Cómo es el negocio "seco" que deja $ 26M: se entra barato y con pocos empleados

ItaMaría, emprendedores que lograron pasar de franquiciados a franquiciantes

Mariana Levit Luchesi y Victor Ezequiel Rodríguez Pereyra llegaron al negocio de las placas antihumedad a través de una franquicia con la que abrieron dos sucursales.

De a poco se dieron cuenta que, cuando ingresaban a un domicilio, los clientes requerían mucho más que placas y comenzaron a ofrecer todo tipo de servicios para el mantenimiento hogareño, pintura, electricidad, plomería, herrería, albañilería, lo que dio lugar al nacimiento de la constructora El Muro.

Al finalizar los contratos de franquicias se vieron en la obligación de montar una fábrica de placas que ya se mudó dos veces porque cada vez producen más y requieren más espacio. La premisa fue hacer un producto de calidad inigualable.

Hoy cuentan con la fábrica de placas, una fábrica de pintura, los dos locales de venta al público de placas Itamaría y la constructora con presencia en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos.

"Este año comenzamos el desarrollo de las franquicias porque sabemos lo que ofrecemos, un negocio inmejorable. Un local fácil de armar, poco personal, stock de productos no perecederos y mucha rentabilidad real", señalan.

Fee de ingreso: u$s 6000

Recupero de la inversión: 12 meses

Facturación anual por local: desde $ 26 millones

Cantidad de empleados: 4

Canon de publicidad: 2% de las ventas

Contacto: Lic. Pablo Cappa al 11-3058-0110  

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios