Apelan a la nostalgia para expandirse y vender sus productos fuera de temporada

La marca de alfajores Amalfi lanzará su propia tienda online. Buscan llegar al habitué de Villa Gesell durante todo el año

Salir de la zona de la costa atlántica y desestacionalizar sus ventas. Con estas dos ideas como base la tradicional marca de alfajores de Villa Gesell Amalfi se prepara para lanzar su propio e-commerce. Y aunque el objetivo es llegar a todo el país, en una primera etapa cubrirían el área metropolitana de Buenos Aires y Rosario.

"Apuntamos a hacer una publicidad más directa y apelar a la nostalgia para los que van a Gesell. Tenemos un consumidor muy fiel y sabemos que van a apreciar la posibilidad de tener Amalfi en la puerta de la casa", explica Alejandro Ponasso, director de empresa que ya tiene 58 años de vida.

La tienda online estaría lista para lanzarse en noviembre, justo antes del inicio de la temporada. Y durante el verano realizarán acciones para que los turistas se lleven a sus hogares la idea de que pueden adquirir los productos de Amalfi por Internet.

Nostalgia

"Queremos que el fue a Gesell en diciembre, después se acuerde de que puede comprar el alfajor que le gusta donde sea que vive y disfrutarlo el resto del año", dice Ponasso.

Con la incorporación del canal online la empresa apunta a no depender tanto del turismo. Es que la experiencia de la pandemia y fenómenos a veces impredecibles -como la presencia de una familia de pumas durante las vacaciones de invierno- alteran en forma significativa el panorama.

Ya a mediados de la primera década de este siglo la marca había hecho un primer intento de desestacionalización con la apertura de franquicias. Amalfi llegó a tener dos locales en la ciudad de Buenos Aires (en Belgrano y el Microcentro) y estaba todo listo para la apertura de un tercero. Sin embargo, el plan de expansión no prosperó y ambas ubicaciones terminaron cerrando sus puertas.

Falta de experiencia

"Pecamos de inexpertos. La cafetería de Belgrano era nuestra y elegimos mal la ubicación. El corredor de Federico Lacroze no era lo que es ahora y el público no llegó. Por eso, decidimos dejar en pausa la expansión con franquicias y concentrarnos en otras cosas", señala.

La planta elaboradora de la marca se encuentra en la entrada de Villa Gesell

El foco, pasó entonces a reforzar su cafetería emblema de avenida 3 y 108, en pleno centro de Gesell. La idea era cambiar la experiencia de compra y hacer que el consumo fuera más habitual. Durante años, los locales de la marca solo tenían despacho de productos envasados y su fuerte era la venta de productos que los turistas llevaban a sus hogares en el viaje de regreso.

Además, relanzaron algunas líneas de productos, como los de chocolatería, e incorporaron bombones con rellenos de sabores menos tradicionales y con un acabado más moderno.

"Quisimos que nuestro consumidor tuviera una experiencia más parecida a la que ofrecen otros alfajoreros. Y cuando lanzamos la propuesta de cafetería fue algo novedoso en Gesell. Nosotros ahí tenemos un cliente muy fiel", cierra.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios