El Topolino ya integra la colección del MoMa

El 500, ícono del diseño italiano, fue adquirido por el museo de Nueva York por simbolizar la fusión de forma y función en términos industriales y artísticos contemporáneos.

El modelo icónico de la italianidad sobre ruedas

El modelo icónico de la italianidad sobre ruedas

Emblema de la creatividad y el diseño italiano, el Fiat 500 se convirtió -en coincidencia con el 60º aniversario de su lanzamiento- en una obra de arte por derecho propio. Porque el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa) anunció su incorporación a la colección permanente del centro cultural que honra la belleza contemporánea.

"El Fiat 500 es un ícono que alteró profundamente el diseño y la producción de automóviles", aseguró Martino Stierli, director del The Philip Johnson Chief Curator of Architecture and Design del MoMA. "La inclusión de esta obra maestra sin pretensiones en nuestra colección nos permitirá ampliar la historia del diseño del automóvil tal como la cuenta el museo".

En ese sentido, se destacó que la Berlina ejemplifica, de modo excepcional, cómo la producción industrial puede ser la combinación racional y artística de forma y función y la expresión de que el diseño de vanguardia no está reñido con los objetos y bienes de uso masivo.

El modelo adquirido es un 500 serie F, el más popular de la gama, fabricado entre 1965 y 1972. El "pequeño gran automóvil" de Fiat fue un éxito instantáneo en todo el mundo y los 18 CV de su motor de 499,5 cm3 le permitieron alcanzar una velocidad máxima de 95 km/h. Se fabricaron más de 4 millones de unidades entre 1957 y 1975, considerando desde el Nuevo 500 a finales de los '50 hasta el Sport y luego el D, ambos más potentes, seguidos por el F, que ostenta el récord por número de vehículos producidos, pasando por el L y finalmente el R.

El Fiat 500 no es solo un símbolo de la propiedad de automóviles de masa: con el tiempo, se ha convertido en un ícono de estilo y cultura. Un posicionamiento reafirmado por las cifras: el Fiat 500 es best-seller en Europa, ocupando el primer puesto en 8 países y ubicándose entre los tres primeros en otros 6.