Bienal de Escultura: radiografía del evento que moviliza a Chaco

Bienal de Escultura: radiografía del evento que moviliza a Chaco

La ciudad de Resistencia está con capacidad hotelera al 100%. Escultores, artistas, turistas y visitantes se dan cita para una de las bienales más importantes de su tipo a nivel mundial. Cómo se hace una obra en una semana ante la mirada de 400.000 curiosos.

Escultores nacionales e internacionales, estudiantes de Bellas Artes, críticos y artistas se reúnen por estos días en la ciudad de Resistencia, capital de Chaco, donde se desarrolla la Bienal Internacional de Escultura, un evento que está entre los más reconocidos de su tipo a nivel mundial y que la última edición alcanzó una concurrencia cercana a los 400.000 que podría repetirse el sábado, cuando concluya.

El evento principal de la bienal es el concurso de escultores quienes deben realizar en una semana una obra de gran tamaño en hierro y piedra, de acuerdo a la selección del material de este año, bajo el lema “Identidad en movimiento”. En esta oportunidad, con motivo de celebrarse las 30 ediciones, se convocó a algunos de los anteriores ganadores. A Chaco regresaron: Raúl Oscar “El Pájaro” Gómez (Argentina), conocido en el país por realizar la escultura ubicada en la intersección de la avenida Bunge y el mar en Pinamar; León Saavedra Geuer (Bolivia); Piotr Twardowski (Polonia); Tobel (Alemania); Fernando Pinto (Colombia); Thierry Ferreira (Francia) y Qian Sihua (China).

A la vista de todos, entre visitantes que ofrecen mate y curiosos que consultan y observan, los escultores trabajan junto a un mínimo número de colaboradores puestos por los organizadores. Cada espacio de trabajo cuenta con un cartel donde se puede ver un boceto de la pieza que se esta esculpiendo y un pequeño texto donde se fundamenta el diseño. No importa si la temperatura supera los 30 grados en Resistencia como la jornada del miércoles o si baja a 10 grados un día después, los artistas deben tener lista su obra para el sábado cuando al final del día se conozca al gran ganador. 

A la par, otros doce escultores invitados de Argentina y Latinoamérica trabajan en sus obras y estudiantes de Bellas Artes de todo el país participan de la competencia -Desafío “Hierros Líder”, en la cual deben realizar una escultura en madera en 48 horas. Los jóvenes fueron los primeros premiados de la Bienal 2018: Ivana Scherer, Yohana Pedrozo y Francisco Gustavo López de la Universidad Nacional de Misiones se alzaron con el máximo galardón por su escultura “Morfogénesis”.

Una ciudad tomada por el arte

La Bienal de Escultura de Chaco nació en 1988 como un concurso que se realizaba en la plaza central de Resistencia. Con cada edición se amplío la participación tanto de público como artistas. En el medio, los organizadores se conformaron como Fundación Urunday y le dieron forma de bienal, a realizarse cada dos años. En 2006 se trasladó al Parque 2 de Febrero y comenzó su expansión masiva.

En la actualidad, ocupa 10 de las casi 19 hectáreas del parque que desemboca en el paseo costero que mira al Río Negro que atraviesa la ciudad. A la par, se organizan congresos de arte, seminarios, exposiciones de artesanías y escultores, la Academia Nacional de Bellas Artes sesiona en esta ciudad, se organiza una programación de artes escénicas y musicales en diferentes escenarios y este año más de 1000 personas ya escucharon a la bestia pop Marta Minujín repasar parte de su carrera en una conferencia moderada por el curador Daniel Fischer.

Para los lugareños la escultura es parte de su vida diaria: veredas, plazas, edificios públicos y por donde se mire hay obras que alguna vez formaron parte de la bienal. Es decir, todo lo que se realiza durante la semana que dura se queda en Chaco. Se estima que en total son 800 las piezas desparramadas por la ciudad aunque solo hay inventariadas 637.

 

Escultores de la #bienaldelchaco 2018 #identidadenmovimiento #30aniversario #poramoralarte

Una publicación compartida por Bienal Del Chaco (@bienaldelchaco) el

“Los resistencianos estamos apropiados de este lenguaje cultural. Las esculturas son parte de nuestra identidad, no solo para su preservación y cuidado, sino para su apropiación. Resistencia es un museo a cielo abierto”, explica en diálogo con Clase Ejecutiva Mariela Quiros, subsecretaria de Cultura e Identidad Local del municipio.

El gobierno local, al frente del exjefe de Gabinete Jorge Capitanich, planea incorporarlas al patrimonio estatal. Para ello deben realizar un riguroso trabajo de registro e inventario que también deben presentar ante las autoridades de la UNESCO donde buscan que la bienal sea declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En un encuentro con periodistas, el jefe comunal destacó la importancia de la Ley de Mecenazgo provincial, a través de la cual las empresas pueden destinar una parte del dinero que tributan en concepto de ingresos brutos a financiar actividades deportivas y artísticas, de la cual provienen la mayoría de los fondos para llevarlo adelante.

“Se han tenido que elaborar herramientas que promuevan la solidez del evento. Alguna vez se temió por la continuidad de la Bienal de Escultura. Una eventual discontinuidad hubiese sido tremendo. Hoy hay una política de Estado, una sinergia entre provincia, municipio y Fundación Urunday y una capacidad de financiamiento de carácter sustentable. Además, un empoderamiento de carácter popular. La ciudadanía cuida y protege el patrimonio cultural”, afirmó.

El exjefe de Gabinete acaba de mudar su oficina céntrica a otra ubicada en el ingreso al parque donde se organiza la bienal. Ya le puso el ojo al trabajo que esta realizando el uruguayo Diego Santurio, una esfera de hierro que alude a una gota de lluvia al caer, la cual se podrá transitar por dentro: “Ojalá la dejen acá en el parque”.