Visita a la Casa Rosada

Automotrices fabricarán y exportarán más para asegurarse los dólares que necesitan

Autoridades de Adefa visitaron a Alberto Fernández y le informaron que crecerán 30% en producción y 35% en exportaciones en 2022. Tras un 2021 en el que superaron niveles prepandemia en esos indicadores, el mercado interno acusó la falta de dólares en la restricción de autos importados

Cotizaciones relacionadas

No hubo reclamos ni reproches. Apenas, un pedido: la aprobación (lo más pronto que se pueda) de las leyes que impulsa el sector. Pero, en términos generales, fue una reunión formal, en la que los visitantes entonaron la música más maravillosa para los oídos del anfitrión: producción, crecimiento, exportaciones, contrataciones y, fundamentalmente, inversiones. Algo de lo que -más en estos días- no abunda en la agenda económica del Gobierno.

Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a la cúpula de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). Asistieron también el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y Ricardo Pignanelli, secretario general de Smata, el gremio de los mecánicos, al que está afiliada la vasta mayoría de los operarios de la industria automotriz. También participó Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos y presidente del Consejo Económico y Social.

Por las terminales, estuvieron Martín Galdeano, presidente de Ford y, desde octubre, al volante de Adefa; su antecesor en la butaca sectorial, Daniel Herrero, de Toyota, ahora vicepresidente de la entidad, y Federico Ovejero, VP de GM para la Argentina, Paraguay y el Uruguay y también vice de la entidad. Además, asistieron Fernando Rodríguez Canedo, director ejecutivo de la cámara de las automotrices, y Santos Doncel Jones, hombre de Iveco y, como tal, secretario de la asociación.

Los ejecutivos le informaron al Presidente que el sector cerró 2021 con un crecimiento del 69% en producción, a 434.753 unidades, y del 89% en exportaciones, a 259.287 envíos. Con estos números, agregaron, las fábricas ya superan el nivel de actividad previo a la pandemia. Develaron sus pronósticos para este año: apuntan a crecer 28,3% sus volúmenes de fabricación, a unos 557.800 vehículos, y 34,3% en ventas externas, a unas 348.200.

Según estas proyecciones, la industria recuperará volúmenes que no tenía desde 2015, cuando se fabricaron 526.657 unidades, según las estadísticas de Adefa. En exportaciones, se acercaría a las 357.847 de 2014. El año record del sector fue 2011: 828.771 unidades de producción y 506.715 exportadas.

Por lo pronto, en 2021, se recuperaron los volúmenes de 2006, año que tuvo 408.874 autos y utilitarios fabricados, y superó en 38,1% el de 2019, 314.787 unidades. En 2020, por la pandemia, la industria tuvo su nivel más bajo en una década y media, apenas 5000 vehículos por debajo de los 319.755 de 2005.

En tanto, las exportaciones del año pasado son similares a las de 2018 (269.360) y 15,6% superiores a las de 2019 (224.248). En 2020, habían caído a 137.891 unidades, su volumen más bajo desde 2003 (108.058). De las exportaciones de 2021, el 66,3% (171.989 unidades) fue a Brasil. El segundo mercado en relevancia fue Chile: 6,6% (16.988 vehículos).

"Son números auspiciosos. Las automotrices son la nave insignia de la industria argentina", reflexionó Fernández, según el parte oficial de la reunión. Para las terminales, también es clave el incremento de producción y que, a su vez, sea motorizado por exportaciones. Desde mediados de 2020 y durante todo el año pasado, la escasez de dólares restringió también la oferta de vehículos en el mercado local. Fue la causa principal de que el sector, que había iniciado 2021 con proyecciones de 450.000 patentamientos, lo haya cerrado en 381.000. Algo que favoreció a los autos de producción nacional, cuyas ventas subieron más de 50%. Los importados, en tanto, cayeron por encima del 10%, a 145.400 unidades, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

Esto afectó, principalmente, a los modelos fabricados en Brasil: históricamente, el 60% del mercado local, por ser los de entrada de gama. Es decir, los más baratos.

Mientras que las ventas mayoristas -es decir, de fábricas a concesionarios- terminaron el año con un crecimiento de sólo el 6%, a 334.389 vehículos nuevos entregados a los salones, las de autos de producción nacional aceleraron 44,2%, a 174.521, 52,2% del total, de acuerdo con los datos de Adefa.

Con el salto de exportaciones y producción que programan las automotrices para este año, generarán los dólares suficientes para incrementar la importación de vehículos. Acara calcula que, este año, entrarán al país 220.000 autos fabricados en el exterior, un 34% más que en 2021.

También es clave para las fábricas. Las automotrices terminaron el año con un déficit comercial de u$s 1134 millones, según un trabajo de Acara. Pero la balanza de vehículos fue positiva u$s 5403 millones, luego de exportaciones por u$s 8476 millones e importaciones por u$s 3073 millones. El grueso del déficit proviene de las autopartes: un rojo de u$s 6537 millones (importaciones por u$s 7526 millones; exportaciones por u$s 989 millones).

"No venimos a pedir, sino a agradecer"

Durante su reunión con Alberto, las terminales recordaron que en 2020 y 2011 el sector contrató a 2294 personas y anunció inversiones por u$s 880 millones. "Otras veces venimos a pedir, hoy venimos a agradecer", dijo la comitiva, según el comunicado que Presidencia difundió de la reunión. "Apostamos al sector y vamos a seguir apoyándolos para solidificar este crecimiento", les prometió el Presidente, siempre, según la minuta oficial.

"Creemos indispensable continuar el camino del diálogo que iniciamos hace años y el trabajo conjunto con toda la cadena de valor y el Gobierno para lograr el impulso de medidas que brinden certidumbre y sustentabilidad en el largo plazo al sector", declaró Galdeano. El ejecutivo agradeció, puntualmente, por hechos concretos, como el no pago de retenciones a las exportaciones incrementales, o las gestiones que desarrollan Cancillería y el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, en la defensa del Mercosur, bloque cuya existencia es clave para la industria automotriz de la región.

Otro de los temas hablados fue el avance los proyectos de ley específicos para el sector. Por un lado, el de Movilidad Sustentable, o Electromovilidad, por el cual, dice el Gobierno, se generarían inversiones por u$s 8300 millones en 10 años y se crearían más de 21.000 empleos. Por otro, el de Promoción de Inversiones en la Industria Automotriz, que involucra a sus proveedores (autopartistas) y declara al sector como estratégico. Este último está más arriba en la agenda de corto plazo de los ejecutivos de las automotrices.

Las terminales pidieron acelerar con la aprobación. El Gobierno pisó el freno y les sugirió que esperen, por lo menos, a marzo.


Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • FG

    francisco girard

    06/01/22

    estos saben que viven enel planeta tierra y que se quiere eliminar los autos de combustion en 2030. vamos encontra mano

    0
    0
    Responder