Real Estate

Donaciones de inmuebles volverán a ser récord en 2022

Entre el derrumbe del mercado de propiedades y el incremento de este tipo de operaciones, hoy ya son la mitad de las escrituras de compra-venta que se labran en la Ciudad de Buenos Aires. Qué las impulsa y por qué en el Colegio de Escribanos porteño creen que subirán

En un mercado inmobiliario casi sin movimiento, una de cada dos operaciones de compra-venta de propiedades son donaciones. Tras finalizar un 2021 récord, en el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires aseguran que los números en 2022 serán mejores en este tipo de transacciones.

El año pasado, se firmaron un total de 11.282 donaciones, casi tres veces más que en 2020 (3186 operaciones).

"No hay dudas de que esa cifra, este año, será aun mejor. A diferencia de 2021, estamos operando al 100% y hay más información sobre las donaciones", explicó Roxana Cutri Hollar, secretaria del Colegio de Escribanos porteño, durante un encuentro con periodistas.

Los números ya marcan una tendencia. Según el relevamiento de la entidad, en el primer trimestre, las donaciones crecieron un 10% contra el mismo periodo del año pasado. Hasta marzo, se habían registrado 2234 transacciones.

El último pico de donaciones, desde 2004, había sido marcado en 2007, cuando se habían alcanzado las 7727 transacciones

  Porqué hay un boom de donaciones  

"Hay una tendencia mundial y que, también, se da en la Argentina y es consecuencia de la pandemia: querer resolver las cuestiones patrimoniales en vida", explicó Jorge De Bártolo, presidente del Colegio de Escribanos porteño.

Otro causa del fenómeno es el cambio de legislación que hubo a fines de 2020. A partir de esa modificación, las propiedades ya no son "observables": una vez que se firmó toda la documentación correspondiente, el inmueble ya tiene nuevo dueño de forma definitiva.

La calificación jurídica de "observable" implicaba que esa donación podía ser reclamada por herederos en el marco de una sucesión y el inmueble ya no era aceptado en ese circuito de comercialización.

Efecto Ley de Alquileres: la compra-venta de inmuebles acumula cuatro meses de caída

Barrio en venta: cuál es la zona que tiene 48 departamentos con cartel por manzana

Pero ahora, las donaciones de bienes inmuebles de padres a hijos o a terceros ya no pueden ser jurídicamente observables y no tendrán trabas para venderse o usarse como garantías bancarias.

En consecuencia, hoy, cada 2,4 escrituras de compra-venta, hay una donación. En 2007, era cada 13. En el crecimiento de la participación también influye el derrumbe que tuvo la actividad inmobiliaria, que está en pisos históricos de concreción de operaciones.

VENTAJAS ECONÓMICAS

"Lo primero que hay que tener en cuenta es que una donación acota notablemente los tiempos. Además, los costos son más económicos", explica Bernardo Mihura de Estrada, secretario del Colegio de Escribanos porteño.

Una donación es una organización en vida de los bienes, continúa. Para una sucesión, en cambio, es necesario que el propietario haya fallecido y el proceso demora no menos de un año.

Crece la tendencia a nivel mundial por donaciones en vida

En cuanto a los costos, se calcula que para una donación se paga entre el 1% y el 2% del valor de la propiedad y los honorarios son acordes a cada profesional.

Si se trata de la Ciudad de Buenos Aires, no existe, por ahora, ningún tipo de impuesto a la herencia. Hoy, este arancel solo se cobra en la provincia de Buenos Aires, con una escala que va del 1% al 15% del valor de la inmueble. Esto último dependerá de la cantidad de donaciones que reciba el contribuyente.

Autoprotección, un nuevo proyecto de ley

En sintonía con el crecimiento de las donaciones, el Colegio de Escribanos impulsa un proyecto de ley que será tratado en el Congreso que busca resolver y agilizar el mantenimiento patrimonial de una persona incapaz.

¿De qué se trata? Cuándo alguien, por ejemplo, tiene un accidente y queda en coma, no puede continuar haciendo sus operaciones habituales. Con esta nueva figura, podría designarse a una persona, sea o no de la familia, para responder ante una eventual incapacidad.

"Es un poder, un mandato especial que se le da un tercero para que opere en caso de incapacidad. No hay restricciones, por lo que podría hasta vender una propiedad en su nombre", explica De Bártolo.

Este tipo de herramientas, que buscan planificar el futuro, son una herramienta muy utilizada en países de Europa, indican los escribanos.

El proyecto comenzará a debatirse en Senadores. Se espera que pase por dos comisiones para luego llegar a Diputados, en donde creen que podría aprobarse a fin de año.





Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios