Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El consorcio Proteinsa ganó la licitación y se quedó con Cresta Roja

La Justicia decidió aceptar la oferta de compra del consorcio que lleva la gestión de la compañía desde diciembre del año pasado. La oferta fue de u$s 121 millones

Macri y la gobernadora Vidal este año cuando reabrió Cresta Roja

Macri y la gobernadora Vidal este año cuando reabrió Cresta Roja

Tras más de dos años de conflicto, Cresta Roja tiene nuevo dueño. Se trata de Proteinsa, grupo compuesto por las empresas Ovoprot Internacional, Tanacorsa y Grupo Laclau, el mismo que se hizo cargo de la empresa en diciembre de 2015 cuando la Justicia decretó la quiebra de la ex Rasic Hnos.

Tras el proceso de licitación, que abrió la jueza Valeria Pérez Casado, a cargo del Juzgado Comercial 18 en agosto de este año, ayer se dio por ganador a Proteinsa, que presentó una oferta por u$s 121 millones, con el respaldo del banco brasileño BTG Pactual. Le ganó la puja a Avícola del Plata (conformada por Granja Tres Arroyos, Adecoagro y Grupo Lartirigoyen), quien ofertó u$s 80 millones al contado y u$s 60 millones para inversiones. El precio base era de u$s 110 millones.

"Es la confirmación de un proceso que comenzó de la peor manera, con una empresa quebrada, sin producción y con empleados cortando calles. Sacamos la empresa adelante", afirmó a El Cronista, Santiago Perea, Gerente General de Ovoprot Argentina. Agregó que el proyecto incluye la reincorporación de los empleados que todavía no han sido reincorporados, "una vez que el proceso de producción crezca en volumen".

Según contó a este medio Cristian Villalba, delegado de Cresta Roja, la reincorporación de los trabajadores va a ser del 100%, a medida que suba la producción, un nivel que ya prevé que aumente en noviembre. En base a sus estimaciones, el pico de producción (es decir, una vez que se llegue a los 400.000 pollos por día) podría ser en febrero del año que viene, algo similar al pronóstico de Perea, quien estimó para 2017 la "normalización" de la producción.

"Esto no fue casualidad. Se debe a un conjunto de decisiones que se fueron tomando desde el año pasado, tanto de la empresa como los trabajadores, el juzgado y el Gobierno. Somos más que optimistas para el futuro", afirmó Perea. Actualmente la empresa produce 180.000 pollos por día, con cerca de 1800 trabajadores reincorporados, de los 3000 que llegó a tener.

El conflicto empezó en 2014 cuando la compañía adujo problemas económicos. Tras medidas de fuerza, hacia diciembre la jueza dictaminó la quiebra y la adjudicación a Proteinsa. Volvió a faenar en abril de 2016.