EXCLUSIVO

Hace perfumes para famosos y le gana a las marcas más top del mundo desde su laboratorio en La Rioja

Este empresario y artista creó perfumes exclusivos para Marcelo Tinelli a pedido de su esposa Guillermina Valdés. Valeria Mazza, Andrea Boccelli y el orfebre Pallarols están entre sus clientes. Con sus marcas propias, ecológicas, cruelty free y sin género, crecerá este año 30%.

Hay alquimistas 'famosos' y alquimistas 'de famosos'. Josué Quesada, el perfumista dueño del laboratorio Saint Julien, está simbólicamente en ambos grupos. Creó el perfume exclusivo para Marcelo Tinelli a pedido de su esposa Guillermina Valdés en sofisticados botellones de cristal personalizados, está en pleno proceso de conseguir una fragancia perfecta para el orfebre Juan Carlos Pallarols y sus rosas de 32 pétalos como envases para la realeza. Y aunque no pretende lograr la vida eterna, hoy lanza perfumes 'sin género' y para marcas de 'influencers' que lo mantendrán más que vigente en el tiempo.

Quesada cumple 45 años con su empresa Saint Julien. El año pasado creció 30% con sus 8 marcas y más de 500 productos en el mercado -Petit Enfant, entre los más populares-, una meta que espera repetir este año, con mayor producción y su histórica visión completamente consciente del cuidado del medio ambiente.

La historia secreta del nuevo Helipuerto de Buenos Aires: cómo es, cuánto costó y quién está detrás

Adrián Mercado: el rey de las subastas anticipa que "Los precios de los departamentos deben bajar 20% más: es momento de vender y esperar para comprar"

Quesada se enorgullece de ser una compañía 100% argentina, que nuca tuvo "asistencia de una firma del exterior, filial de nadie", aseguró en diálogo con El Cronista. Esa independencia, le reduce la presión de las trabas para importar y los vaivenes del tipo de cambio que tiene la industria. 

Josué, Bebé Quesada para los conocidos, cuenta los secretos de un perfume de autos de su laboratorio Saint Julien

"He vivido enfrentando multinacionales porque en el mercado argentino están todos los jugadores del mundo. Pero aquí realmente hay gente muy valiosa que trabaja el nivel de los número uno globales", explicó.

Quesada arrancó en el sector en otra compañía, Fulton. En 1976 dejó ese empleo para iniciar su propio camino, basado en su experiencia creativa y aromática, y una cartera de clientes importante. Creó su propia línea, Equus, con tres productos. Hoy, está lanzando una versión homenaje de aquella marca que fue el puntapié inicial. Se llama '45', y es lo que se denomina "un perfume de autor".

En 1981, gracias a una Ley de promoción industrial, abrió su propio laboratorio en La Rioja, con beneficios impositivos. "Contraté 12 vendedores a los que llamé los 12 apóstoles, para que salgan a peregrinar", ironiza. Con ellos, logró crecer en todo el país y pasar todas todas las tormentas económicas de estas cuatro décadas.

"Tengo el sueño de ser la mejor compañía argentina, no por volumen sino por cultura", dice Quesada que hoy cuenta con 150 empleados en sus dos empresas.

Además de ser dueño de sus empresas, Quesada es hoy el presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Cosmética y Perfumería (CAPA), donde comparte espacio con los gigantes del rubro: Loreal, P&G y Avon, entre otros. "Ellos se concentran en negocios gigantes pero hay oportunidades que dejan pasar y para nosotros, los más chicos, son excelentes", dijo.

-¿El contexto actual beneficia a una empresa que produce en Argentina pero compite con esas 'multi' que traen mucho del exterior?, le preguntó El Cronista a Quesada.

-Yo también debo importar algunas cosas. Antes comprábamos los esmaltes y los lápices de ojos en Paris, cremas en España, cosméticos de color en Italia. Venían envasados con mi marca desde afuera porque realmente le daba mucho valor que diga 'made in France'. Hoy salvo una crema -una hydrosphera que es un producto tecnológicamente diferente y lo sigo fabricando afuera-, ahora importamos todas las fórmulas pero los desarrollos son en la Argentina, aquí logramos de hecho,  desarrollar muchos proveedores. 

Josué Quesada, presidente de Saint Julien

-¿Fabricar en el país reduce los costos?

Sufro las generales de la ley, con inflación e impacto del dólar como todos. Los que estamos queriendo jugar en el mercado de calidad, estamos obligados a traer packaging de afuera, materia prima de afuera de la que en el país no hay. Ahí no se puede sustituir la importación. Pero las trabas para importar son para el producto terminado más que para la materia prima, maquinas o insumos. La Secretaria de Comercio sabe distinguir quienes son empresas argentinas de las multinacionales. Y si bien sí, tengo demoras pero no problemas. Son demoras por la burocracia administrativa que exige pero consigo las autorizaciones. Después hay problemas que tienen que ver con la logística global que afecta a todo el mundo y todas las industrias de todos los países.

