Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Multan a firma satelital española por vender sus servicios sin autorización

Multan a firma satelital española por vender sus servicios sin autorización

El Ministerio de Comunicaciones dispuso, a través de una resolución publicada el lunes pasado en el Boletín Oficial, aplicar una multa a la firma española Hispasat por brindar servicios satelitales de forma irregular.

Según consta en la resolución, la compañía fue hallada "responsable de prestar facilidades a través de los satélites Hispasat 30W-4 (ex Hispasat 1D) e Hispasat 30W-5 (ex 1E) de manera ilícita por no contar con la correspondiente autorización (...). Por tal motivo, se le aplicará "el máximo de la sanción prevista, de 12,5 millones de pulsos por cada infracción", lo que equivale a $ 575.000 por cada satélite, o $ 1.150.000 en total. Tal suma deberá abonarse dentro de los 30 días hábiles de publicada la resolución, pero la firma cuenta con 10 días hábiles para efectuar su descargo.

Hispasat es propiedad de la francesa Eutelsat, la constructora española Albertis (principal accionista de Autopistas del Sol) y el gobierno de España, y lidera la distribución de contenidos en Español y Portugués en el mercado iberoamericano.

Curiosamente, la compañía había sido habilitada por una resolución de la cartera de Comunicaciones el 3 de febrero, para operar con el satélite Hispasat 1C, con el que ya estaba brindando servicios a varios canales de TV y radios (Cadena 3 y Teleocho de Córdoba, radio cooperativa AM 740 y Patagonia AM 780, entre otros), en abierta competencia con el satélite argentino Arsat II, lanzado en septiembre de 2015, que aún tiene capacidad ociosa.

Al ser consultada, una fuente del ministerio de Comunicaciones aclaró que (Hispasat) "está autorizada, pero la sanción se aplica por el tiempo en que estuvo operando de manera irregular".

Fue la empresa nacional de satélites Arsat (hoy bajo la órbita del ministerio de Comunicaciones) quien denunció, en octubre de 2016, que su competidora Hispasat estaba operando ilícitamente. Por entonces, la firma española alegó que incurrió en el incumplimiento por la "mora de la administración en responder" a su pedido de autorización. En esa oportunidad, a pesar de haber admitido la irregularidad, la firma no recibió sanción alguna, y fue autorizada a brindar legalmente los mismos servicios que venía ofreciendo en forma clandestina.

En tanto, el plan nacional de desarrollo satelital, aprobado por el Congreso en noviembre de 2015, y que preveía la construcción de ocho satélites nacionales para 2035 está virtualmente frenado a la espera de financiación externa.