Innovación

Estas 4 fintech argentinas arrancaron como pymes y ahora quieren "comerse" el mercado

Dinamizaron uno de los sectores más tradicionales y menos permeables a los cambios: el bancario. Ahora llegó el momento de demostrar que la innovación no ha terminado. Cuáles son los proyectos de las pymes dedicadas a la tecnología financiera para dar pelea a los jugadores más grandes

La proliferación de los medios digitales de pago y los canales online para adquisición de productos y servicios han puesto de relieve cómo la innovación y la transformación del sector bancario era sumamente necesaria. Las soluciones flexibles y la atención personalizada eran exigidas por los usuarios. Pero fue la llegada del Covid quien terminó impulsando la presencia de las fintech.

Pasado ya el período de aislamiento obligatorio estas empresas continúan proliferando y afianzándose sumando, mes a mes, productos y servicios financieros innovadores, apalancados por la tecnología.

Según la Cámara Argentina de Fintech en nuestro país hay, aproximadamente, 305 fintech, número que se triplicó en los últimos tres años. Estas compañías pertenecen a diversos verticales como pagos digitales, préstamos, inversiones, seguros, financiamiento colectivo, blockchain y criptoactivos.

En el último semestre se pasó de 14 a 20 millones de cuentas virtuales y se alcanzaron más de 5 millones de cuentas de inversión en el mercado de capitales, por $ 38.000 millones.

"Somos generadores de empleo de calidad. Registramos una tasa de crecimiento interanual de empleo directo del 40%, desde 2017. Hoy trabajan en estas empresas más de 16.000 personas y la proyección es llegar a los 20.000 hacia fin de año", estima Ignacio Plaza, presidente de la Cámara Argentina de Fintech.

Por su parte Miguel Ángel Pesce, presidente del BCRA., destacó durante una webinar del sector, el rol que tienen estas empresas en el sistema financiero argentino. "Creo que trajeron dinamismo a un sistema que no lo tenía necesariamente, y los bancos se han puesto a trabajar para estar a tono con esta dinámica". Además explicó que según las propias estadísticas del Banco Central, a fines de 2019, solo el 7% de la población tenía al menos una cuenta virtual y el 6% una cuenta bancaria más una cuenta virtual. A fines de 2020, esos porcentajes habían aumentado al 22% y 24% respectivamente.

Para Tomás Mindlin, CEO de Tap, la fuerte digitalización que se viene observando en los últimos años a nivel mundial, sumado a las restricciones y cambios sucedidos a partir de la pandemia, provocaron que 2021 sea un año de gran evolución para este sector. "Las billeteras virtuales fuimos protagonistas de un crecimiento imparable. A Tap, en promedio, se suman 31 usuarios por hora y sextuplicamos nuestra base de usuarios registrados en menos de seis meses. Links de pago, pagos con QR, envíos de dinero, pagos por WhatsApp, entre otros servicios, afloraron en forma exponencial. Para poner en contexto, en el país existen unas 30 billeteras digitales con alrededor de ocho millones de usuarios, según un informe reciente de la Cámara Argentina Fintech", detalla.

Kevin Litvin

Ser Tappero

Tomás Mindlin y Kevin Litvin, comenzaron a observar lo que pasaba en el sector financiero europeo. "Veíamos que era más fácil operar y que las soluciones financieras podían resolverse desde el celular. En 2019 decidimos traer estas soluciones a América latina. Así nació Tap, una billetera virtual que persigue un objetivo principal: hacerle la vida más fácil tanto a los comerciantes como a los usuarios. Ese mismo año se sumaron a nuestro emprendimiento Bruno Cortinovis, como responsable de marketing, y Nicolás Andriano, ambos son cofundadores", resume Mindlin.

Hoy Tap está conformado por 65 personas y proyectan terminar el año con alrededor de 100 Tapperos.

Con esta billetera virtual se pueden pagar hasta 6000 servicios y obtener descuentos y beneficios hasta del 40%. "Superamos los 150.000 usuarios y esperamos cerrar este añ con 10.000 comercios adheridos. Pero fundamentalmente pretendemos formar parte activa de un ecosistema que cambie radicalmente el sistema de pagos argentino, que hoy por hoy aún recurre en un 75% al efectivo", dice con entusiasmo el CEO de esta firma.

Cuando llega el momento de hablar sobre las dificultades que atravesaron el fundador de Tap reconoce que la competencia aguerrida es el principal reto. "Pero no nos desalienta. Sabemos que las oportunidades en el sector son enormes y estamos confiados en que vamos por un buen camino", asegura.

