Foro Pymes Mendoza

Pymes: el desafío de gestionar crecimiento en un escenario de restricciones

Líderes y ejecutivos de pequeñas y medianas empresas revelaron sus secretos para convertirse en negocios exitosos y se refirieron a los desafíos que se presentan en la actualidad. Las claves de las empresas para hacerle frente a la coyuntura

Líderes de pequeñas y medianas empresas revelaron sus secretos para convertirse en negocios exitosos y se refirieron a los desafíos que enfrentan en un contexto volátil, como parte del entramado de la economía argentina. 

En el marco del foro Mendoza Pymes -que tuvo una doble transmisión vía streaming a través de El Cronista y Diario Uno, que ofició como media partner del evento-, empresarios, emprendedores y ejecutivos compartieron sus experiencias y su visión sobre la realidad de la provincia y el país.

Gestionar el bienestar en un formato de trabajo híbrido, el principal reto para los departamentos de Recursos Humanos

Bonos de atracción y retención: los beneficios para seducir talentos que más usan las empresas

Entre los temas que estuvieron en agenda, se mencionaron las oportunidades de crecimiento que generó la pandemia, como así también las limitaciones para escalar que presenta la coyuntura.

Durante el encuentro, se abordaron temáticas relacionadas al sector productivo, la industria gastronómica y el desarrollo inmobiliario, entre otros rubros, con representantes de empresas que analizaron las claves para gestionar la toma de decisiones y el liderazgo, entre otras cuestiones.

El crecimiento a través de franquicias 

Nicolás Suraci, director de Suraci, consultora especializada en la comercialización de franquicias, con 50 marcas desarrolladas en Mendoza, destacó que el sector se consolidó con la pandemia. 

"En el último semestre, se observó un crecimiento aún mayor. La gente busca modelos de negocios probados para disminuir el riesgo", comentó.

"Trabajamos a nivel nacional e internacional. La semana pasada, participamos de la exposición del sector que tuvo lugar en Buenos Aires. El modelo de franquicias permite, a través de una amplia red o un crecimiento paulatino, sumar socios para expandir el mercado, ya sea por la complejidad de gestionar la operación a la distancia o por la limitación del financiamiento", resaltó sus beneficios.

Y destacó la importancia de la adaptabilidad a los cambios. "En un país que plantea desafíos todos los países, la flexibilidad se convierte en un valor agregado a la hora de llevar la empresa al exterior", agregó.

Sebastián Jorro Barón, director de Omega Saneamiento, empresa que comercializa y distribuye productos de marcas líderes en el control de plagas urbanas y de protección personal para el Covid-19, y que ya funciona con el formato de franquicias, afirmó que "mucha gente renunció a su trabajo en relación de dependencia, se retiró con dinero y ahora está interesada en emprender y abrir un proyecto propio, lo que impulsa esta modalidad".

Para Jorro Barón, para perdurar como pyme hace falta ser rentable y lograr crecimiento a través del tiempo. "No se puede un factor sin el otro. En un contexto competitivo, hay que tener un diferencial. Necesitamos crecer constantemente para convencer a los consumidores de que nos elijan a nosotros", comentó. 

Mucha gente renunció a su trabajo en relación de dependencia, se retiró con dinero y ahora está interesada en emprender y abrir un proyecto propio, lo que impulsa a las franquicias


Sobre su experiencia propia, consideró que "en un mercado como la Argentina, es muy importante contar con la experiencia de alguien que ya lo haya hecho". "Nuestros franquiciados conocen los hábitos y comportamientos de cada comunidad", expresó al respecto.

En tanto, Emiliano Gruini, sociofundador del bar cultural El Botellón, con dos sedes en La Plata y la Ciudad de Córdoba, recalcó "las miles de pruebas y los errores que hay que cometer para poder conseguir el know-how" y aclaró que el negocio crece de forma gradual.

"Con el objetivo de fortalecer el ecosistema, buscamos controlar el crecimiento por la complejidad que implica gestionar un modelo cultural particular como el nuestro", manifestó.

Sobre la necesidad de adecuarse al contexto, para el sociofundador de El Botellón, "es un requisito que los proyectos tengan un triple impacto".

