Festivos

Por qué se come Pozole en las Fiestas Patrias: el origen de este plato del Grito de la Independencia

Las variedades de este plato tradicional mexicano son muchas. Cada región lo prepara de distinta manera para las Fiestas Patrias, pero tiene una receta de base con el maíz como protagonista.

En esta noticia

Se acercan las Fiestas Patrias de México y cada ciudadano del país se prepara para unirse al Grito de la Independencia. Las celebraciones sobran a lo largo y ancho de todo el territorio y las comidas típicas abundan en los hogares y en los restaurantes.

México tiene platos típicos regionales que han trascendido fronteras. Así es el caso de los tacos, las enchiladas, el guacamole, los chiles en nogada, el mole, la cochinita pibil, las barbacoas y el pescado a la talla o a la veracruzana, entre otros.

Cada uno de ellos tiene un ingrediente como protagonista que realza el sabor de la preparación. Así es el caso del pozole: un tipo de caldo a base de maíz que tiene algunas variantes, según la región mexicana donde se lo prepare.

La playa en Yucatán que casi nadie conoce y tiene arenas blancas y aguas turquesas

Cuáles son los mejores cuatro bares para tomar vermut en CDMX, según expertos

Cómo se hace el pozole: una de las comidas típicas e históricas de México

Para abordar cómo llegó a convertirse en uno de los platos representativos de las Fiestas Patrias, es necesario definir al pozole. Esta preparación culinaria lleva su nombre gracias al término náhuatl pozolli, derivado de tlapozonalli, que significa ‘hervido' o 'espumoso'.

Este plato es un caldo que se elabora con granos de maíz. Para la tarea se usa la variedad cacahuazintle de este cereal y se cocina con verduras, especias y carnes (especialmente la de cerdo). Respecto de estos alimentos, la elección depende de la región mexicana en que se prepare.

El pozole es uno de los platos más antiguos de México. Su origen se remonta a la época prehispánica. Fotografía: Pexels

En este sentido, los pozoles verde y blanco son populares en el Estado de Guerrero y el rojo en Hidalgo, Jalisco, Sonora, Guanajuato, Sinaloa y Tlaxcala. Lo cierto es que es una comida que permite variantes y la incorporación de ingredientes diferentes. Además, se sirve con tostadas de pan.

La ruta más letal para cruzar la frontera EE.UU.-México que registró 700 muertes en un año

El bonito pueblo en Puebla con impresionantes vistas del volcán Popocatépetl y descubrimientos arqueológicos

El pozole como plato tradicional de las Fiestas Patrias y el Día de la Independencia de México

Este caldo tiene sus orígenes asociados a los frailes que se asentaron en el país azteca. Fue Fray Bernardino de Sahagún quien mencionó esta comida en su obra ‘Historia general de las cosas de la Nueva España'. Pero en ese entonces, la carne utilizada no era de cerdo: era humana.

Según información recogida por el portal BBC Mundo, la comida formaba parte de rituales de ofrenda a los dioses. De esta manera, los nativos mezclaban agua, maíz y "un pedazo de pierna o muslo", según la doctora en Historia y especialista en la alimentación de los siglos XVI y XVII en México, Yolanda García González.

Con el correr de los años, este plato fue mutando hasta tener las características actuales y llevar dentro de sus ingredientes la carne de cerdo. Pero también se elaboraba con tepezcuintle: una clase de roedor que vivía en los bosques tropicales de México.

El pozole se puede aderezar con un huevo crudo (que se coloca cuando el caldo está caliente y permite su cocción), sardinas y palta o aguacate. Representa la cultura, la tradición y la historia del país, y su receta se transmite de generación en generación.

En definitiva, esta comida es típica de las Fiestas Patrias porque además de llevar consigo los valores de la historia de lucha e independencia de México, es sinónimo de unidad en la mesa y de orgullo nacional para los ciudadanos mexicanos.

Temas relacionados
Más noticias de dia festivo

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.