La economía después de las PASO

Por el ajuste del dólar oficial, cadenas de electrónica sacaron productos y redujeron cuotas sin interés

Retailers y fabricantes de artículos de electrónica y electrodomésticos retiraron de la venta productos y otros analizan dejar de vender por un tiempo importados. Las marcas frenaron las ventas a las cadenas. Qué pasa con el financiamiento y qué aumento de precios prevén

Tras la devaluación que anunció este lunes el Gobierno Nacional, que llevó el dólar oficial de $ 306 a $ 365,5 -cifra que adelantó se mantendrá fija hasta las elecciones de octubre-, fabricantes y cadenas de electrodomésticos y artículos de electrónica ya ajustaron la oferta de productos disponible en sus locales y plataformas online. 

Algunos sacaron de la venta varios de sus catálogos y otros analizan bajar momentáneamente los importados. A su vez, ya eliminaron la mayoría de los planes de financiación que hasta este domingo estaban vigentes. Los que aún ofrecen pagos sin interés lo hacen hasta en tres cuotas. En adelante, se financian con intereses. 

En algunas provincias, las cámaras empresarias del sector ya anticiparon aumentos de precios de entre el 20 y el 30%. Así lo informó la Cámara de Electrodomésticos de Córdoba. A eso se le suma que a partir de este martes se discutirá la renovación de Precios Justos. "Se habla de ese incremento en línea con la devaluación y porque el acuerdo de precios estará vigente hasta el 15 de agosto. Luego, van a mandar la lista actualizada", sostuvo la entidad.

La página web de Whirlpool sacó, por el momento, todos sus productos de la venta. Pertenecen a las categorías de refrigeración, lavado y cocción. En su página de e-commerce figuran con la leyenda "sin stock" y "no disponible". Hasta este domingo, se ofrecían con hasta seis cuotas sin interés. Consultada al respecto, desde la compañía prefirieron no hacer declaraciones. 

Lo mismo ocurrió en el caso de otra marca de celulares, televisores y heladeras, entre otros artículos, que dejó de tener en stock sus productos y hasta el domingo ofrecía abonar en hasta tres cuotas sin interés. 

Whirpool sacó de la venta momentáneamente todos los productos en su página web y figuran como "no disponible".

"Ante la falta de stock y la incertidumbre que genera el costo de reposición de la mercadería, evaluamos retirar, al menos por un tiempo, los productos importados como la Play Station. Estamos esperando la respuesta de los proveedores", afirmaron desde el área comercial de uno de los principales retailers, que en el último tiempo creció ante la crisis de históricos como Garbarino y Ribeiro.

En esta cadena, ya aumentaron un 10% los precios este lunes y analizan qué hacer con televisores y celulares importados. "Hasta el fin de semana, teníamos seis cuotas sin interés. Hoy, eliminamos los planes de financiamiento mayores. Tenemos solo tres cuotas y en determinados rubros. Después, todo lo demás tiene intereses. El único acuerdo bancario vigente de seis cuotas sin interés que quedó en pie es con Banco Provincia", explicaron.

En el caso de las tarjetas no bancarizas, el financiamiento fintech también se redujo y acomodó al aumento de las tasas. "Las entidades no van a seguir apalancando tasas subvencionadas. Con Naranja, las 6 cuotas sin interés que teníamos pasaron a una tasa nominal anual (TNA) de 15%. Las ocho cuotas con TNA del 10% se fueron a un 30%", detallaron.

Desde un fabricante de electrónica, comentaron que la reacción inmediata del mercado fue "la parálisis". Y se mostraron con mayor incertidumbre respecto de la evolución de los precios. "Nadie te vende nada, ni te compra nada. Nadie hace el cálculo de que, si el dólar subió 20%, entonces el insumo tiene que aumentar igual. Este es un nuevo precio. ¿Pero puedo salir a comprar afuera mercadería en dólares? En las últimas dos semanas nadie pudo comprar nada", apuntó.

"Nos dieron una SIRA a 98 días en vez de 90. ¿Por qué? Para que en vez de vencer el lunes pasado, cuando tenía que pagarse, venza este martes. Así todo vencía después de las elecciones. Nadie sabe qué precio poner. Todos están esperando. En los próximos días, daremos precio (si se puede) y seguiremos vendiendo. El pedido del área financiera hoy fue claro: 'no me traigan un peso'. Tienen los necesarios para hacer pagos y no quieren uno solo más porque no los pueden atesorar", concluyó su CEO.

Temas relacionados
Más noticias de electrónica

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.