"Abordamos el modelo de manera integral, lo que implica, además de tener una pata financiera sólida, desarrollar la creatividad. Contamos con una certificación B", indicó.

Para perdurar como pyme hace falta ser rentable y lograr crecimiento a través del tiempo

Por su lado, Federico Di Lorenzo, gerente general de Entre Dos Alfajores, habló del presente de la empresa familiar mendocina, dedicada a la elaboración de alfajores, que nació en 2008 de la mano de Ariel Fabrizio y su esposa, Constanza Carcaño. "Nuestro éxito comenzó a darse gracias al turismo de Mendoza, lo que hizo que tengamos ganas de seguir creciendo", apuntó.

"Abastecemos al mercado local y al exterior. Ya estamos en 14 provincias vendiendo nuestros productos. Contamos con tres modelos de franquicias y el objetivo de abrir tiendas este año. Nos expandiremos a distintos puntos del país, de a poco. Además, llegaremos a Chile antes de que termine 2022", anticipó. 

las limitaciones que impone el contexto

María del Carmen "La Chacha" Vicario se hizo conocida por ser chef de La Casa del Visitante, restaurante que abrió sus puertas en 2004, famoso por sus empanadas. Ubicado en los viñedos que tiene la Familia Zuccardi en Maipú, en Mendoza, también funciona como salón de té.

En la actualidad, trabajan allí 10 personas. Este martes, el restó ya tenía capacidad completa y esperaba recibir a 120 comensales. "Para hoy ya no tenemos más lugar", reconoció "La Chacha". "Estuvimos cerrados un tiempo al turismo, pero ahora se observa una reactivación", comentó sobre los efectos de la pandemia. 

Por su parte, Gabriel Guardia, gerente enólogo de Laur, compañía mendocina que logró en 2021 que la Argentina ostente el primer puesto en el prestigioso ranking de Aceite de Oliva "EVOO World Ranking" por la calidad de su aceite de oliva extra virgen, contó los inicios de la olivícola.  

"Hace muchos años, decidimos realizar un aporte a una problemática que sufre Mendoza. Poco a poco, la provincia se fue quedando sin olivos por la falta de recambio de los árboles una vez que cumplen su ciclo de vida y debido a la migración de los capitales hacia otras plantaciones rentables. Lo que comenzó como un esfuerzo para visibilizar la problemática de la industria se convirtió en varios pasos de nuestro camino", relató.

Aunque la empresa alcanzó un crecimiento, el faltante de botellas la limita. "El 80% del aceite de oliva que generamos se envía a granel. Si bien se abastece al mercado, en el envasado perdemos valor agregado. El principal escollo es la escasez de materia prima. Nos falta vidrio", admitió Guardia.

A su turno, Jimena Ayala, presidente de Silice, firma que inició sus actividades en plena crisis de 2001, mencionó los vaivenes que se presentaron en el último tiempo. "Aunque se fundó como una sociedad anónima, nació con un espíritu colaborativo. Atravesamos años difíciles, donde nos preguntamos cómo seguir, y otros en los que nos fue muy bien. Llegamos a montar un proveedor de servicios informáticos en los Estados Unidos", describió.

"Fluctuamos en el afán de generar soluciones tecnológicas, con un modelo asociativo para potenciar los esfuerzos. La revista Fast Company nos nombró como una de las 200 empresas más innovadoras del mundo. Pero tenemos un limitante internacional en nuestra rama de trabajo que tiene que ver con la dificultad para encontrar recurso humano calificado", sostuvo.

En cuanto al mercado inmobiliario y la construcción, referentes del sector hablaron de la realidad local. "Viendo que lo que pasa en otros mercados, entendemos que hay cosas que hacemos muy bien, pero nos queda desarrollar mucho a nivel nacional", se sinceró Marcos Herrera chief sales officer (CSO) de Inmoclick, un marketplace con 15 años de trayectoria, donde el 95% del contenido es provisto por los mismos profesionales con el fin de controlar los precios ofertados.

