Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La familia Benetton, a punto de quedarse con la Panamericana y el Acceso Oeste

Controlan el holding italiano Atlantia, que lanzó una OPA por 16.341 millones de euros para comprar el grupo español Abertis, dueño de Ausol y de Autopista del Oeste

La familia Benetton, a punto de quedarse con la Panamericana y el Acceso Oeste

Como consecuencia de la multimillonaria fusión entre dos de los mayores grupos concesionarios de autopistas de Europa, las dos principales operadoras de rutas con peajes del país están a punto de pertenecer a la familia Benetton.

Es que Abertis, el holding español a cargo Autopistas del Sol (Ausol) y de Grupo Concesionario del Oeste (GCO) podría pasar a manos del grupo italiano Atlantia, controlado por la familia famosa por sus actividades en el negocio de la moda. Ayer Atlantia lanzó una Oferta Pública de Acciones (OPA) sobre Abertis por 16.341 millones de euros pagaderos en efectivo. En Atlantia los Benetton poseen el 30% del capital a través de su brazo inversor Edizione.

En tanto, el fondo soberano de Singapur GIC, tiene 8% del capital y la fundación bancaria italiana CRT otro 5%. Abertis, por su parte, está participada en un 24% por La Caixa, a través de Criteria; la familia Godia, con un 7%, así como diversos socios financieros como Capital Research (10%), Blackrock (2,5%) o Lazard (3%). En el país posee el 31,59% de Ausol y de GCO, mientras que Impregilo tiene otro 19,82%; Sideco 7%; Dycasa 5,83% y ACS (5,72%). Otro 30,04% cotiza en bolsa.

Con GCO controla la ruta que une la Capital Federal con la ciudad bonaerense de Luján, mientras que Ausol es titular de la concesión del Acceso Norte, más conocido como la autopista Panamericana, y también del mantenimiento de la Autopista General Paz.

De prosperar, la operación daría origen al mayor grupo de concesiones de autopistas del mundo con un valor bursátil de 36.000 millones de euros. Se espera que Gilberto Benetton, el hombre fuerte de la familia Benetton, esté en el consejo de la empresa resultante.

Los italianos obtendrían el control de Abertis beneficiándose de la estrategia de internacionalización desplegada por el grupo español, con filiales por todo el mundo, desde Chile, Brasil o la Argentina, hasta la India, si bien su mayor inversión estratégica son las autopistas francesas.

La oferta de Atlantia implica el pago de 16,5 euros por acción por cada título de Abertis. Según los medios europeos, la transacción también implica un intercambio de acciones entre ambos grupos mediante el cual por cada título de Abertis se dará 0,697 euros de una de las acciones especiales de Atlantia (AEA).

A través de un comunicado de prensa, Abertis informó que el Consejo de Administración de la sociedad no se pronunciará "hasta que sea legalmente perceptivo". Mientras tanto, continuará desarrollando sus negocios. AZ Capital y Citibank actúan como asesores financieros de Abertis en la operación con Atlantia. En la actualidad, el 77% de las acciones de Abertis circulan en el mercado de renta variable (freet float), siendo las participaciones más significativas las de los fondos Capital Group (12,03%); Lazard Asset Management LLC (3,54%) y BlackRock, Inc (3,306%). También hay una autocartera del 8,25% del capital social.

Abertis gestiona más del 60% de la red de autopistas de España y también tiene presencia en otros 14 países, entre los que se incluye la Argentina. En el país, el mes pasado unificó las concesiones de la autopista Panamericana y Acceso Oeste mediante la adopción de un nuevo esquema organizacional para operar las sociedades Ausol y Grupo Concesionario del Oeste, en las cuales es accionista mayoritario.

Además, negocia con el Gobierno modificar el contrato de concesión de sus autopistas y avanzar en una recomposición tarifaria que le permita hacer frente a los más de 12 años de pérdidas por congelamiento de precios. Ocurre que, mas allá de algunos aumentos de tarifas logrados durante el kirchnerismo, las cuentas de Ausol y de GCO parecen no haber cerrado aún con números positivos.

En tanto Atlantia, aclara también en un comunicado, que tiene la "intención de mantener la denominación y sede social de ambas compañías" para garantizar el beneficio comercial. De concretarse la fusión, la familia Benetton pasaría a tener 25,5% de la futura Atlantia integrada con Abertis. En la actualidad, Atlantia opera 3408 kilómetros de carreteras en Italia, tiene presencia en Brasil, Chile, India y Polonia. Gestiona los aeropuertos de Roma y Niza y su facturación anual llega a los 5484 millones de euros y su capitalización bursátil a más de 19.070 millones de euros.

Cambios de accionistas

La composición accionaria de Ausol está cambiando. Un grupo llamado Natal Inversiones cerró la compra del capital de Dycasa en $ 70 millones y negocia comprar la tenencia del grupo español ACS. Además, Sideco busca salir también debido a la necesidad de despegar de cualquier dudas su vínculo con el Gobierno, ya que se trata de la sociedad de la familia Macri que intenta correrse del radar de negocios que puedan afectar al Presidente.