Empieza a regir en menos de un mes

Pasajes aéreos: las low-cost siguen en incertidumbre total sobre la medida que subirá sus precios

En plena cuenta regresiva al plazo que se fijó el Gobierno para establecer bandas de tarifas máximas y mínimas para los vuelos de cabotaje, las aerolíneas de bajo costo siguen sin definiciones. Qué harán

Pasan las semanas y las líneas aéreas siguen sin tener definiciones sobre la restitución de las bandas tarifarias para los vuelos de cabotaje, a menos de un mes del deadline para su entrada en vigencia, lo que provocaría una suba de precios en los pasajes, especialmente de tickets low-cost. En el sector, aseguran que no hay novedades al respecto.

La medida que el Gobierno impulsa y que busca establecer precios mínimos y máximos para las operaciones aerocomerciales domésticas debía empezar a regir en junio, días antes del comienzo de las vacaciones de invierno, según dispuso inicialmente el decreto presidencial 879/2021 que firmó Alberto Fernández el 24 de diciembre. 

JetSmart estrena su tercera ruta internacional low-cost: a qué destino vuela

A dos décadas del fin del Concorde, vuelven los vuelos supersónicos: qué aerolínea los usará y para qué viajes

El sorpresivo documento instruyó al Ministerio de Transporte a definir un esquema de bandas mínimas y máximas para los vuelos internos en un período no mayor a 180 días. Dado que la norma se publicó en el Boletín Oficial en Nochebuena, el plazo caducaba el 24 de junio.

Pero la fecha venció y las bandas no entraron en vigencia. Desde entonces, se especuló con que podría haber novedades a mediados de septiembre. Así le aseguraron semanas atrás a El Cronista fuentes relacionadas a la industria aerocomercial.

Es que, en el sector, interpretaron que los 180 días a los que se refiere el texto alude a días hábiles, y no corridos. Por eso, aclararon que "aún no salió el decreto reclamentario", "no hubo ningún retraso" y "rige el plazo fijado".

De esta manera, el Gobierno tendría tiempo hasta el 15 de septiembre para implementar la medida, que implica un cambio de reglas para la industria de cabotaje y que se eliminó durante la presidencia de Mauricio Macri para promover la llegada de aerolíneas de bajo costo.

Las aerolíneas no recibieron precisiones por parte de las autoridades.

Así las cosas, consultadas por este medio, tanto desde la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) como desde la cartera de Transporte nacional aseguraron que no hay novedades a la fecha. A su vez, las aerolíneas -tanto las que retomaron sus vuelos inmediatamente tras el fin de la cuarentena aérea como las que permanecieron con sus aviones en tierra por más tiempo- señalaron que, hasta el momento, no recibieron precisiones por parte de las autoridades. En un clima de hermetismo, indicaron que esperan expectantes.

"No nos notificaron de ningún avance respecto de la implementación de las bandas tarifarias. Desde el primer momento manifestamos nuestra posición al respecto, y a raíz de eso realizamos presentaciones legales", afirmó Mauricio Sana, CEO de Flybondi. "Continuamos sosteniendo que las empresas debemos ocuparnos de ser más eficientes, no de que el Estado nos asegure un precio mínimo. La libertad de precios es esencial para que en la Argentina cada vez haya más personas que puedan viajar en avión", agregó el ejecutivo. Por su parte, Gonzalo Pérez Corral, CEO de JetSmart, aseguró que hasta ahora no hubo ninguna comunicación. 

Durante este tiempo, el Gobierno trabajó junto a las empresas en la recolección de información que contribuya a determinar los precios al público de los servicios que prestan los explotadores regulares de transporte aéreo local de pasajeros. De acuerdo a la normativa, la conformación de los valores surgirán en base a una fórmula que incluye varios elementos, como un cálculo entre los costos y las ganancias de las compañías, para así lograr su compatibilización.

Voces a favor y en contra de las bandas tarifarias

En la serie de reuniones que mantuvieron con funcionarios en marzo y abril, las principales aéreas que operan en el mercado interno -Aerolíneas Argentinas, Flybondi y JetSmart- reforzaron sus posturas, que mantienen firmes hasta hoy.

Aerolíneas defiende el régimen porque, de acuerdo a su visión, significa "una mayor previsibilidad". Para la operadora de bandera, aporta razonabilidad y sustentabilidad a un sistema que viene de "una liberalización extrema".

En diciembre, el presidente de la empresa estatal, Pablo Ceriani, consideró que la reinstalación de las bandas favorece a todo el sector, ya que "preserva las finanzas de las compañías". "Es la forma en la que tradicionalmente se manejaron las tarifas. Va a ser un beneficio para la industria en general y para las low-cost en particular", señaló.

Para Aerolíneas Argentinas, las bandas tarifarias resultan beneficiosas para el sector

En la vereda opuesta, Flybondi y JetSmart sostienen argumentos en contra. Aseguran que limita la posibilidad de ofrecer precios accesibles y aumenta artificialmente los costos de los pasajes, hasta igualarlos entre los distintos operadores, en perjuicio de los usuarios.

En ese sentido, hacen hincapié en que, junto a otras prácticas que habilita, el decreto atenta contra la libre competencia, favoreciendo a compañías estatales, no solo a Aerolíneas, sino también a Intercargo, prestadora de servicios de rampa.

Según los datos que esgrime el mercado low-cost, con la desregulación del sistema, "la Argentina volvió a contar con mayor oferta en el mapa aerocomercial". En cambio, asegura que entre 2002 y 2014, lapso en el que estuvieron vigentes las bandas, "las rutas de cabotaje disminuyeron un 10% y las que no pasan por Buenos Aires se achicaron un 40%".

Según las low-cost, entre 2002 y 2014, lapso en el que rigieron las bandas, "las rutas de cabotaje disminuyeron un 10% y las que no pasan por Buenos Aires se achicaron un 40%".

En ese contexto, en abril, Flybondi difundió una encuesta de opinión pública que evidenció un fuerte rechazo de la sociedad a la medida. Según el relevamiento que realizó junto a la consultora CIO Investigación, el 67% de los encuestados está en desacuerdo. Dos tercios la desaprueban porque esperan que aumente el costo de los tickets aéreos.

Fue por eso que el 22 de febrero, la low-cost pidió una medida cautelar para impedir que se apliquen las bandas. La causa cayó en el Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal Número 9 y subrogante del 7. Hasta ahora, no obtuvo respuesta.

En la carta "Diez puntos de análisis sobre el decreto 879/2021" que le envió el 28 de enero su CEO, Mauricio Sana, a Alexis Guerrera, ministro de Transporte; y a Juan Manzur, jefe de Gabinete; consideró que se limita el desarrollo del mercado aerocomercial, con la imposibilidad de aumentar la cantidad de frecuencias domésticas.

En línea con la competencia, Pérez Corral planteó "la necesidad de eliminar medidas que restringen el crecimiento" y dejó en claro que "las mayores regulaciones resultan perjudiciales".

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día