Y se vienen tiempos más desafiantes. "A partir de noviembre todos los QR emitidos por cualquier fintech o billetera van a ser legibles por el resto. Esto abre completamente el abanico de posibilidades, ya que ni los comercios ni los usuarios van a tener que trabajar con sistemas cerrados, les alcanzará con tener una sola solución abierta. Ese será el momento en el que todos los jugadores vamos a competir para generar el mejor producto, siempre teniendo en cuenta que el costo para el usuario o el comercio de pasar a manejarse con otro servicio, es casi nulo", anticipa Litvin, COO de Tap.

Entre sus novedades, este mes Tap lanzó su tarjeta prepaga Visa, en versiones virtual y física. Dentro de los principales proyectos se destaca sumar otras funciones como la compra/venta de dólares, créditos de fácil acceso, productos de inversión a través de alianzas con proveedores externos y seguros.

Mientras que, para comercios, además de su propuesta de fidelización y pagos con QR, quieren volverse una solución integral, potenciando sus sistemas de CRM y gestión. "Queremos hacerles la vida más fácil también a los comerciantes para que puedan planificar mejor su negocio, darles herramientas de cobro a través del link de pago y trabajar juntos para que puedan sumar nuevos usuarios", agrega el CEO de Tap.

Según él todas estas nuevas funcionalidades les permitirán llegar a los 250.000 usuarios hacia fin de año. "Nuestro objetivo es continuar impulsando nuestra presencia en Argentina para, luego, avanzar hacia una expansión regional", adelanta.

¿Me prestás?

El principal objetivo de Alprestamo es conectar a las personas que buscan un servicio financiero con empresas que están dispuesta a satisfacer esa necesidad. Es un modelo gratuito para los usuarios, mientras que las compañías pagan si tienen éxito en su operación. Además, los usuarios de esta fintech pueden comparar entre diferentes ofertas.

Alprestamo nació a fines de 2017 en Argentina. El año pasado inició su operación en Uruguay y España, y en 2021 desembarcó en México. "Tenemos una tasa de crecimiento del 400% anual desde 2018, tanto en facturación como en cantidad de usuarios. Proyectamos cerrar el año con dos millones de clientes a nivel global y con una facturación cercana a las u$s 4.000.000 entre los cuatro países", cuenta Pablo Blanco, CFO de Alprestamo.

En esta fintech trabajan 20 personas, la mayoría de ellos están ubicados en la Argentina. Para los próximo dos años el crecimiento estimado es del 300% anual. "Como operamos en varios países tenemos una estabilidad de ingresos basada en la diversificación. Cada uno de estos mercados vive realidades muy diferentes. En el mercado argentino nos encontramos con muy bajos niveles de ratio préstamo a las familias sobre PBI, cercano al 10%. En el resto del continente en promedio ronda el 80%. Las altas tasas de interés, un nivel de mora creciente y la inseguridad laboral, son tres factores que enfrían la demanda. La otra cara de esta moneda es la oportunidad que ofrece un mercado con un gran potencial de crecimiento, si lo comparamos con el resto del continente", explica Blanco.

Esta firma lanzó, en 2021, un nuevo modelo multiproducto, es decir que a los créditos sumaron otros servicios financieros. "Esto nos obligó a implementar un nuevo core system que realizamos con desarrollo propio. También implementamos nuestra nueva versión del motor de base de datos, que nos permite tener una mayor capacidad de explotación y modelización de información. Y, en el último trimestre de este año vamos a implementar paneles de información tanto para las personas como para nuestras entidades afiliadas. Allí los usuarios podrán ver su historia, su scoring y ofertas personalizadas; mientras que las empresas tendrán un tablero analítico que les permitirá tomar mejores decisiones para la generación de cartera. Por último, el año que viene lanzaremos nuestra aplicación", cuenta el CFO de Alprestamo.

Además, se destacan otros proyectos tecnológicos de esta empresa como el desarrollo de un laboratorio de Data Analytics y del Help Desk con Inteligencia Artificial. "También desarrollamos un blog con notas en nuestro sitio porque creemos que la educación financiera es fundamental. Todos queremos hacernos dueños de nuestras finanzas, pero para lograrlo tenemos que poder comparar, decidir y elegir qué hacemos con nuestro dinero", reflexiona Blanco.

