Health Leadership Summit

Ciencia y tecnología: articulación público-privada hacia una inversión del 1% del PIB en el área

En el marco del evento organizado por El Cronista y la revista Apertura, el ministro de Ciencia , Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, destacó la sanción de leyes que promueven la investigación y el desarrollo y señaló que se alcanzó un acuerdo para llegar a una inversión del 1% del PBI en 10 años.

Este año el Gobierno nacional decidió la compra de equipamiento científico, que sólo este año representa una inversión de u$s 60 millones para adquirir más de 160 equipos e involucra a 165 instituciones. 

"Es la más importante de la historia", aseguró el ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Daniel Filmus, en diálogo con Hernán de Goñi, director periodístico de El Cronista, en el primer panel del Health Leadership Summit, organizado este jueves por este diario y la revista Apertura.

El titular de la cartera científica apuntó que ésta es la primera de dos compras semejantes que habrá este año, y explicó que la iniciativa es resultado de una ley que se aprobó por unanimidad en 2021, que fijó en 1% del PBI la inversión en ciencia y tecnología. 

"Para tener una idea, habíamos llegado al 0,37% del PBI en 2015, cayó al 0,22% en 2019, este año ya estamos en el 0,31% y ahora esto planifica llegar al 1% del PBI en 10 años", detalló Filmus.

Agregó que la mitad del equipamiento que se está comprando tiene que ver con el área salud, y que en ese sentido se busca darle a la iniciativa una impronta federal. 

"Lo interesante de esta ley es que el 20% del aumento tiene que ir a un programa especial de equipamiento, que se llama Federalización de la Ciencia". De esta manera, se busca revertir una tendencia que marca que el 85% de la ciencia y la tecnología en la Argentina está concentrada en la zona central y metropolitana.

Tras subrayar la importancia de la formación científica, Filmus recordó que este año por primera vez se observó un "corrimiento en las matrículas universitarias hacia las carreras científicas", con foco en las carreras vinculadas a sistemas, software, ciencia de datos, e incluso datos y medicina.

El ministro enfatizó la importancia de la articulación público-privada, y señaló que en  la actualidad el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), que cuenta con 12.000 investigadores y otros tantos becarios en todo el país, "tiene participación en 42 articulaciones con empresas privadas, de las cuales 36 son de salud".

El otro aspecto destacable es el impulso que se le está dando a la Economía del Conocimiento, que en 2021 fue el sector que más creció en el país, el que más empleo demandó y el que más creció en exportaciones, ya pasó a ser el tercer sector, precisó. "Eso es trascendente para dejar de ser solamente un país exportador de materias primas", apuntó Filmus.

La innovación y la industria farmacéutica

A su turno, Nicolás Vaquer, presidente de CAEME y gerente general de Pfizer Argentina, se refirió al rol de la innovación y la tecnología en el sistema de salud y en la industria farmacéutica.

Al respecto, señaló que la pandemia y el desarrollo de la vacuna le dieron a la industria la posibilidad de "poner en el escenario central lo que es la innovación en salud". Y esa velocidad a la innovación se dio por varios aspectos. 

"Uno fundamental, que tenemos que seguir trabajando y no perderlo, que es la colaboración con los gobiernos, con los entes reguladores, con la academia, universidades, con empresas de biotecnología pequeñas. Ese ecosistema, esa innovación abierta y esa colaboración nos permitió no sólo desarrollar la vacuna en tiempo récord sino también evaluarla y tenerla evaluada en tiempo récord", remarcó Vaquer.

Por su parte, Marco Antonio Musitano, director General Hub Cono Sur de Becton Dickinson, señaló que se vio una "baja muy considerable de diagnóstico durante la pandemia, ahora se fue recuperando pero no a los niveles que deberíamos". 

En ese punto, distinguió entre el diagnóstico prematuro y el diagnóstico tardío, en el que la enfermedad presenta síntomas, y por supuesto su tratamiento es más complejo.

Además, se refirió a la inversión en salud como clave para la mejora de la prestación. "Todo crecimiento viene de la mano de la inversión. Si el sistema de salud no tiene inversión "envejece", apuntó Musitano. Y en este caso, la inversión "genera sobrevida más allá de los 5 años", en el caso de enfermedades graves.

Pablo Santos, HealthCare Informatics Busieness Leader South Region de Philips, señaló que hay dos grandes aspectos que supone la innovación en este campo, por un lado la madurez digital, que ayuda a ampliar el acceso a la salud, y por el otro, el aspecto económico, que está orientado a ir reduciendo costos para ser más eficientes.

Tras señalar que Philips fue virando de la fabricación de lamparitas y equipos electrónica a la tecnología de la salud, Santos dio detalles de cómo un ecógrafo portátil de Philips, que uno usa el teléfono para ver las imágenes del ecógrafo, permite hacer un diagnóstico rápido preventivo precoz "en cualquier lugar de una comunidad desatendida". 

A partir de eso, un especialista puede tomar esa imagen se suba y diagnosticar, para que "ese paciente tenga acceso a la salud desde un teléfono". Y agregó otro dato innovador para trabajar en "anatomía patológica digital", a través de un escáner para digitalizar las muestras que antes se veían sólo con el microscopio.

Desde la Subsecretaría de Planificación Sanitaria y Gestión de Red del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el subsecretario Daniel Ferrante destacó que en el contexto de la pandemia se generó mayor articulación entre las áreas de salud de distintas jurisdicciones del sector público y puso como ejemplo el trabajo en el AMBA.

Además, la Ciudad tuvo una repriorización durante 2020/21, que se llama Red Integrada de Cuidados Progresivos que implica, por un lado, ordenar el sistema de salud por niveles de complejidad.

Y por otro, el aprovechamiento de la "digitalización que estamos llevando adelante hace años, que implica una informatización de todo el sistema de salud, ya sea el registro de consultas, la accesibilidad de los turnos", indicó Ferrante.

En ese sentido, el funcionario destacó cómo utiliza el gobierno porteño la información de los usuarios del sistema (Boti y otras herramientas) y también indicadores de salud que aporta el proceso de digitalización.

Al cierre, Fernando Enrique Coppollillo, gerente de Prestaciones Médicas de Medifé, señaló que la pandemia de Covid dejó como enseñanza el "aprender a innovar". Pero remarcó que "el gran aprendizaje es cómo transformar la adversidad en desafío".

Detalló sin embargo, que muchas veces se piensa que las innovaciones tienen que ver con cuestiones tecnológicas pero no es así exclusivamente, también están las metodologías ágiles. "Hay también innovaciones en los procesos, en los servicios que ofreces, y hay incluso innovación en el Mainset, en la programación que uno tiene", apuntó Coppolillo.

Y aclaró que las innovaciones se dieron en tres esferas: con los asociados de Medifé que son los pacientes, en la relación con los prestadores y profesiones e la salud, y otro set de innovaciones en la relación con los propios colaboradores.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios