Mercados en peligroExclusivo Members

El país que más vino argentino compra bajó un 30% sus pedidos

El Reino Unido es el principal comprador de vino argentino. Las exportaciones cayeron un 30% en el primer semestre del año. Estados Unidos también preocupa. Cuáles son las causas

En esta noticia

Los vinos argentinos atraviesan más problemas en el exterior. Según los datos del Instituto Nacional Vitivinícola (INV), en agosto las exportaciones cayeron un 29% comparado a igual periodo del año anterior. El dato que preocupa es que los principales destinos exportadores se desplomaron en el primer semestre del año. 

El Reino Unido, el principal país comprador de vino de la Argentina tuvo una caída del 29,8% en la facturación, hasta junio.  El segundo destino más importante; Estados Unidos, alcanzó una baja del 20% en el caso de los vinos embotellados.

Los datos surgen del Sistema Estadístico de Información de Datos de Comercio Exterior (INVEX) que toma como referencia la base del INV.

El vino a granel es el más castigado. Los números de INVEX mostraron una caída del 26,5% en esta categoría que concentra sobre todo Fecovita, la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas. Mientras que los fraccionados tuvieron una desaceleración del 16%, comparado al año pasado.

"Esto es como consecuencia de la falta de previsibilidad con la que estamos trabajando. Actualmente no podemos subir los precios en el exterior y debemos enfrentar costos altísimos, que están por arriba de la inflación. Esto claramente hace que nuestra empresa pierda competitividad en el exterior", explicó una fuente de la principal empresa exportadora de vino embotellado de la Argentina, con presencia en más de 95 mercados.

Los mercados que más cayeron

La Argentina está dentro de los cinco países productores de vino más importantes del mundo. Sin embargo, el vino argentino representa solo el 2,5% de la oferta en el exterior. Para los principales bodegueros, la explicación es sencilla: la competencia es muy grande y las trabas a las exportaciones complican el panorama.

Según los datos del Invex, Reino Unido encabeza la lista en caídas de exportación. En el primer semestre del año pasado se había exportado un total de u$s 98 millones, ese número este año alcanza los u$s 68,8 millones, un 29,8% menos.

En segundo lugar, se ubica Canadá que pasó de u$s 62 millones a u$s 43 millones, una baja del 29,3% en un año. China completa el top 3 con una caída del 25% (pasó de u$s 20,7 millones a u$s 15,6 millones).

Preocupa la pérdida de mercado en el exterior

"En los últimos años perdimos fuerza en los mercados. Esto se traduce en una pérdida de volumen. El malbec es una identidad para la Argentina y hay mucho potencial de crecimiento. Pero competimos con países que son muy agresivos como por ejemplo los de la Unión Europea que además destinan millones de euros en promoción, algo que hoy nosotros no podemos hacer", explicó José Zuccardi, dueño de la bodega que lleva su nombre que exporta el 50% de su producción a más de 60 mercados del mundo.

"En nuestro caso sentimos la caída del Reino Unido. Tuvimos una baja cercana al 18% en facturación y del 27% en volúmenes exportados", dijo el empresario.

Otra de las bodegas golpeadas por las exportaciones es Luigi Bosca, que tuvo una caída cercana al 15% en el primer semestre del año. 

"Actualmente tenemos gente trabajando afuera. Tenemos servicios contratados en el exterior pero no podemos pagarles. Es un negocio muy competitivo y es necesario que la marca se esté promoviendo continuamente para no perder mercados, pero actualmente no se puede girar el dinero afuera, esto hace que perdamos fuerza en el exterior", agregó Alberto Arizu, CEO de la Bodega Luigi Bosca

"Hay un desgaste enorme en las relaciones comerciales con los operadores. Esto te lleva a desinflar la promoción, se caen tus posiciones en el exterior y la competitividad. La caída de las exportaciones también tiene que ver con esto", remarcó el empresario que hoy exporta en promedio el 40% de su producción.

Chile, el gran competidor

A la falta de previsibilidad y el aumento de los costos por encima de la inflación, se suma un factor clave para la Argentina: Chile es uno de los competidores más peligrosos. "El vino argentino representa el 2,5% en el mundo; el país vecino tiene el 6% del share del mercado. Esto se explica por los tratados de libre comercio", explicó Marcelo Belmonte, director de Viticultura y Enología del Grupo Peñaflor.

El vino argentino pierde competitividad en el exterior.

"La quita de retenciones ayuda. Nosotros competimos con países con economías muy duras, que tienen tratados de libre comercio y con trabajo de promoción fuerte. Hay mucho vino en el mundo. Se produce más de lo que se consume. Competimos con Chile, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica. Pero el único país que cayó en producción es la Argentina", remarcó Belmonte.

"Chile tiene condiciones propicias para la industria: es de capital intensivo con retornos bajos y requiere de mucho tiempo. Un viñedo puede durar hasta 50 años", resaltó.

Todas las bodegas consultadas coincidieron que el quite de las retenciones, que comenzó a regir a principio de septiembre, se traduce en una buena noticia pero aseguraron que será insuficiente para recuperar la rentabilidad en comercio exterior. "Apuntamos a seguir bajando costos innecesarios y que se establezcan acuerdos con diferentes países para que no recaiga todo en tipo de cambio", ejemplificó Pedro Soraire, director de Malma.

Temas relacionados
Más noticias de vino

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.