U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Telcos en Chile, ante una disputa judicial por el espectro radioeléctrico

América Móvil y Telefónica Movistar pelean, junto a otras empresas, por disponer de espacio de aire suficiente para ofrecer los nuevos servicios en 5G

por  EL ECONOMISTA

México
0
Telcos en Chile, ante una disputa judicial por el espectro radioeléctrico

América Móvil, Telefónica y Entel junto con la Corte Suprema de Chile y la Subsecretaría de Telecomunicaciones, entre otros, se encuentran envueltos en una polémica por bandas de espectro radioeléctrico que podría afectar las inversiones y los despliegues de 5G y de Internet de las cosas.

La industria de telecomunicaciones en Chile enfrenta días muy complicados por temas de espectro. Esta es una intrincada historia que empezó a escribirse en 2009 por un mandato judicial que ya desde entonces definió cuánto espectro radioeléctrico como máximo pueden tener los operadores para servicios móviles y todavía puede enredarse más por recientes polémicas sobre las bandas de 700 MHz y de 3.5 GHz, además de judicializar al sector y poner en vilo los despliegues de inversiones para próximas tecnologías como la 5G o el Internet de las cosas (IoT).

"El tema es bastante controvertido, pero también está influido por el cambio de gobierno y de criterio. Sumado a ello, un fallo de la Corte Suprema que da espacio a que el regulador aplique opciones, lo que pone más incertidumbre al asunto, toda vez que la autoridad no ha sido clara sobre cómo y qué es lo que hará", señaló Pedro Huichalaf Roa, el regulador de las telecomunicaciones en Chile entre 2014 y 2016.

Los actores principales son los operadores Claro, Entel, Movistar, VTR y Wom, más la GSMA y la ASIET como cámaras industriales que también sostienen sus posiciones, adempás de la Corte Suprema de Chile, la Subsecretaría de Telecomunicaciones, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia y la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile, entre otros.

La pelea por el espectro

Por un lado está la trama del espectro de 700 MHz y su licitación del año 2013, de la que la Corte Suprema chilena resolvió el 26 de junio pasado que los operadores incurrieron en un acaparamiento indebido de frecuencias y por tanto les ordenó la devolución de señales, una resolución que llegó cuatro años después de juicios entre la industria y la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile o Conadecus como parte acusadora; y también llegó a cuatro años de iniciadas las inversiones en esa banda para despliegues de redes 4G por parte de las extranjeras Claro y Movistar y de la local Entel.

El asunto toma ahora otro matiz por el interés de Wom, el cuarto protagonista del mercado telecom chileno, de querer ir por los 20 MHz reservados de esa banda para reforzar su propia 4G y, potencialmente, para hacerse con el contrato para desarrollar una red gubernamental nacional de servicios de emergencias sobre el mismo espectro de 700.

En el caso de las frecuencias de 3.5 GHz, la Subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile o Subtel el regulador sectorial, ordenó hace dos meses el "congelamiento" de ese espectro para servicios comerciales en tanto se definen nuevas políticas para su explotación en futuros servicios 5G y por un supuesto uso ineficiente de sus actuales tenedores comerciales, entre ellos Claro, Entel y Movistar que cuentan con señales nacionales de esa banda y de los que sus primeros títulos de concesión fueron entregados entre 2001 y 2005 a esos y otros operadores.

Las telefónicas cuestionan la suspensión porque ya habían comenzado a configurar productos inalámbricos fijos sobre esa banda. Los operadores recurrieron a los tribunales para echar abajo la decisión de la Subtel. Aunque se cuidaron de defender sus intereses poniendo obstáculos a Wom para que ingrese en la pugna legal por esa banda.

Gran parte de lo que ocurre con la industria y la tenencia de espectro en territorio chileno tiene que ver con una ordenanza de la Corte Suprema de Chile, que desde 2009 estableció que los límites de tenencia espectral o "caps" por concesionario deberían ser de 60 MHz de frecuencias, entre todas las señales que tuvieran en su poder.

Esta determinación judicial puso en aprietos a los operadores que requieren de espectro adicional para sostener productos de calidad y para pensar en el despliegue de innovaciones. Y también metió en un atolladero a la Subtel, que no había visto en sus 41 años de vida un dilema de este calado.

Si bien la actual dirigencia de la Subtel se mantiene ahora a la defensiva con un discurso soportado en ideas sobre uso eficiente de espectro y califica de "lobby" a las acciones de las telefónicas y los organismos del sector contra el congelamiento de la 3.5 GHz, se muestra dispuesta a llevar a consulta el tema de la ampliación de los caps con la ayuda del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

De lograrse esta iniciativa, las telefónicas en Chile se verían menos presionadas por el tema de su tenencia espectral.

"Sobre el límite de los 60 MHz, la Corte dijo que es posible modificarlo por el TDLC y a solicitud de Subtel en consulta voluntaria. La Subtel ha dicho que hará la consulta, pero hasta el día de hoy no ha hecho nada formal y eso que el fallo de la Corte Suprema lleva ya un par de meses", cuenta Pedro Huichalaf.

"Esto es relevante, porque si se establece un límite bajo, cuando se licite para 5G habría empresas con el límite completo y para postularse deberían devolver espectro anterior, generándose más inconvenientes para participar. Y como es un proceso abierto ante el TDLC existirán actores con múltiples intereses contrapuestos presentes, lo que hace más lento el proceso. Si el regulador concurre ahora, podría resolverse a principios o mediados 2020. Ir al TDLC para subir límites es el único camino que estableció la Corte", expuso Huichalaf, ex jefe en la Subtel.

Según un informe de la Conadecus, en la que basó parte de su acusación contra el acaparamiento de los operadores tras la subasta de la 700 MHz, Claro y Movistar cuentan con 115 Megahertz y Entel con 150, mientras que los competidores VTR y Wom juntan 30 y 60 MHz, cifras que demostrarían que las tres primeras marcas rebasan sobradamente los límites de tenencia espectral.

Mientras Entel, Claro y Movistar ya tuvieron que informar a la Subtel cuánto y de qué espectro devolverían al Estado chileno en compensación por su comportamiento en la licitación de la banda de 700 MHz, pues el tribunal dijo que sobre este caso en particular, estos tres concesionarios debían regresar la misma cantidad de espectro ganado: 20 MHz Movistar y Claro, cada uno, y 30 MHz de Entel.

Sebastián Piñera está de regreso al poder en Chile y la industria teme que no recomponga a tiempo los aprietos en los que está metido el sector en temas de espectro y que todo ello pueda retrasar el arranque en el país de las innovaciones que en otros mercados ya empiezan a advertirse y cuando Chile históricamente ha sido puntero en todo lo que significa tecnologías de la información y las comunicaciones.

"Uno de los problemas de esta administración, es que la autoridad designada para la Subtel ha cambiado la forma en que tradicionalmente se ha realizado la política pública de mediano y largo plazo en telecomunicaciones que nos ha garantizado seriedad y liderazgo. En menos de 100 días del gobierno de Piñera teníamos ya este conflicto y eso no es bueno; la solución pasa por el dialogo, recomponer la confianza de todos los sectores y establecer una planificación clara, así como volver atrás con el congelamiento (de la 3.5 GHz) y que se establezcan otras propuestas para su uso eficiente. Con estas condiciones dudo que Chile tenga licitado la 5G al terminar el gobierno de Piñera o si ocurre, cómo habría despliegue por los tiempos para hacer operativas las redes", según Huichalaf

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés