economia......DEJATE DE JODER!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Capullo, volv�s a ver pero no a mirar. Cristina tiene tantas probabilidades de ser presidente como yo de ser Papa. Lo del desatino de la renta financiera lo comparto, fue el presente griego que Massa le obsequi� al gobierno. �rubenardosain.wordpress.com�

Ver todos los comentarios

Más notas de tu interés

Shopping