Salud

Qué es y cómo hacer una limpieza de sueño: los 6 pasos para descansar mejor

Un buen descanso es imprescindible para tener energía durante todo el día y alcanzar el mejor rendimiento del organismo. Conoce cómo conseguirlo.

 Situaciones de estrés extremos o de sobreestimulación pueden afectar el descanso nocturno e impedir dormir la cantidad de horas aconsejadas para una buena calidad de vida y alcanzar el mayor rendimiento del organismo. Esto se puede revertir gracias a la limpieza del sueño en 8 simples pasos.

Esta sencilla técnica de respiración es la mejor para reducir el estrés y relajar los músculos antes de dormir

La limpieza del sueño, también conocida como higiene del sueño, se trata de una práctica de hábitos saludables en torno al momento de dormir. Se trata de crear una rutina y ambiente adecuado que promuevan el descanso.

Cómo hacer una limpieza del sueño: los 6 pasos infalibles

Dormir profundo y sin interrupciones durante la noche en la cantidad de horas justas es una de las claves para mantener un cuerpo y mente sanas. No descansar lo suficiente, puede afectar al cerebro, le costará al día siguiente concentrarse, mantenerse alerta y cumplir con todas sus tareas.

La técnica infalible de 6 pasos para dormir mejor y ganarle al insomnio. Fuente: archivo

Contar con una rutina de horarios, realizar actividad física, evitar bebidas altas en cafeína, limitar el uso de pantallas en la noche y tener una habitación cómoda, con iluminación tenue y ventilada, son algunas de las recomendaciones a tener en cuenta. Además de estos 6 pasos:

1. Controlar la respiración

El cuerpo puede relajarse a través de una respiración lenta y más profunda. Así disminuyen los latidos del corazón y se envía el mensaje al cerebro de reducir el ritmo diario. Esto favorece una rápida conciliación del sueño.

2. Relajar los músculos

La tensión muscular puede ser a menudo un impedimento del descanso, por lo que un estiraje previo a recostarse en la cama es óptimo para alcanzar una mayor relajación.

3. Despejar la mente

Llegar a la noche con la mente cargada de pensamientos puede ser perjudicial a la hora de dormir. Sobrepensar agita al cerebro y puede distraerlo del momento de descansar, por lo que liberar la cabeza con la ayuda de alguna meditación puede ser más que útil. 

4. Escuchar música

Ambientar el espacio con canciones suaves, música o sonidos relajantes de vibraciones bajas que evoquen sensaciones de felicidad y calma, pueden ayudar a conciliar el sueño más rápido y sin distracciones.

5. Adaptar la habitación

El dormitorio es el templo del sueño, es por eso que debe estar ambientado con detalles que estimulen el descanso, es decir: elegir colores claros en gamas pasteles o neutros, con buena ventilación y circulación de aire, evitar la filtración de luz exterior y optar por iluminación cálida. También puede ayudar una cama y almohadas cómodas que generen confort.

6. Tomar una bebida caliente

Así como el café puede evitar el sueño, otras infusiones son aliadas del descanso como el té de manzanilla que contiene melamina, la hormona del sueño. Otra opción puede ser un vaso de leche caliente.

Temas relacionados
Más noticias de dormir