VÍAS NAVEGABLES

Con duros cuestionamientos renunció un funcionario clave de Transporte

Roberto Milio, dejó su cargo de Director de Operaciones de la subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante. El detonante fue el hundimiento de una draga de la repartición por falta de mantenimiento. También criticó los retrasos en la apertura del canal Magdalena

 Roberto Milio renunció al cargo de director de Operaciones dependiente de la Dirección Nacional de Control de Puertos y Vías Navegables de la subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante.

Hasta aquí, podría decirse que es un funcionario más que deja un cargo en el gobierno.

El asunto toma otra dimensión cuando se recorren los párrafos de la nota en donde comunica su decisión.

De allí surgen duras críticas a la gestión de la subsecretaría a cargo de Leonardo Cabrera, que, a juicio del renunciante, determinó el hundimiento de la Draga 36-C en Villa Constitución "como resultado de la inexistencia de los medios necesarios para mantenerla a resguardo a pesar de los repetidos e incesantes reclamos que en esta materia se han realizado desde la Dirección a mi cargo".

En una enumeración de razones que fundan su decisión Milio señaló:

-La gestión gubernamental en materia de puertos y vías navegables no tiene como prioridad la recuperación de la soberanía nacional. La subsecretaria de Puertos y Vías Navegables se caracterizó durante estos últimos dos años por no impulsar ninguna de las acciones necesarias para recuperar el material flotante y la capacidad operativa de las áreas a su cargo. Muy por el contrario, se dedicó sistemáticamente a impedir la consecución de objetivos esenciales para retomar en forma efectiva el control y el manejo de los servicios de dragado y balizamiento, así como la reducción de los riesgos que en materia ambiental tiene el material de navegación que se encuentra hundido o con riesgo de hundirse en los lechos de los ríos de toda la Nación Argentina.

-No se recupera capacidad operativa, no se planifican objetivos estratégicos, no se priorizan los intereses nacionales y no se dan respuestas concretas a situaciones urgentes e importantes. Esto se advierte, por ejemplo, en situaciones como la draga Mendoza de Mar Del Plata con riesgo de hundimiento y con riesgo de afectación de la operatividad de la base de la Armada. -En octubre de 2021se recuperó el balizador que estaba en manos de la empresa EMEPA después de la rescisión del contrato de la Hidrovía SA y al día de la fecha ese balizador se encuentra operativo por erogaciones realizadas por el sindicato, sin que la subsecretaría haya activado ninguna de las tramitaciones necesarias para sus certificaciones. Hace cinco meses que se encuentra demorado un convenio con la Comisión Administradora del Rio Uruguay con escasa voluntad política de impulsarlo y llevarlo adelante para dotar al balizamiento del rio Uruguay de la operatividad de este balizador, primer buque de bandera nacional operativo en los últimos 15 años.

"Estas cuestiones nos llevan a plantear como representación gremial que claramente el dragado y balizamiento y la recuperación de capacidad operativa por parte del Estado nacional a través de la subsecretaría de Puertos y Vías Navegables no se encuentran dentro de las prioridades de este gobierno y de esta administración", aseguró Millio en su misiva.

Finalmente, Millio destacó que "tampoco se encuentra entre las prioridades de este gobierno la ampliación del dragado hacia el canal Magdalena"

Renuncia al Cargo de Director de Operaciones by Cronista.com on Scribd

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios