Energía

Hidrógeno: un gigante alemán quiere producirlo en el país y ya dio el primer paso

Wintershall Dea, uno de los mayores productores de gas de la Argentina, quiere transferir al país know-how y tecnología. Firmó un acuerdo con Y-TEC para sumarse al Consorcio H2ar, un espacio de cooperación entre empresas que trabajan en desarrollar tecnologías y oportunidades para el hidrógeno

La energética alemana Wintershall Dea dio un paso clave en su intención de producir, a largo plazo, hidrógeno en la Argentina. Firmó un acuerdo con Y-TEC, unidad tecnológica de YPF, para sumarse al Consorcio H2ar, un espacio de colaboración entre empresas que trabajan en tecnologías y oportunidades de negocio para desarrollar una economía del hidrógeno en el país.

"Wintershall Dea, uno de los cinco principales productores de gas en la Argentina, refuerza su compromiso de ser un actor clave en la transición energética argentina apoyando el establecimiento de una cadena de valor del hidrógeno y la Captura y Almacenamiento de Carbono (CAC) en el país", declaró la compañía, a través de un comunicado.

"Estamos convencidos de que el hidrógeno, juunto con la gestión del carbono, pueden ser pilares importantes para la transición energética de la Argentina", señaló Manfred Boeckmann, managing director de Wintershall Dea en el país. "Con el Consorcio H2ar, actores claves de diferentes sectores están uniendo fuerzas para descarbonizar el suministro energético de la Argentina. Wintershall Dea está dispuesta a contribuir a esta importante iniciativa con nuestra experiencia y el know-how de nuestros proyectos europeos existentes en esta área", agregó.

El mes pasado, la alemana anunció una inversión de más de 350 millones de euros en la Argentina para producir gas durante los próximos cuatro años. Además, recientemente, el Gobierno amplió a 2041 la concesión de los bloques off-shore que Wintershall Dea comparte con la francesa TotalEnergies y Pan American Energy (PAE) frente a las costas de Tierra del Fuego, en los que comprometieron un desembolso de u$s 700 millones

El país, donde produjo 66.000 barriles equivalentes de petróleo diarios (boed) en 2021, representa el 11% del portafolio global de la empresa. En ese momento, la compañía expresó su intención de transferir know-how y tecnología que desarrolla en Europa para proyectos de hidrógeno azul y almacenamiento de carbono en el país, en consonancia con el giro estratégico a mediano y largo plazo que dio a nivel global.

"Wintershall Dea se ha fijado objetivos climáticos ambiciosos. La empresa quiere ser cero neto (neutra en emisiones) en todas sus operaciones upstream -de alcance 1 y 2, operadas y no operadas en base a la participación en el capital- para 2030. Los objetivos deben alcanzarse mediante la optimización de la cartera, la reducción de emisiones a través de una mayor eficiencia energética, las inversiones en soluciones de compensación basadas en la naturaleza y en tecnologías futuras como el hidrógeno y la CAC", señaló el comunicado de la energética germana.

Por otra parte, la producción de hidrógeno es una actividad para la cual el país ya ofrece oportunidades. A ese objetivo apunta la australiana Fortescue, con el megaproyecto de más de u$s 8400 millones que esbozó para producir hidrógeno verde en Río Negro.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios