Letizia y Juliana, un duelo de estilos marcado por la austeridad

Letizia y Juliana, un duelo de estilos marcado por la austeridad

La reina española y la Primera Dama optaron por prendas sencillas en su primera actividad conjunta. A diferencia de la visita de los Macri a Madrid, la delicada situación económica local parece haber impactado esta vez en la elección de las damas.

Ya lo había advertido la prensa española: pese a tratarse de una visita de estado, la reina Letizia de España no llevaría corona durante los eventos formales a los que asistirá durante su estadía porteña. A un lado y otro del océano se esperaba la reedición del “duelo de estilos” entre su majestad y Juliana Awada, que había tenido su primer round en febrero de 2017 en ocasión de la visita de los Macri a España.

Si en aquella oportunidad la opulencia y el brillo caracterizó el estilismo de ambas, lo lucido hasta ahora por las mujeres parece responder a una necesidad de bajar la pomposidad y la ostentación a tono con los tiempos económicos que vive el país.

Tras un fallido arribo a Buenos Aires, la ex periodista descendió del avión que la trasladó enfundada en un vestido Hugo Boss en verde agua, sin mangas y largo hasta las rodillas, apenas delineado por un cinturón.

Los 20° grados registrados durante la noche del domingo no fueron suficientes para que la monarca acompañase la prenda con un abrigo. Sus accesorios, stilettos y sobre blanco de la casa española Magrit y aros de brillante.

Hoy por la mañana los reyes dieron inicio a la agenda argentina con el depósito de una ofrenda floral en el monumento al general San Martín, en la plaza ubicada en el barrio porteño de Retiro. Letizia optó nuevamente por los colores puros, esta vez con un vestido blanco del fallecido diseñador español Pedro del Hierro sin mangas y falda con vuelo a la rodilla. Complementó con accesorios en color borgoña nuevamente de Magrit.

La prensa española destacó que, en el sobrio look de la reina, se destacaron los pendientes de diamantes y perlas tomados del joyero de la reina Sofía. Letizia habrá viajada sin corona, pero no sin joyas reales.

A media mañana los reyes fueron recibidos por Mauricio Macri y Awada en Casa Rosada. Las mujeres protagonizaron un nuevo “duelo de estilos” en el que coincidieron por su sobriedad. La Primera Dama lució un vestido de mangas largas a la rodilla en azul noche con pequeños lunares en blanco-plateado. Acompañó apenas con stilettos al tono y prescindió, como suele hacerlo, de bijouterie.

La fotografía de ambas distó bastante de aquella tomada en la explanada del Palacio Real en 2017. En esa oportunidad habían coincidido en vestir colores rosa pálidos, con falda a la rodilla y peinados recogidos. Awada, enfundada en un sacón con cuello de piel de su firma de cabecera Ménage à trois, se había arriesgado al llevar stilettos con tachas modelo rockstud de Valentino. A la sofisticación la Primera Dama le había agregado un toque de modernidad y diseño de lujo.

Una gala de corto

La primera jornada de los monarcas españoles en Buenos Aires concluirá con una cena ofrecida por Macri y Awada en la galería del Salón de los Escudos del Centro Cultural Kirchner. Se adelantó que la velada será de semi-gala por lo que se espera que las damas vistan de corto y Letizia no lleve tiara.

De todos modos, la monarca no viajó a Buenos Aires con coronas. Existe una tradición, iniciada por su suegra Sofía, de no llevar este tipo de joyas cuando se trata de visitas a repúblicas. A diferencia de febrero de 2017 donde Letizia se ubicó al lado de Awada con la tiara Flor de Lis, una de las joyas más importantes perteneciente al acervo de la familia real, esta vez será una reina sin corona.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping