Financial TimesExclusivo Members

Greenpeace versus el Reino Unido: la nueva pelea por el Mar del Norte

El Gobierno británico quiere otorgar nuevas licencias de exploración off shore en el Mar del Norte. Pero enfrenta la férrea oposición de Greenpeace

Los reguladores del Reino Unido dieron el viernes el disparo de salida a una nueva ronda de licencias que permiten a las empresas explorar en busca de petróleo y gas en el Mar del Norte, en tanto que los activistas climáticos señalaron que intentarían presentar un desafío legal.

Se espera que la Autoridad de Transición del Mar del Norte (NSTA, por su sigla en inglés) otorgue más de 100 permisos a empresas para fines de junio, ya que el Gobierno busca reforzar la autosuficiencia energética del Reino Unido de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, en parte, mediante la extracción de más combustibles fósiles del Mar del Norte. Pero el grupo ambientalista Greenpeace afirmó que la nueva ronda de licencias era potencialmente "ilegal" e indicó que intentaría presentar un desafío legal.

Los activistas climáticos dijeron que los esfuerzos del Gobierno para asegurar más petróleo y gas del Mar del Norte entran en conflicto con su compromiso de que el Reino Unido tenga cero emisiones netas de carbono para 2050.

En su nueva ronda de licencias, la NSTA está priorizando cuatro áreas en la parte sur del Mar del Norte, donde ya se descubrió gas. El Secretario de Negocios, Energía y Estrategia Industrial, Jacob Rees-Mogg, dijo que las licencias impulsarían "tanto la seguridad energética [del Reino Unido] como nuestra economía".

Las rondas de licencias solían ser un evento casi anual. Pero se introdujo una pausa después de la última ronda en 2019-20, ya que el Gobierno prometió diseñar una "verificación de compatibilidad climática" para garantizar que la concesión de nuevos permisos fuera "coherente con los objetivos climáticos más amplios del Reino Unido".

El chequeo se publicó el mes pasado. Pero los grupos climáticos lo criticaron como "sin sentido", ya que es solo de asesoramiento y no vincula a los ministros a un resultado particular.

Philip Evans, activista de transición energética de Greenpeace Reino Unido, dijo que las nuevas licencias de petróleo y gas no reducirán las facturas de energía para las familias en apuros "este invierno o cualquier invierno próximo, ni brindarán seguridad energética a mediano plazo".

"Las nuevas licencias, y lo que es más importante, más combustibles fósiles, no resuelven ninguno de esos problemas, pero empeorarán aún más la crisis climática", agregó. "Posiblemente, sean ilegales y examinaremos cuidadosamente las oportunidades para tomar medidas".

La NSTA se negó a comentar sobre las afirmaciones de Greenpeace. Cuando se le preguntó sobre el potencial de desafíos legales la semana pasada, Andy Samuel, el director ejecutivo saliente de la NSTA, dijo: "Nos aseguramos de que todo lo que hacemos dentro de la NSTA se haga con un estándar muy alto".

La ronda de licencias también atrajo críticas debido al tiempo que puede tomar para que cualquier descubrimiento de petróleo y gas alcance la producción. El promedio es de cinco años, según la NSTA, aunque espera que las licencias aceleradas puedan dar resultados en solo 12 a 18 meses desde el momento de su concesión.

Samuel dijo que, dada la situación "inusual" que enfrenta Europa occidental después de que Rusia en agosto cortó las exportaciones de gas a través del gasoducto Nord Stream 1, era correcto hacer "cualquier cosa que podamos hacer para impulsar la producción nacional". Pero también admitió que las nuevas rondas de licencias no cambiarían la dependencia general del Reino Unido de las importaciones.

El año pasado, el petróleo y el gas del Reino Unido representaron solo el 39% de la combinación de suministro general del país, según una evaluación del Gobierno. Las importaciones por gasoductos de Noruega, los Países Bajos y Bélgica representaron el 44% de la combinación, y el gas natural licuado enviado desde destinos que incluyen los Estados Unidos, Qatar y Rusia constituyen el resto. El Gobierno del Reino Unido está tratando de cerrar contratos de gas a largo plazo con países como Noruega y Qatar. 

Temas relacionados
Más noticias de Reino Unido

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.