Descuentos

Ola polar: marcas de ropa aprovechan el frío y liquidan abrigos con hasta 40% de descuento

Las bajas temperaturas impulsan las ventas de las marcas que, en medio de la caída de la demanda interna, aprovechan para liquidar sus prendas de la temporada de invierno

En medio de la ola polar en la que, por unas semanas, no habrá temperaturas de dos dígitos en Buenos Aires, las marcas de ropa vieron un incremento de entre el 15% y el 35% en sus ventas. Esto se suma, además, a la vuelta del financiamiento y una relativa estabilidad de los precios que, según explican en el sector, se mantienen estables desde hace tres meses.

"Está cambiando el mercado. Pasamos por una época en la que el consumidor no validaba los precios de la ropa. Ahora, con mayor acceso a materia prima, más productos, previsibilidad y herramientas de financiamiento, sumado a una ola polar, las ventas aumentaron 15% en las últimas semanas", comentó Ernesto del Burgo, presidente de la Cámara Argentina de Innovación Textil y Afines (Caita).

En el caso de Rafina, una marca de ropa femenina que tiene siete locales en Capital Federal y Gran Buenos Aires, las ventas aumentaron 35% durante la primera semana de julio, respecto a los primeros siete días del mes anterior. "Se evidenció la llegada del frío y se sumó, además, la liquidación de la marca. Si bien depende de cada prenda y del stock que tengamos de cada una, realizamos descuentos de entre el 20% y el 40%", explicó Marco Artese, dueño de la firma.

En tanto, un grupo que maneja tres marcas de indumentaria femenina explicó que el frío extremo también se combinó con los descuentos de fin de la temporada. "Teníamos camperas que valían $ 60.000 y hoy rondan los $ 40.000", revelaron y aseguraron que los descuentos son tanto para compras en la tienda, como para aquellas que se realizan a través de los sitios web.

"Ahora los precios son competitivos. Las marcas volvieron a tener acceso a la materia prima. El año pasado solo lo tenían algunos pocos, mientras que, hoy, la mayoría de los textiles tiene la posibilidad de acceder a los insumos que necesite. Tenemos, no sólo herramientas para competir, sino algunas que nos dan previsibilidad", aseguró del Burgo.

El año pasado, los fabricantes proyectaron una caída de la demanda interna para 2024. Por esa razón, la mayoría produjo entre un 10% y un 30% menos que el año anterior. "Sabíamos que las ventas iban a bajar y por eso calculamos entre 30% y 35% menos de prendas que en 2023", reveló Artese.

La vuelta de la financiación y las cuotas sin interés es otra de las razones a las que el mercado le adjudica el crecimiento de las ventas. "La posibilidad de ofrecer descuentos y 3, 6 y hasta 9 cuotas era algo impensado el año pasado y hoy lo podemos hacer", comentó del Burgo.

Según los últimos datos que publicó el Indec, la categoría Indumentaria y Calzado aumentó un 3,5% en mayo. Si se compara con el mismo mes del año pasado, la variación fue del 193,4%, mientras que, en el acumulado de 2024, los precios de la ropa aumentaron un 51,1%. Esto significa un 20% menos que la inflación acumulada en 2024, que, según el último dato disponible -correspondiente a mayo- fue del 71,9 por ciento.

Temas relacionados
Más noticias de Indumentaria

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.