Vacaciones 2024

Los paradores apuestan a la desestacionalización del turismo con escapadas todo el año

Con estadías más cortas se incrementó el tránsito en la ruta incluso en días de semana. Las técnicas para tentar a los viajeros a hacer un alto en el camino

A pesar de que la temporada de verano en la costa tuvo una caída sensible con respecto al año pasado, los paradores de la ruta 2 buscaron mantener su nivel de negocio. Con estadías más cortas en los lugares de destino, el flujo de tránsito se mantuvo, incluso fuera de los fines de semana. Es que las escapadas -que se prolongan a lo largo del año- traen buenas noticias para los locales ruteros, que están invirtiendo para aprovechar el fenómeno y desestacionalizar el negocio.

"Más gente en la ruta significan más oportunidades para nosotros. Este año, casi no se sintió la caída de la actividad turística porque el movimiento en la ruta es más fluido. Hoy solo dos días de la semana tienen menos cantidad de autos y eso nos favorece porque la mayoría de los automovilistas necesitan descansar y tomar un café antes de seguir", dice Nicolás Vincenti, gerente general de Minotauro, situado en el kilómetro 183 de la ruta 2, casi a mitad de camino entre Buenos Aires y Mar del Plata.

De esta manera, en enero el parador redujo el volumen apenas un 2,5% en relación con el mismo mes del año pasado en una temporada que, según datos de CAME, tuvo una caída del 16,8%. El ticket promedio de $ 3500, contra los $ 1750 de gasto medio de 2024, un crecimiento que estuvo muy por debajo de la inflación interanual que llegó al 254,2%. Esto se debe, en gran medida a raíz de la política de fuertes promociones implementada para sostener el nivel de ventas.

La próxima apuesta está en el fin de semana extra largo de Semana Santa. Los operadores turísticos esperan que el movimiento crezca un 20% en relación con el año pasado.

El parador Minotauro a mitad de camino a Mar del Palta 

Con el objetivo de estar preparado para recibir más turistas, esta temporada, el parador renovó su oferta. Por un lado inauguraron un sector amigable con los animales, en el que el viajero puede sentarse a tomar algo junto con sus mascotas. Además, abrieron un patio de comidas con cuatro propuestas que se adaptan a diferentes públicos.

"Tenemos un sector dedicado a sandwichería fría y caliente, otro de pizza, uno que vende alimentos veganos y aptos para celíacos, y un café de especialidad. Estos dos últimos tuvieron muy buena aceptación. Además hay un punto para take away y un kiosco que ofrece productos regionales", agregó y destacó que para la próxima temporada sumarán otros dos sectores que ampliarán la oferta de comidas.

Más que medialunas

Unos kilómetros más cerca de la ciudad de Buenos Aires, a la altura de Chascomús, en Atalaya el panorama era menos alentador hasta el fin de semana pasado, con una caída de volumen del 15% en relación con la temporada anterior. Pero durante los cuatro días de carnaval, la situación mejoró.

"A primera vista fue un muy buen fin de semana en el que pasó mucha gente. Todavía nos falta hacer los números finos para tener la certeza. Las estadías cortas y los fines de semana largos nos permiten mejorar las ventas a largo del año",  explicó Juan Ignacio Castoldi, vicepresidente de Atalaya, que para este año tiene un plan de inversiones de u$s 500.000.

 El problema para el parador es que el tránsito se concentra en pocas horas y a veces ve superada su capacidad de atención. El próximo objetivo, agregó el empresario, es agilizar el servicio para captar mayor cantidad de clientes. El primer paso, será en instalar una nueva máquina de café y ampliar la barra, para hacer más eficiente el despacho dentro del local.

El parador de Chascomús funciona al tope de su capacidad

Para más adelante, el parador planea desarrollar una app que permita anticipar el pedido en la ruta y retirarlo al llegar a Chascomús. Además, quiere instalar terminales de autoservicio similares a las que utiliza McDonald's. 

La marca, que está en pleno proceso de expansión, se encuentra además con un cuello de botella para la producción de su producto estrella, la medialuna. Por eso ya tiene prevista una ampliación de la planta situada junto al parador en Chascomús para incrementar producción.

"El 70% de nuestros clientes compra medialunas. Y a pesar de que la mitad sabe que elaboramos otros productos, una gran mayoría viene decidida a consumir medialunas", cerró.

Temas relacionados
Más noticias de Vacaciones 2024
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.