Mercado laboral

Sueldos ejecutivos: volverán a perder contra la inflación en 2022

Pese a que las empresas revisarán tres veces, y ya no dos, sus aumentos en el año, los salarios de su personal fuer ade convenio quedará muy por debajo de la suba del índice de precios. Qué incrementos proyectan dar. Cuáles son los sectores que mejor pagarán

Los sueldos del personal fuera de convenio de las empresas volverán a perder contra la inflación en 2022, pese a que las compañías revisan cada vez más las pautas salariales en distintos momentos del año, en línea con la reapertura de las paritarias de diferentes industrias. 

Según un relevamiento de la consultora de recursos humanos Mercer -en el que participaron casi 400 organizaciones de diversos sectores-, las empresas proyectan un aumento salarial del 49,9% para este año, en un escenario de inflación esperada en sus presupuestos del 57% anual, cifra conservadora en comparación con el piso de 60% que, hoy día, proyectan las consultoras económicas.

Estrés, alta carga laboral y pocas horas de sueño: cómo se sienten los líderes empresarios

Día del Trabajador: cada vez más argentinos quieren cambiar de empleo

En un contexto de incertidumbre macro, un tercio de las empresas ya actualiza los sueldos tres veces al año. Así, al 25% de aumento promedio que otorgaron en el primer semestre, se espera que haya dos revisiones más sobre el restante 25% que proyectan dar.

"Por primera vez, el otorgamiento de tres incrementos anuales pasa a ser más prevalente respecto del ofrecimiento de dos incrementos en el año, la práctica más frecuente hasta hace unos meses", explica Ivana Thornton, directora de Career para la Argentina, Uruguay y Paraguay de Mercer.

En ese sentido, la ejecutiva aclara que las organizaciones presupuestan incrementos que luego se modifican en función de la evolución de la inflación. "El porcentaje que se esboza nunca termina siendo el que se otorga finalmente, debido al ajuste que se realiza por la imprevisibilidad del contexto", comenta.

2022, Otro año de pérdida

No obstante, pese a la revisión cuatrimestral, el escenario de pérdida de poder adquisitivo se repetiría en 2022, tras un 2021 en el que los sueldos ejecutivos perdieron la carrera contra la suba de los precios. 

Aumento de los salarios en función de la evolución de la inflación, en el período 2018-2022. Fuente: Mercer.

El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) -que lleva adelante el Banco Central con información de consultoras, bancos y entidades que pronostican los principales indicadores de la economía- calcula un 65,1% de inflación al término de 2022. De cumplirse la expectativa, los aumentos salariales quedarían, otra vez, por debajo de la suba de precios anual, con 15 puntos porcentuales de diferencia.

El año pasado, las empresas actualizaron los salarios a personal fuera de convenio, en promedio, un 46,3%, mientras que la inflación anual se ubicó en 50,9%, informó el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec). Con excepción de 2020, que rompió la regla, 2019 y 2018 también fueron años en los que los salarios perdieron.

"La inflación supera los incrementos salariales, una situación que se refleja desde hace tiempo. Hubo años en los que esta brecha fue más grande y otros en los que se achicó. Pero, en general, los salarios corren, en promedio, por detrás", dice Marcela Angeli, directora de Talent & Rewards de WTW.

Los aumentos salariales quedarían, otra vez, por debajo de la suba de precios anual, con 15 puntos de diferencia.

"Cuando la inflación se acelera promediando la mitad del año, como sucede actualmente, las paritarias que se cerraron tienden a quedarse cortas si ese ritmo no se aplaca en el corto plazo. La expectativa inflacionaria, que se instaló por efecto de la disparada de los precios de los alimentos, hace que resulte muy complejo para muchos sectores adecuarse a una pauta de ajuste salarial cercana al 60%. Si no le logra enfriar rápido este nivel, será difícil sostener el poder adquisitivo y tendremos otro año en el que los salarios perderán contra la inflación", analiza Maximiliano Schellhas, director general de Staffing de Randstad Argentina.

En cuanto a los incrementos por industria, se repetiría la tendencia de los últimos dos años, acorde a la performance de los sectores. Los rubros que crecieron con la pandemia y obtuvieron mejores resultados de negocio se encuentran en condiciones de ofrecer mayores remuneraciones, entre ellos, fintech, servicios financieros, high tech, oil & gas, minería, logística y automotriz.

Los más golpeados por la emergencia sanitaria volverían a dar los menores aumentos del mercado, como consumo, retail, turismo, agro, maquinaria y construcción.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día