Laboratorio Saint Julien

Para Quesada, una de las mayores complicaciones tiene que ver con conseguir los envases. "Frascos de vidrio no hay y es un problema. Acá había seis fábricas de vidrio y quedó una sola, Rigolleau. Pero ellos hacen de todo: bazar, botellas de cerveza, platos y envases para productos medicinales. Entonces todos dependemos de fabricas de cercanías de Chile o Brasil, o internacionales de India y China, hay que importar", explica el empresario. 

Por otro lado, asegura que "el packaging de maquillajes hay que traerlo del exterior si se quiere tener realmente una alta calidad, si se quiere competir con Lancome, por ejemplo", dijo. Lo mismo que sigue trabajando en todo el desarrollo de las esencias (propias y para terceros) en centros creativos en Francia. 

Celebridades y fragancias

"Una persona muy famosa estaba enamorada del Coeur Battant de Louis Viutton, un perfume para entendidos que cuesta más de 350 euros. Yo averigüé qué empresa y perfumista lo hizo, hablamos con él para ver si podía hacer una versión para la Argentina. Dijo sí, por supuesto. Me hizo 100 gramos, lo hicimos acá y la persona creía que le estaba dando el original", relata. Y agrega que con la misma sofisticación, en el país lo venderán a unos $ 4000. 

Mica Tinelli, la hija del conductor, también es, según Quesada, una sibarita de las fragancias. Le consultó a Quesada por un perfume que usaba su novio -el futbolista Lisando 'Licha' López que hoy juega en México- y ya no consigue. "Era de Gucci. Lo conseguimos hacer y ahora lo están sacando ellos a la venta con su marca Ginebra.

Moda argentina al mundo: la historia detrás de la marca de Mica Tinelli
 

La relación de Quesada con la familia Tinelli es fuerte. "Marcelo usa un perfume que yo le hago. Guillermina para todos los fines de año me pedía un perfume exclusivo para él. Yo le daba un botellón de cristal sin marca, como en la época de los reyes exclusivo para una sola persona", relata.

También está trabajando en estos momentos con el orfebre Juan Carlos Pallarols. "La perfumería es un producto puramente emocional. Quienes estamos en la parte creativa tenemos olfato y sensibilidad para disfrutar lenguajes que no son materiales, artistas", dice Quesada. Y relata que se encuentra desarrollando un perfume de rosas para Pallarols, que está grabando los vidrios que contendrán la fragancia, con su típica rosa de 32 petálos. "No tiene precio ese perfume, seguramente él se lo va a regalar a príncipes cuando nos visiten", dijo.

Marcelo Tinelli, un sibarita de los perfumes

Otras personalidades para las que creó perfumes son: Valeria Mazza, Cindy Crawford, Andrea Bocelli, Adriana Costantini y Guillermo Vilas. También a marcas muy conocidas como Wanama, Boating, Vitamina, Topper y La Martina, que incluso venden en otros países del mundo.

Con sus propias marcas (Petit Enfant, Petit Amour, Petit Prince, Vertiente Bath and Body, Equus, Latitude, Jean & Nicole, y Bravura). Saint Julien también llega al exterior. Exportan a Uruguay, Paraguay, Puerto Rico, Perú y Bolivia y proyectan ampliar mercados en la región.

Para producir más y poder crecer, la compañía estudia tomar un crédito para hacer una ampliación de 1000 metros de su planta. "No quiero que el espacio limite mi capacidad operativa", explicó Quesada, que además asegura que hay financiamiento público que están analizando.

El objetivo es abastecer la amplia demanda que tiene la compañía. "Pocas veces hemos tenido tanta gente que quiere desarrollar sus cremas, shampoos, perfumes, lineas completas. Quizás algunos proyectos son chicos pero valen en cuanto a lo cualitativo", dice.

Próximos lanzamientos 

Algunos otros de los proyectos que entusiasman a Quesada son los de tres perfumes que hizo para Tierra del Pecado (la empresa de la mamá de Tini Stoessel) y otros tres perfumes para Guillermina Valdez, uno para cada diferente ocasión.

También para sus propias marcas está lanzando la edición limitada '45' de su tradicional Equus, y un Julien muy innovador "perfume sin género", como lo describe Quesada en línea con los movimientos de inclusión que se desarrollan en el mundo.

También centrado en la exigencia de las nuevas generaciones sobre el cuidado del medio ambiente, la compañía continúa como hace 45 años desarrollando productor ecológicos. No fabrican aerosoles que afectan la capa de ozono y crean productos con fórmulas sustentables. Todos son libres de ingredientes derivados del petróleo, de conservadores liberadores de formol, de ingredientes modificados genéticamente, de ingredientes de origen animal y de parabenos.


Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios