Vuelven a circular Jaguar de lujo, con una "limusina" diplomática haciendo punta

Se trata de un automóvil que se puede comprar sólo a pedido y a medida. Su valor parte de los u$s 150.000, y con detalles adicionales de diseño, confort y seguridad bordea los u$s 200.000. La marca ya vende en el país modelos que incluso superan ese precio, como la cupé F-Type.

Piel Bondgrain color cashew con parte superior del salpicadero en truffle, revestimiento de techo en morzine, acabado satin rosewood y moqueta truffle. Suena sofisticado y lo es. Sobre todo teniendo en cuenta que se trata de la descripción del tapizado de un auto. Sucede que no es cualquier modelo. Es un Jaguar XJ que acaba de pisar suelo argentino y en pocos días circulará por las calles porteñas. Hace más de cinco años que un auto de estas características no tenía como destino el mercado nacional. Se lo considera una limusina cuyo valor arranca en u$s 150.000, y con detalles y equipamiento adicional bordea u$s 200.000. El flamante comprador es la Embajada británica, que como en todas partes del mundo eligió estos autos fabricados en su propia tierra, para movilizar a sus diplomáticos. Ahora, la Argentina se suma a la lista.

La apertura de las importaciones y la reducción del "impuesto al lujo" que llegó con el nuevo gobierno permitió a selectos compradores argentinos acceder a un amplio abanico de marcas y modelos enfocados al segmento de lujo y alto poder adquisitivo. Porsche, Ferrari, Masseratti, entre modelos tope de gama de las automotrices que tradicionalmente venden en Argentina ya están disponible para compradores selectos.

En el mercado calculan que este se año se cerrarán al menos 12.000 ventas en este segmento, lo que representaría un crecimiento cercano al 60%. Comparte esta visión el gerente general de Ditec, Hernán Amenabar, al frente de la importación de Jaguar, Volvo y Land Rover.

En el caso particular de este Jaguar XJ, Amenabar explica que su firma colaboró con la logística y temas administrativos necesarios para que la Embajada británica reciba y utilice el auto (se encargará también de su posterior atención) pero el contrato se hizo directamente entre la automotriz y la dependencia diplomática, con las particularidades que eso conlleva. Sucede que como Jaguar es una compañía inglesa, tiene convenios con las embajadas en todo el mundo para que utilicen sus vehículos. De hecho, hoy el auto oficial es también un Jaguar que será renovado con el nuevo modelo.

El XJ tiene numerosos detalles de lujo, de tecnología avanzada y alta seguridad. Los tapizados de cuero guateado con pespunte romboidal lo distinguen, un metro más de espacio para su versión larga (la LWB, tipo limusina) que posibilita trabajar cómodamente en los asientos traseros con mejoras en la suspensión neumática para aún mayor confort son otro punto destacado. Además, cuenta con el acceso a luz natural posible por un techo panorámico de cristal oscurecido que cubre todo el ancho del vehículo y se extiende hasta la zona de los asientos traseros, con filtro de rayos UV.

En el país no hay un stock de este modelo disponible para una compra inmediata si no que se hace por pedido. Amenabar comentó a El Cronista que en sus locales de Nuñez y Vicente López, en Buenos Aires, los compradores pueden ver los diferentes detalles que pueden agregarse (hay disponible telas y materiales para revisar físicamente) y a través de un software los vendedores asisten con el diseño exacto del auto "a medida". Luego se lo muestra en 3D y una vez con la conformidad completa del cliente se hace el pedido. La configuración de estos autos es muy variada. Hay adicionales desde u$s 10.000 como mejores tipos de cuero, detalles de seguridad, estéticas deportivas en el exterior, mayor tecnología y conectividad en una gama muy amplia. Se calcula que en promedio, se agregan entre u$s 20.000 y u$s 50.000 a la base.

En Ditecar se venden autos de lujo que van desde u$ 40.000 (un Volvo V40) hasta u$s 200.000 (Jaguar FType cupé y convertible), de las marcas Volvo, Jaguar y Land Rover. Y Amenabar asegura que el crecimiento de las ventas fue exponencial en los últimos meses. Hasta 2016, se vendían entre cinco y ocho Jaguar al año. Ahora se venden la misma cantidad por mes.

 

Tags relacionados

Más de Negocios