Federico Bär

Chanchito virtual

invuelto nació a fines de 2018 como una idea de dos hermanos: Alejandro y Federico Bär. Aunque ellos no sabían nada de tecnología pero que tenían un claro objetivo: crear una herramienta tecnológica que reemplazara la vieja alcancía. Hoy más de 16000 usuarios tienen su alcancía dentro de esta plataforma.

"Este año fue increíble. Cerramos nuestra primera ronda de inversión y terminamos de desarrollar ‘vueltos' que permite a los usuarios ahorrar el cambio chico cuando realizan una compra. Con este producto miles de personas podrán acrecentar sus ahorros con el vuelto de sus compras diarias", señala Alejandro Bär, fundador y CEO de invuelto.com.

Según cuenta Bär, en 2021 su empresa trabajó, principalmente, en el desarrollo de un set de herramientas para integración con comercios que quieran utilizar su solución para pagos en efectivo. Además, agregaron un sistema de niveles para motivar, educar y premiar a los ahorristas. También incorporaron la posibilidad de ahorrar en criptomonedas con LemonCash. "Esperamos, hacia fin de este año, integrarnos con algunos jugadores importantes de la industria retail. Y estamos trabajando en integraciones de servicios para que nuestros usuarios puedan administran con mayor facilidad su alcancía. Al mismo tiempo, siempre incorporamos mejoras en la seguridad de la plataforma", revela.

Una regulación acorde, acompañamiento de las autoridades de control y apoyo institucional es lo que Bär reclama para que su sector de ahorros gane impulso. "En otros países hay ejemplos increíbles de cómo este tipo de herramientas cambian la vida de las personas, educándolas e incluyéndolas financieramente. Siempre se ayudan a empresas de pagos, créditos y seguros, pero el vertical de ahorro ni siquiera se nombra", destaca.

Francisco Chaves del Valle

Nacer en pandemia

BKR es una fintech argentina que nació con el objetivo de simplificar la forma en la que las personas manejan y se vinculan con su dinero. A través de su billetera virtual gratuita BKR App permite a sus usuarios enviar o recibir dinero desde sus teléfonos celulares, utilizando el saldo en la cuenta virtual, sin costos asociados de apertura, permanencia ni operación. Los usuarios también pueden solicitar una tarjeta BKR Mastercard prepaga internacional.

La primera línea de código de BKR empezó a escribirse en mayo de 2018. Pasaron dos años de desarrollo, inversión, puesta a punto y conformación del equipo para que la billetera esté lista.

En mayo de este año cumplió su primer aniversario. Hoy la compañía tiene 60 empleados, más de 300.000 descargas y 100.000 usuarios activos en su aplicación. En ese mismo lapso, los comercios adheridos pasaron de 150, cuando se lanzó la billetera, a más de 1000 que reciben hoy pagos y usan los servicios de BKR. Todo este crecimiento ocurrió en medio de la pandemia. "Lanzar una iniciativa en medio de ese contexto requirió de audacia y un gran aprendizaje", reconoce Francisco Chaves del Valle, gerente de Relaciones Institucionales de BKR.

Sobre las dificultades que atraviesan desde su sector, Chaves Del Valle visualiza varias. Entre ellas destaca conseguir el capital humano idóneo, no sólo por la demanda que hay desde el exterior, sino también por las contrataciones y la complejidad de compartir la cultura corporativa trabajando de forma remota. "A este inconveniente se suma la incertidumbre de cómo actuarán los organismos de regulación. Esto incide en los planes a largo plazo", destaca.

El proyecto de BKR es continuar mejorando la experiencia de uso y la atención al cliente. "Creemos que, a comienzos de 2022 tendremos varias actualizaciones dentro de la app. Además, queremos continuar incorporando empresas para ofrecer el pago de facturas y servicios; y seguiremos con el desarrollo de interoperabilidad. Por último, queremos incorporar nuevas alianzas con otras empresas para poder potenciarnos", anticipa el ejecutivo de esta fintech.

Antes de finalizar Chaves Del Valle reflexiona: "En el mundo hay casi 8 billones de personas y más de 3,5, no tienen acceso a servicios financieros. Ese fenómeno se acentúa en Asia, Sudamérica y África. Desde esta industria estamos trabajando para generar más oportunidades. Es entendible que la banca tradicional haya segmentado que tipo de usuarios querían atender, la revolución fintech implica que si tenés un teléfono con conexión, podés ser nuestro cliente".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios