Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Vila: "La mayor producción de autos está impulsando las ventas de neumáticos"

Es el CEO de la filial en Argentina de la marca de neumáticos Dunlop. Se trata de una empresa propiedad del grupo japonés Sumitomo, en la cual el ejecutivo local lleva más de dos décadas de carrera. Entre sus principales planes para este año incluyen la apertura de 20 locales de la compañía con el objetivo de lograr una mayor cobertura, más que nada en el interior del país

Vila:

Con un plan de expansión en marcha, la empresa comercializadora de neumáticos Dunlop, que importa sus productos desde Brasil, apuesta este año a incrementar su participación en el mercado argentino. Con ese objetivo, las expectativas de sus ejecutivos están puestas en el repunte de la industria automotriz y también en la implementación de un plan de desarrollo de obras viales en todo el país. El Cronista dialogó con Gonzalo Vila, presidente de Dunlop Argentina, con quien analizó la situación de la compañía y el escenario macro en el cual opera.

–¿Cómo está atravesando el sector este año, en un contexto de caída del consumo?
–El sector del neumático se desenvuelve en un mercado de equipo original, que es el montaje a autos que se fabrican cero kilómetro. Por otro lado, el after market, que es el mercado de reposición, para el consumidor que tiene que hacer un recambio o reparación. En el caso de la industria automotriz está mostrando una mejoría bien concreta y el mercado de reposición acompaña. Pero también se trata de un mercado que acompaña al consumo general, donde tienen que ver con otras circunstancias como, por ejemplo, el tipo de financiación disponible. Por eso cerramos convenios con los principales bancos para ofrecer beneficios, descuentos, financiación con tarjeta, lo que nos ha dado muy buen resultado.

–¿De qué forma impacta en su caso este repunte del la producción automotriz?
–La industria automotriz está produciendo más y necesita más neumáticos. Somos proveedores de Toyota, que ha mostrado muy fuerte crecimiento. El vehículo más vendido de la Argentina, por primera vez, es una camioneta y es Toyota. Y nosotros somos proveedores. Hemos tenido un año fabuloso.

–Ustedes traen sus productos del exterior. ¿Cómo evolucionó su negocio a partir de los cambios en la política de importación?
–Dunlop no fabrica neumáticos en la Argentina, todo se importa desde diferentes plantas. Brasil es el principal proveedor de nuestros productos. La política de la presente administración es darle cobertura a la industria local hasta poder resolver cuestiones de infraestructura fundamentales, que están claras. En ese sentido, para darle más competitividad, el Gobierno solicita que voluntariamente autoimpongamos ciertas restricciones para no generar un problema de desbalance en la industria. Entendemos que se deba trabajar en ese sentido, pero si nos remitimos a años donde la importación fue más libre, tampoco se generó daño. Al contrario, la industria avanzó mucho y pasó de ser una industria con años de atraso tecnológico a una industria moderna y exportadora también. Hoy, más que de importaciones, es un tema de integración. La industria automotriz está muy integrada.

–¿Hay diálogo con las autoridades del actual gobierno?
–Hay más racionalidad. Un ida y vuelta más claro en donde las posiciones, por lo menos, se pueden discutir y llegar a puntos de acuerdo.

–¿Qué perspectivas tienen para el mercado en general?
–Definitivamente va a crecer, por muchas razones. Por ejemplo, el segmento de camión va a crecer porque en dos o tres años el transporte va a tener un impulso muy fuerte a raíz de las inversiones que está haciendo el Estado en infraestructura vial. La Argentina tiene mucha capacidad de reacción porque fabrica camiones. A mayor infraestructura vial, el transporte se desarrolla en consonancia. Pero la infraestructura vial también es para los buses. El ingreso de las aerolíneas low cost también va a generar una competencia mayor con el transporte terrestre. Lejos de teorías arcaicas de protección y de cuidado, no hay que olvidarse que el país tiene 42 millones de habitantes. Está bien que se defiendan sectores o empresas y que se trabaje en temas que tienen que ver con no destruir empleo. Pero también hay que tener cuidado que eso no genere poner de rehenes a 30 millones de consumidores. Tiene que haber un equilibrio.

–¿Qué participación tienen hoy en el mercado y cuánto esperan crecer?
–Somos las séptima marca, pero para mediados del año que viene esperamos ser la sexta y pelear por el quinto lugar. El desafío número uno que tenemos es alcanzar una cobertura geográfica nacional. Las políticas que estamos viendo tienden a inversiones y desarrollos muy fuertes en ciertas regiones. Como zonas petroleras y el Plan Belgrano en todo el Noroeste. Un plan de carreteras y de autopistas es, en el mediano plazo, un desarrollador de población y de economía que descomprime las grandes concentraciones en las ciudades. El año pasado estuvimos arriba de las 300.000 unidades y este año esperamos cerrar arriba de las 400.000 unidades. Es una cifra importante en un mercado total de 10 millones de unidades. Estamos esperando llegar este año a tener un 4% del mercado.