Salida

Gigante energético protagoniza la venta más grande en la historia de las energías renovables

Las energías renovables en los Estados Unidos pierden a un gran jugador que decide salir del negocio. Cuál es la estrategia de esta gran compañía y que opina el mercado

Duke Energy inició el proceso de venta de su negocio de energía renovable en lo que sería uno de los acuerdos de energía limpia más grandes de la historia.

La unidad tiene un valor de u$s 3000 millones, dijo el director financiero Brian Savoy en una entrevista este viernes, según consignó Bloomberg. Duke tiene como objetivo cerrar la venta en el segundo trimestre de 2023. "En los últimos meses hablamos con muchas partes interesadas", dijo Savoy, y agregó que espera que la venta progrese "a un ritmo rápido".

Litio: grupo minero francés ya analiza duplicar su operación en la Argentina

Gigante petroquímico brasileño invertirá más de u$s 100 millones en litio y energías renovables en la Argentina

Anteriormente, Duke dijo que los activos que estaba vendiendo tenían un valor contable de u$s 4000 millones. Pero eso incluyó u$s 1000 millones en activos fiscales, que no forman parte de la venta, dijo Savoy.

La empresa con sede en Charlotte cree que la escisión hará que sus negocios regulados restantes sean más atractivos para los inversores. 

Además de vender electricidad a consumidores y empresas, Duke también opera una división a nivel nacional en los Estados Unidos que posee parques solares y eólicos. La división vende energía a otras empresas de servicios públicos, empresas e instituciones. 

Savoy afirmó que deshacerse de la división facilitaría a los inversores ver la rentabilidad de los grandes planes de inversión para sus negocios de consumo regulados en el sureste y medio oeste de ese país.

LA REACCIÓN DEL MERCADO 

 Los analistas aplauden una posible venta porque ven la operación como una buena manera de que la compañía se concentre en sus servicios regulados, que los inversionistas a menudo recompensan con una mayor relación precio-beneficio. "Esperamos que las ganancias se destinen al pago de la deuda para fortalecer el balance y extender el período en el que la empresa no necesite emitir acciones más allá de 2026", escribieron los analistas de Morgan Stanley en una nota del 5 de octubre.

Justamente, en su comunicado de ganancias, Duke aseguró que los resultados más bajos del tercer trimestre se debieron en parte a que puso en servicio menos proyectos renovables comerciales. La desaceleración se produjo porque una disputa comercial complicada redujo la capacidad de Duke para importar paneles solares, dijo Savoy. 

Brian Savoy, director financiero de Duke Energy y el encargado del anuncio de venta

El gigante de los servicios públicos registró ingresos operativos para el tercer trimestre fiscal de u$s 7970 millones, superando una estimación de consenso de u$s 7310 millones. Sin embargo, las ganancias ajustadas por acción para el trimestre fueron de $1,78, un poco por debajo de la proyección de los analistas de $1,84.

La escisión se produce cuando Duke construye más generación de energía limpia dentro de su negocio regulado.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios