U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Financiamiento de museos: el Metropolitan de Nueva York empezó a cobrar entrada y abrió el debate

El fin del ingreso "a voluntad" en el MET, hizo repensar a los países quién debe sostener a los museos. En Argentina, el mantenimiento recae sobre el Estado

por  IGNACIO GUTIÉRREZ ZALDÍVAR

Especial para El Cronista
0

National Gallery, Londres

National Gallery, Londres

El Siglo XXI está signado por el interés cultural y turístico que tienen los museos de arte. Casi 10.000 instituciones se han creado en estos 17 años y son más que todos los creados en el Siglo XX. No sólo los gobiernos nacionales sino también los Estados, provincias y los municipios pujan frenéticamente con los privados en esta creación de espacios para el arte.

China está a la cabeza de la creación con fuerte interés por empresarios que quieren perdurar a través de los museos que están fundando. En Estados Unidos, y con sus leyes de desgravación impositiva, son los privados y fundaciones los que contribuyen a su sostenimiento.

En Argentina es el Estado el que sostiene los museos, tanto en el ámbito nacional como en el provincial, y son las municipalidades las que sostienen con gran esfuerzo los museos.

El Museo Nacional de Bellas Artes tiene un presupuesto de u$s 10 millones anual. Es visitado por mas de 700.000 personas cada año y es una de las mayores atracciones turísticas de la Ciudad de Buenos Aires. Además debe financiar las exposiciones temporarias que se traen de otros países, como la actual de Joan Miró que en sólo 100 días ha llevado 200.000 visitas y con un costo de u$s 800.000 ha sido financiada con recursos propios y además con el aporte de la Asociación de Amigos del Museo.

En Europa, solamente en Inglaterra los museos son gratuitos. En los países de la Unión Europea no se cobra entrada a los ciudadanos de la comunidad. En Estados Unidos la mayoría de los museos cobran entrada, con excepción de los de Washington. El cobro de entradas es un tema en discusión actualmente a partir de reformas que ha realizado el Metropolitan de Nueva York. Con un presupuesto de u$s 305 millones anual, tiene un déficit de u$s 40 millones que busca cubrir con reformas en la admisión.

Históricamente se "sugería" pagar u$s 25 de entrada y hace una década el 63% pagaba dicha suma aunque no era necesario. Se podía pagar un centavo o un dime e igual te daban la entrada, esto era así porque recibe subvención por parte del Estado. La gente no lo sabía, pero en los últimos años se supo y solamente el 17% pagaba los u$s 25.

Es visitado por 7 millones de personas y recaudaron por entradas unos u$s 43 millones el año pasado, lo cual significa que el promedio pagado de entrada es de u$s 6. Ahora todos pagarán los u$s 25, con excepción de aquellos que vivan en ese Estado, con lo cual serán los turistas los perjudicados ya que deberán pagar la entrada completa.

El mismo costo tiene el MOMA de Nueva York que es visitado por 3 millones de personas. El Museo del Louvre en París es el más visitado con 8 millones de personas y su entrada es de u$s 21 y el Museo del Prado en Madrid tiene 3 millones de visitantes y su entrada es de u$s 18.

Creo que está bien que no se cobre entrada en nuestros museos y que todos con nuestros impuestos nos hagamos cargo de los costos pero sí debe cobrarse en las exposiciones temporarias que significan gastos extras y se financien con el aporte de los visitantes.

El costo de la entrada debería ser igual que una entrada al cine (unos $195 o u$s 10 dólares) y con algún día libre o descuentos a jubilados o gratis para menores de 18 años.

En Inglaterra se coloca una urna transparente para que cada uno deje lo que quiere. En nuestro Museo dicha experiencia no dio resultado. Sería bueno que el Congreso dicte alguna norma por la cual se pueda desgravar lo que aporten las empresas para exposiciones de gran interés. Argentinos a las cosas.