La paradoja del Tennessee Whisky: el más vendido del mundo pero prohibido en su ciudad

La paradoja del Tennessee Whisky: el más vendido del mundo pero prohibido en su ciudad

El whisky americano más vendido del mundo, no se puede vender en su ciudad de origen.

Quizás no sepas nada del whisky de Tennessee, pero seguro que reconoces una botella de Jack Daniel’s. Es que este estado sureño, se resetea y escribe un nuevo capítulo en la historia del whisky americano.

Tennessee fue un líder en la producción whiskies; su tierra, agua y clima son casi perfectos para la elaboración del destilado de cereal. Después de la Guerra Civil, llego a tener cientos de destilerías, pero desafortunadamente –para los que bebemos-, lideró el movimiento seco, censurando la producción de alcohol.

Derogada la Ley Seca en 1933, muchos de los condados de Tennessee permanecieron secos, según sus leyes locales; sin embargo, los tennessianos continuaron haciendo whisky, en las noches a la luz de la luna, escondidos en los Montes Apalaches. A estos whiskies clandestinos se los conoce como los Moonshine.

Las históricas destilería Jack Daniel’s y George Dickel regresaron tras la prohibición, para reconstruir la industria y hoy liderar la revolución de la categoría. Desde el 2009, Tennessee reformo sus leyes y eliminó algunas barreras legales, por esa razón hoy el número de destilerías aumentó a 30.

Sin embargo, lo curioso es que, Lynchburg, es la ciudad del whiskey americano más vendido del mundo: Jack Daniel’s; pero también es, una ciudad seca, es decir, que se puede producir y beber, pero no se puede vender alcohol. Un pequeño pueblo, con un par de semáforos y unos 6000 habitantes; donde no existen los “liquors store” y los supermercados no venden destilados. Claro que los habitantes se las ingenian para comprar más allá de sus límites y beber casa.

La música y el whisky

Visitar las destilerías en Tennessee, es como un viaje al western, donde el aire huele a arce quemado y en el porche de cada casa mece una silla al ritmo del blues o del jazz. Tennessee es conocido por su música, por la hospitalidad de su gente y claro, por su whisky. Es atravesado por el potente rio Mississippi, testigo de luchas raciales y una vieja ruta comercial que transporto miles de barriles de Minneapolis hasta New Orleans.

Memphis es la ciudad más emblemática. Beale Street, es el corazón musical de la ciudad, donde nacieron artistas como Aretha Franklin o Justin Timberlake y comenzaron sus carreras leyendas como Tina Turner, Jerry Lee Lewis, B. B. King y Elvis. Ellos grabaron sus voces en el Sun Studio de la mano de las guitarras Gibson, marca ícono de Nashville, la capital. Sin dudas, son demasiadas las razones para visitar Tennessee y beber su whisky.

¿Cuál es la diferencia entre el whisky Bourbon y un whiskey Tennessee?

Ambos son “American Whiskey” y su receta legal utiliza al menos un 51% de maíz.

El Tennessee Whisky, una vez destilado y antes de colocarse en barricas nuevas de roble carbonizado, debe filtrarse a través de carbón activo de arce, técnica conocida como Lincoln County Process. El carbón actúa en la bebida, eliminando impurezas y suavizando el paladar. La crianza es mínima de 2 años.

Tennessee es una mención de origen, pues toda la producción es en ese Estado; mientras que Bourbon, si bien es un condado en el Estado de Kentucky donde el whisky dio sus primeros pasos, no es una indicación de origen. Es decir que un Bourbon respeta una receta, pero puede elaborarse en cualquier lugar de Estados Unidos; no obstante, en la práctica todos se elaboran en el Estado de Kentucky y ninguno en el Condado de Bourbon.

El “Best Seller” de los Whiskies

Jasper Newton Daniel, o simplemente “Jack”, nació en 1848, en Lynchburg, Tennessee. El menor de 10 hermanos, huérfano de mama desde su nacimiento, supo forjar su destino desde pequeño. Abandono su casa a una edad muy temprana y se estableció con la familia de un ministro luterano: Dan Call.

Dan, además de su actividad espiritual, administraba una tienda y una granja con una pequeña destilería. Un auténtico “multitasking”. Jack, a su lado, aprendió todo sobre los secretos de la destilación. Dan tuvo que elegir entre predicar o hacer whisky, y nunca dudó en venderle a Jack la pequeña destilería.

Mientras que Dan estaba contento de vender su whisky en su tienda, Jack viajo tan lejos como pudo para promocionar su whisky a la región. Cuentan que, a los 21 años, alcanzó su éxito al regresar de un viaje vistiendo el sombrero alto de sembrador, un chaleco de color beige y el saco largo, que luego sería su atuendo insignia.

La icónica etiqueta negra Jack Daniel’s Old No. 7, creada por el propio Jack, es el whisky americano más vendido del mundo. Otras expresiones como Gentleman Jack (filtrado antes y después de la crianza) y el Single Barrel (botellas únicas y numeradas) son opciones delicadas, con sabores profundos a vainilla, toffee y especias dulces que aporta la crianza.

Jack Daniel’s Honey, es un licor mezcla de whisky con miel. Los licores a base de whisky saborizados con miel, hierbas, frutas, y azúcar, son viejas recetas caseras, hoy elaboradas con criterios de calidad y embotellados por grandes marcas, para acercar a los consumidores a la categoría. Se disfrutan solos con hielo, o con limonada, té o ginger ale.

Tennessee Revolution

En 1866, el inmigrante alemán George Augustus Dickel comenzó en una tienda de licores y más tarde, se iniciaría en la destilería Cascade Hollow, donde hasta el día de hoy, continua la producción del whisky George Dickel, otro emblema de Tennessee.

Su portfolio es rico y variado: el “Tennessee Corn Whisky” (receta tradicional con 85% de maíz), el Dickel Black Label Old No. 8 y el Dickel Tan Label Superior No. 12, -los números 8 o 12 son un misterio sin resolver, ya que no se relacionan con la cantidad de años que el whisky es añejado-.

Una rareza es el Tabasco Whisky Barrel Finish, cuya crianza final es de 30 días en barricas que previamente añejaron por 30 años la famosa salsa picante. George Dickel tiene una fuerte vocación por el mercado local, a diferencia de Jack Daniel’s que es el embajador del whisky americano.

Nuevas destilerías como Corsair o Popcorn, y otras tradicionales como Prychard’s, se animan con nuevas expresiones para el whisky en Tennessee, bajo otros parámetros legales. En el futuro veremos whisky cebada malteada, ya los hay 100% de centeno (los gloriosos Rye Whiskey), con crianzas en otros barriles, y más alternativas que diversifican el perfil del whisky del estado que busca conquistar al nuevo consumidor.

Además, en marzo del 2020 se efectiviza el Brexit, por lo que se espera una mayor presencia de whisky escoses en USA y una gran competencia para el whisky americano.

A beber

Pedile a tu bartender favorito un Manhattan o Mint Julep, con un Tennessee Whisky; o simplemente mixealo en casa en vaso largo, lleno de hielo, con tónica, coca o ginger ale.

¿Qué significa Old N° 7?

Varias teorías existen. Que Jack apelo al número 7 de la suerte, o que hizo referencia a un séptimo lote o receta o intento. También pudo haber sido un envió que se perdió y era el envío No. 7.  Pero la más simpática es que Mr. Jack era un hombre mujeriego y entre tantas novias, la N° 7 haría sido la favorita.