"Inicialmente, ofrecimos una forma distinta de mostrar inmuebles al mercado residencial. Nos dimos cuenta de que en Mendoza teníamos poco espacio para crecer. Entendimos que hay oportunidad para otros jugadores en otras plazas. Gracias a una ronda de inversión, nos expandimos a provincias del interior del país. Ahora, vamos en búsqueda de otra ronda para llegar a Buenos Aires y Santa Fe", comentó.

Sobre la situación del mercado, comentó que "se están cerrando operaciones por el dinamismo", pero reconoció que "todavía hay margen para la corrección de precios". "Hay necesidad de vivienda, pero la clase media hoy no tiene acceso al financiamiento. Estamos desaprovechando una oportunidad histórica. Usualmente, tuvimos una oferta de 2000 alquileres. Luego de la sanción de la ley, caímos a 800", subrayó. 

No hay una cultura de hipoteca en la Argentina. Recién ahora pudimos ofrecer financiamiento para nuestras líneas de casas 

"Todavía los clientes se resisten bastante a utilizar materiales nuevos porque la mano de obra suele ser un poco más cara. Las casas que realizamos son tradicionales", aseguró Natalia Rodríguez, directora de Build Up, emprendimiento que lleva dos años en el mercado y desarrolla proyectos a medida, destinados a usuarios de segmento de clase media, con tecnología de vanguardia, como un sistema que permite monitoreo desde el smartphone.

"No hay una cultura de hipoteca en la Argentina. Recién ahora pudimos ofrecer financiamiento para nuestras líneas de casas. Tenemos previsto vender 100 casas este año", afirmó.

"La forma de construir en la Argentina está más atada a la tradición española e italiana. Por eso, tuvimos que adaptar a las formas que se usan en otros países para poder importar paneles aislantes", explicó Leandro Bernardi, coordinador general de Proyectos de Grupo LTN, conformado por tres empresas que, desde sus orígenes, se dedicó a proveer sistemas de refrigeración eficiente y soluciones constructivas sustentables.

Perteneciente a la tercera generación, el legado de LTN busca seguir en el camino de la innovación. "Somos una empresa que solemos invertir para agrandar la familia. La construcción tiene vaivenes, pero la industria se va digitalizando en línea con un menor consumo energético e hídrico para un mundo más sustentable", adelantó.

Articulación público-privada

Tanto para el sector privado como para el sector público, las pymes son aliadas para avanzar en la implementación de políticas que apoyen a la industria.

"Tenemos programas con distintas entidades, como cámaras sectoriales, tales como Mendoza Activa y Raíces Mendoza, con una articulación pública-privada", afirmó Alejandro Zlotolow, subsecretario de Industria y Comercio, perteneciente al Ministerio de Economía y Energía de Mendoza.

Ejemplo de ello es un caso reciente de GDN Argentina, propietaria de la cadena de supermercados ChangoMas, con presencia en todo el país. Juan Pablo Quiroga, director de relaciones institucionales, comunidad y desarrollo sostenible de GDN Argentina, comentó que el año pasado el grupo recurrió a la ayuda del Estado para encontrar proveedores de aceite.

"Para nosotros, lo más difícil es identificar productores locales para llevar a góndola. La capilaridad de organismos estatales nos ayudó a encontrar a esos proveedores para trabajar con ellos", contó el ejecutivo.

Zlotolow consideró que "esa situación puntual brindó la posibilidad de vincular a proveedores con grandes superficies comerciales y alentar a que se sumen nuevos emprendedores". 

"Nuestra apuesta es al trabajo conjunto. Por eso, nos pusimos a disposición para encontrar fabricantes. En Mendoza, los productores se destacan por la calidad de su producto. Hoy, tenemos un registro de 120 proveedores a los que hemos asistido con distintas herramientas, como ayuda para obtener permisos burocráticos y el abaratamiento de costos de etiquetado de códigos de barras", mencionó el funcionario. 

Otro punto en el que se trabaja en conjunto es el impulso a productores regionales. "La ley de góndolas permitió que muchos lleguen a las tiendas, pero son los consumidores los que tienen que elegirlos. En ese sentido, El sello de la provincia es una garantía de certificación", concluyó Quiroga.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día