Salud privada con copago: a qué prepagas afecta y de cuánto es el aumento extra

Clínicas, sanatorios y centros de diagnóstico van a empezar a cobrar un copago a partir de enero de 2022. Cuánto hay que pagar por cada prestación. Y qué empresas de medicina privada lo van a cobrar.

Las prepagas van a cobrar copago a los pacientes a partir del 1 de enero de 2022. La medida también incluye a los usuarios de las obras sociales de Dirección.

A partir del próximo 1 de enero, los prestadores de salud comenzarán a cobrar un copago del 9% de cada prestación a los pacientes de las empresas de medicina prepaga y obras sociales del personal de Dirección.

Así lo anunció la Federación de Prestadores de Salud (FAPS), que justificó la medida en la crítica situación que atraviesa el sector. Según la entidad, los prestadores (incluye hospitales, clínicas, sanatorios, servicios de emergencia médica, geriátricos y otros establecimientos del rubro) trabajan "con ingresos regulados y atrasados respecto a la inflación, lo que genera un desfasaje económico que pone en peligro la sostenibilidad del sistema".

Prepagas con copago: el Gobierno convocó a una reunión para "minimizar el impacto"

Prepagas preocupadas y alertas por la sorpresiva resolución del Gobierno

Obras sociales: el Gobierno le transfirió a los gremios un anticipo récord en lo que va del año

Qué prepagas y obras sociales van a cobrar copagos desde enero

Ante el incremento de costos y la falta de cumplimiento por parte de las prepagas y obras sociales de Dirección, se alega que los prestadores se vieron obligados a buscar una alternativa. ¿La consecuencia? Los afiliados, que hasta el momento no abonaban por los servicios de salud, van a empezar a pagar copagos.

De acuerdo con la FAPS, se recibieron al menos tres comunicaciones de las empresas de medicina prepaga más importante del país en las que admiten que no van a poder afrontar los aumentos previstos en las prestaciones a partir de enero próximo.

Entre las prepagas y obras sociales que comunicaron esa situación están Cemic, Femedica, Galeno, Medife, Swiss Medical, Medicus, Omint, Obra Social Luis Pasteur y OSDE.

Según el comunicado, "surge la necesidad de financiar el pago de salarios, entre otros gastos, a través del cobro de un copago que quedará a cargo de cada paciente de prepagas y obras sociales de dirección".

En tanto, los prestadores abrieron la posibilidad de exigir nuevos copagos a los afiliados del resto de los financiadores del sistema, las obras sindicales sociales y provinciales, para cubrir los costos operativos si no actualizan los valores de las prestaciones.

Hoy, en la Argentina 33 millones de personas integran el sistema de salud privado, un 70% de la población. De esos 33 millones, 6,5 tiene prepagas. Y de los afiliados a las prepagas, 4,5 con corporativos y el resto la contratan de forma independiente.  

Prepagas: por los aumentos, crece la contratación de planes de salud low-cost 

Prepagas: la letra chica de los planes 'low-cost'

Cuáles son los mejores hospitales privados de la Argentina

El Gobierno convocó a las prepagas a una reunión

La ministra de Salud, Carla Vizzotti convocó a una reunión a las empresas prestadoras de salud. 

"Hablé esta mañana con el superintendente de servicios de la Salud y le pedí que arme una reunión este mediodía para abordar el tema y evitar que el impacto de esto llegue a la gente", conto Vizzotti en declaraciones radiales.

Según explicó la funcionaria, las empresas no necesitan autorización del Poder Ejecutivo para aplicar la medida anunciada. Sin embargo, adelantó que desde el gobierno del presidente Alberto Fernández trabajarán para limitar el impacto en los bolsillos de sus afiliados.

La vuelta del copago, por qué la salud privada busca alternativas para salir de la crisis financiera

La vuelta del copago: por qué la salud privada busca alternativas para salir de la crisis financiera

Los costos desregulados no llegan a cubrirse con ingresos regulados, es la máxima que repiten una y otra vez los integrantes del sistema: prestadores -clínicas, sanatorios, centros de diagnóstico- quienes ponen precios a sus prestaciones médica y los financiadores -empresas de medicina prepaga.

Mientras los aumentos de los primeros, tanto operativos como de insumo, fue un de 100% en los últimos dos años, los ingresos solo se incrementaron en casi un 60%. "Hay un gap del 40%", aseguran fuentes del sector en diálogo exclusivo con Apertura.

"En la caso de la Argentina, al 52% de inflación hay que sumarle el 7% de la Inflación Salud", agregan. Se trata de un 'adicional' a la inflación de cada país que aplica al sistema de salud per se, en cualquier parte del mundo: se explica por la velocidad en los descubrimientos que hacen que los costos sean mayores.



Tags relacionados