Lo que viene

Azerbaiyán, y el exitoso caso de sus corredores logísticos

La iniciativa del Corredor de Transporte Europa-Cáucaso-Asia (TRACECA) se consolida como un puente vital para el comercio entre Europa, el Cáucaso y Asia. El rol clave que juega el ferrocarril.

 María Laura Arano (*)

La República de Azerbaiyán viene trabajando continuamente para aumentar sus oportunidades y así convertirse en un importante centro de transporte de Europa y Asia en la intersección de los corredores de transporte Este-Oeste y Norte-Sur.

Cabe destacar que  Azerbaiyán participa en los proyectos del corredor de transporte "Norte-Sur" y "Este-Oeste". Por ser el principal país líder en todos los proyectos de transporte implementados en la región, le otorga gran importancia a la construcción y reconstrucción de vías férreas de importancia internacional. La construcción del ferrocarril Baku-Tbilisi-Kars (BTQ), es un claro ejemplo de ello y está considerado como uno de los 100 proyectos más grandes del mundo.

En un mundo cada vez más interconectado, la iniciativa del Corredor de Transporte Europa-Cáucaso-Asia (TRACECA) se ha consolidado como un puente vital para el transporte y el comercio entre tres regiones clave: Europa, el Cáucaso y Asia.

Una de las direcciones importantes de la política socioeconómica definida por el Gran Líder es el desarrollo y modernización de la infraestructura de transporte del país de acuerdo con estándares internacionales. También la construcción y ampliación de carreteras dentro de los corredores de transporte Este-Oeste y Norte-Sur, restauración y renovación de la red vial en las regiones, y reconstrucción de pasos fronterizos, construcción del línea ferroviaria Bakú-Tbilisi-Kars. 

A esto se suma la nueva construcción en Bakú de un puerto de comercio marítimo internacional, un moderno astillero, un nuevo complejo aeroportuario en el Aeropuerto Internacional de Bakú que lleva el nombre de Heydar Aliyev, así como aeropuertos en las regiones, la implementación de proyectos como la reconstrucción y ampliación de la pista generó amplias oportunidades para la realización del potencial de transporte del país.

Azerbaiyán ya se ha convertido en un importante centro y corredor de transporte en el sur del Cáucaso, que es importante no solo en la región, sino también en el espacio euroatlántico en su conjunto, como a nivel mundial.

Las medidas definidas sobre la mejora de la legislación de transporte, la renovación técnica y la aplicación de tecnologías modernas se han continuado constantemente durante los últimos años.

La construcción de la línea ferroviaria que conecta Europa y Asia acelera aún más la cooperación regional. Hoy, la actividad del complejo de transporte por carretera tiene como objetivo satisfacer la demanda de servicios de transporte de la economía y la población del país en rápido desarrollo como resultado de la política decidida por su gobierno.

El programa Transport Corridor Europe Causcasus Asía se lanzó en una conferencia en Bruselas en mayo de 1993 que reunió a ministros de comercio y transporte de los ocho países originales de TRACECA (cinco repúblicas de Asia Central y tres repúblicas del Cáucaso). 

En la conferencia, se acordó implementar un programa de asistencia técnica financiado por la Unión Europea para desarrollar un corredor de transporte en un eje oeste-este desde Europa, a través del Mar Negro, del Cáucaso y el Mar Caspio hasta Asia Central y desde su lanzamiento ha promovido la cooperación regional, trabajando en el desarrollo de una ruta de transporte eficiente y sostenible.

En el marco del Programa TRACECA, la Unión Europea proporcionó aproximadamente 20 millones de euros de apoyo a la República de Azerbaiyán con el fin de construir corredores de transporte internacional y formar infraestructura moderna. 

Al mismo tiempo, la Azerbaiyán, en cooperación con organizaciones financieras internacionales, obtuvo un préstamo de u$s 255 millones para la implementación oportuna y de calidad de los proyectos previstos en el Programa TRACECA. En general, el Programa TRACECA es considerado como uno de los programas más importantes y de trascendencia mundial del siglo XXI. BY cubre 54 países, conectando Europa y Asia pasando por los mares Negro y Caspio.

TRACECA ha demostrado su relevancia al conectar a 14 países a lo largo de su corredor, beneficiando a la economía, el comercio y la infraestructura de transporte en la región. Gracias a mejoras significativas en carreteras, ferrocarriles y puertos marítimos, ha logrado agilizar y facilitar el flujo de mercancías, reduciendo los tiempos de tránsito y los costos logísticos.

Una de las principales ventajas de TRACECA es la promoción de la cooperación entre los países miembros. Mediante reuniones, conferencias y proyectos conjuntos, los países involucrados han trabajado para superar desafíos comunes, armonizar las normas y regulaciones del transporte. Esto ha facilitado el comercio transfronterizo fortaleciendo los lazos económicos y comerciales en la región.

La sostenibilidad también es una prioridad para TRACECA. Consciente de los desafíos ambientales actuales, ha implementado medidas para reducir las emisiones contaminantes y mejorar la eficiencia energética en el sector del transporte. Estas acciones contribuyen a la protección del medio ambiente y a la mitigación del cambio climático en la región.

TRACECA se destaca como un motor clave para la conectividad regional y el desarrollo económico en Europa, el Cáucaso y Asia. Además de los beneficios económicos y comerciales, fomenta el intercambio cultural y humano entre las diversas comunidades a lo largo de su ruta, promoviendo la comprensión mutua y el enriquecimiento cultural.

A medida que TRACECA continúa expandiendo su alcance, se espera que más países se unan a esta iniciativa para fortalecer aún más la conectividad y el desarrollo sostenible en la región. El corredor está llamado a desempeñar un protagonismo cada vez más relevante en el comercio internacional y a fomentar la cooperación en la región.

El progreso logrado por TRACECA hasta la fecha destaca la importancia de la colaboración regional y el potencial que tiene para impulsar el crecimiento económico mejorando la calidad de vida en los países involucrados. Esta iniciativa continúa abriendo nuevas oportunidades y fortaleciendo los lazos entre las regiones, promoviendo un futuro próspero y sostenible.

(*) Experta en relaciones internacionales.

Temas relacionados
Más noticias de logística
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.