Escapadas

Un malbec a la luz de las estrellas: esta provincia es ideal para hacer astroturismo

Esta provincia es el sitio ideal para practicar el avistamiento de estrellas: gracias a sus condiciones climáticas y ambientales, por las noches su cielo es un espectáculo digno de ver. Y en el día, las bodegas son una parada obligatoria.

Córdoba es un lugar ideal para hacer escapadas: se puede hacer de todo, incluso, vivir una experiencia de otro planeta, ya que la provincia es el destino ideal para practicar astroturismo.

Esta actividad, que hace años estaba reservada para el ambiente científico, ahora puede ser disfrutada por el público en general con fines recreativos. En este sentido, la docta tiene el primer el primer alojamiento certificado para el turismo de estrellas y ese es el refugio Puesto Pavón, en Capilla del Monte.

El sitio fue nombrado por la prestigiosa organización Starlight como un lugar apto para la observación del firmamento, gracias a su excelente calidad de cielo. Situado en la cara Este del cerro Uritorco, Pavón es un lugar privilegiado que goza de las condiciones suficientes de oscuridad para experimentar un cielo estrellado, tanto así que forma parte de la lista de "Refugios de montaña Starlight", que también abarca otros en Chile y España.

Pero éste no es el único punto de Córdoba para practicar astroturismo: también en el Valle de Calamuchita, hay un sitio que se destaca como el preferido para aquellos que quieren vivir una noche inolvidable en un "hotel de mil estrellas" y ese es el Cerro Champaquí. Sin la contaminación lumínica producida por las ciudades y las zonas habitadas, su cima a 2790 metros de altura ofrece una vista única del cielo en su máximo esplendor.

El recorrido generalmente se realiza con guías especializados y comienza en la quebrada de San Miguel, en la localidad de Villa Yacanto. A medida que avanza la caminata, el sol se va ocultando sobre el cerro y las constelaciones, satélites y objetos celestes comienzan a hacerse visibles. Los sonidos de la fauna nocturna envuelven el ambiente y ese contacto con el suelo y la oscuridad, da una idea precisa de cómo pasaban las noches los pueblos originarios, miles de años atrás.

Es una experiencia ideal para recuperar el asombro por el cielo, algo que en la ciudad no se tiene tan en cuenta porque claro, no se ve de ésta manera. También se destaca la fraternidad que se genera en el momento de estar escuchando leyendas de la mitología griega, mientras se observan nebulosas y cúmulos globulares con los binoculares astronómicos.

Los caminos del vino, el complemento ideal para el astroturismo

Y si por la noche, el mejor plan es éste, durante el día, no hay un programa más atractivo que visitar los Caminos del Vino cordobés. Para ponerle broche de oro a la escapada, nada mejor que visitar la bodega San Ramón. La familia Amorelli, oriunda de Sicilia, Italia fundó esta bodega al pie del Champaquí en 2001 y es su propio dueño, el ex ingeniero químico Ricardo, el encargado de acompañar a los visitantes durante la visitas guiadas y las catas, que son totalmente gratuitas.

Otra parada obligatoria en el Valle de Traslasierra es la bodega Piedra Mora, situada en el viñedo de altura La Campiña, a 1050 metros de altitud, en el paraje Achiras Arriba, San Javier. En el hospedaje se encuentra un emprendimiento vitivinícola de 25 hectáreas que tiene a sus dueños, Elina y José como anfitriones, resaltando la calidez de la experiencia y la calidad de sus vinos con un paisaje privilegiado y atardeceres para disfrutar.

Temas relacionados
Más noticias de escapadas
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.