El Gobierno obligó a Molinos a vender una de sus marcas de fideos

Luego de un análisis realizado por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, la empresa se desprendió de Vizzolini, que fue adquirida por Bonafide.

La Secretaría de Comercio, a través de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), le indicó a Molinos Río de la Plata que debía desprenderse de una de sus marcas de fideos secos, para "asegurar la competencia", según informó hoy el Ministerio de Producción.

"La Secretaría de Comercio de la Nación, a instancias de un análisis realizado por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, permitió el ingreso de un nuevo competidor en el mercado de pastas secas. De esta manera, Molinos Río de la Plata se desprendió de la marca Vizzolini, con el objetivo de asegurar la competencia en el mercado de pastas secas y un impacto positivo para los consumidores", comunicó la cartera que conduce Dante Sica.

Vizzolini, según informó Producción, fue adquirida por Bonafide, perteneciente al grupo de Empresas Carozzi.

La decisión fue producto de una investigación realizada por la CNDC, que inició una investigación luego de que Molinos comprara Vizzolini a Mondelez

“En el análisis de Defensa de la Competencia se comprobó que Molinos había subido los precios de algunas marcas en relación al promedio de precios del mercado de pastas. Con esta medida estamos restituyendo una marca para que haya mayor cantidad de opciones para los consumidores. Y permitimos el ingreso de una nueva empresa al mercado, una multilatina de origen chileno con experiencia en el mercado de pastas secas, con el objetivo de lograr un mercado más competitivo , dijo el presidente de la CNDC, Esteban Greco

Tags relacionados