U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Cinco cosas que hay que saber sobre el nuevo TPP-11

Entre la negociación original, cuando Estados Unidos aún integraba el pacto comercial, y la nueva hoja de trabajo existen pocas diferencias, aunque algunas son de mucho impacto

por  EL ECONOMISTA

México
0
Cinco cosas que hay que saber sobre el nuevo TPP-11

El pacto comercial trasnacional TPP-11, resultado de la negativa a dejar morir el proyecto del TPP original tras la salida de Estados Unidos del acuerdo, será firmado por fin el próximo 8 de marzo en Chile. "No cambiaremos la fecha", dijo Toshimitsu Motegi, ministro de Economía de Japón, al anunciar el término de las negociaciones entre los representantes de Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, el martes pasado en Tokio.

La reformulación del acuerdo comercial por los 11 países restantes pareciera guardar el lugar a Estados Unidos, esperando que Donald Trump reconsidere su postura, o que cambie el ocupante de la Casa Blanca por otro con una posición proclive al libre mercado. El Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP o TPP-11) es esencialmente el mismo que el acuerdo original diseñado cuando Estados Unidos formaba parte aún del TPP. No obstante, hay algunas diferencias sustanciales, entre ellas, éstas:

1. El mayor acuerdo comerical regional de la historia se encoge

Las economías de los otrora 12 países reunidos en torno al TPP sumaban 28 billones de dólares, que representaban 37,4% del PIB global y 25,9% del comercio mundial, en un mercado de 800 millones de personas. Con la salida de Estados Unidos, estas cifras sufren una contracción drástica: las economías de las naciones del TPP-11 reúnen 14% del PBI mundial y 15% del comercio mundial, reuniendo una población de 500 millones de personas.

2. Cambian las reglas para la ratificación del acuerdo

La reedición obligada del acuerdo reduce la barrera para que el TPP-11 entre en vigencia. El TPP requería 85% del PBI combinado para ser ratificado. De facto, esto significaba que bastaba con que Estados Unidos, que representaba 60% del PBI del TPP, lograra consenso con algunos países del acuerdo para lograr echarlo a andar. El TPP-11, por otro lado, contempla como suficiente que seis de los 11 países miembros firmen para que sea ratificado, entrando en vigor 60 días después de ser signado.

3. Agenda del gobierno de Obama en el TPP original, en suspenso

El acuerdo TPP-11 tiene el mismo contenido ya negociado en el TPP. La diferencia estriba en que en esta reedición, los ministros de Comercio de los países del TPP-11 llegaron a un acuerdo en noviembre de 2017 para suspender 20 artículos del acuerdo el acuerdo original consta de más de 1000 artículos, que formaban parte del paquete de disposiciones que la administración de Barack Obama tenía como prioritarias en las negociaciones del TPP original. Los 11 miembros del nuevo acuerdo comercial dejaron abierta la opción a que los artículos suspendidos entren nuevamente a discusión en el caso de que Washington decida regresar al acuerdo.

4. Puntos sobre propiedad intelectual e industrial deberán esperar

Los artículos suspendidos por consenso de los países miembros del TPP-11 están relacionados con la inversión, la propiedad intelectual y los productos farmacéuticos. Diez de estos artículos tratan sobre derechos de autor, patentes, medidas de protección digitales de propiedad intelectual, obligación de proveedores de servicios de Internet para evitar piratería de contenidos protegidos. Estos puntos fueron objeto de controversia por parte de grupos de defensores de derechos digitales, que consideraban que beneficiaban directamente a empresas, en detrimento de libertades ciudadanas tales como la libre expresión y el acceso a la información.

5. Suspensiones afectan al capítulo de inversiones del acuerdo

Los alcances del mecanismo Investor-State Dispute Settlement (Solución de Controversias Inversionista-Estado) se acotaron en el TPP-11. Las empresas ya no podrán demandar a los gobiernos con éxito por medidas relacionadas con la educación pública, la salud y otros servicios sociales, que consideren que infrinjan los contratos de inversión.

Las suspensiones en el Capítulo de Inversiones significarán que ya no se permiten los reclamos en relación con los contratos de inversión y aprobaciones (llamados "acuerdos de inversión" y "autorizaciones de inversión" en el TPP). Esto significa que bajo el TPP-11 las compañías privadas que firman un contrato de inversión con los gobiernos nacionales no podrán usar cláusulas del mecanismo de solución de controversias si existe una disputa sobre ese contrato.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar