FERROCARRIL

Por qué Estados Unidos invertirá u$s 66.000 millones en el ferrocarril de carga

Con una participación del 39,9% sobre las mercaderías transportadas en el país, el sector emplea anualmente a más de 261.000 trabajadores

 Las cifras del ferrocarril de carga en los Estados Unidos impactan y por tanto explican la inyección de u$s 66.000 millones que recibirá el sector en el plan de infraestructura del presidente Joe Biden. En 1975 los trenes de carga transportaron 670.000 millones de toneladas por kilómetro, que crecieron a 1.940 millones de toneladas/kilómetro en 2020.

En términos de toneladas por kilómetro, los ferrocarriles mueven anualmente el 39,9% de la carga de Estados Unidos y conectan a las empresas entre sí en todo el país y con los mercados de ultramar. Luego siguen los camiones con el 33,4%, oleoductos (14,3%), barcazas (12%) y el transporte aéreo, con el 0,3%.

Desde el punto de vista ambiental, en 2019, este modo de transporte registró una eficiencia energética de 1.182 kilómetros por litro de combustible por tonelada de carga.

La red ferroviaria de Estados Unidos es la más larga del mundo con 225.308 kilómetros de vías operativas y las líneas están en manos privadas. En total, existen 538 rutas, de las cuales, siete de ellas son de Clase I, que significa que han obtenido ganancias superiores a los u$s 453 millones. Union Pacific Railroad y BNSF Railway son las de mayores dimensiones. Luego siguen Ferrocarril Nacional Canadiense (Canadian National Railway), Ferrocarril Pacífico Canadiense (Canadian Pacific Railway), Transporte de CSX, Kansas City Ferrocarril del Sur y Norfolk Ferrocarril del Sur.

Asimismo, las compañías U.S. Railroad Kansas City Southern, de Estados Unidos, y Canadian National (CN), de Canadá, anunciaron un acuerdo de fusión que apunta a crear el primer tren que conectará Canadá, Estados Unidos y México. De aprobarse, este acuerdo combinará los aproximadamente 32.000 kilómetros de vías de CN a través de Canadá hasta el Golfo de México con la red ferroviaria de 11.000 kilómetros de KCS, que conecta las granjas del Medio Oeste estadounidense con México.

El volumen de carga crecería en un 35% hasta el año 2050

Uno de los secretos que marcan el éxito del sistema es que los ferrocarriles de carga estadounidenses operan en un mercado altamente competitivo y para ello, cada compañía debe ofrecer el mejor servicio y al menor precio. Sin embargo, la ganancia de las compañías viene disminuyendo en las últimas décadas, situación que muestra la intensidad de la competencia a la que se enfrentan y las reducciones de tarifas que los ferrocarriles han trasladado a sus clientes a lo largo de los años.

La colosal inversión propuesta por el gobierno, se basa en un estudio de la Federal Railroad Administration según el cual el volumen de carga crecería en un 35% hasta el año 2050. De ahí que sea necesario semejante aporte de capital para hacer frente unja red que ya muestra claros signos de congestión. Esto es así porque en 2020 se operaron 1.986.911 vagones de carga con una media de 63 toneladas cada uno y 39.214 locomotoras con un recorrido promedio fue de 1.396 km. A su vez, el sistema empleó a 261.773 trabajadores. Esta estructura produjo un ingreso de u$s 102.900 millones por transporte de carga.

"Este acuerdo es la inversión más importante en transporte público en la historia de Estados Unidos y el más relevante en el ferrocarril desde la creación de Amtrak hace 50 años", aseguró Biden desde la Casa Blanca.

Tags relacionados

Comentarios

  • PL

    Park Leloir

    Hace 28 días

    hacen énfasis en q el sistema es privado,acá nos fue pésimo con el sistema privado,vamos a ver cómo nos va con el sistema abierto

    1
    1
    Responder