Día de Muertos

Día de Muertos: estas son las mejores películas para respetar la tradición

Para las personas cinéfilas, toda celebración o festividad es una buena excusa para disfrutar películas temáticas. Así es el caso de las cintas mexicanas que abordan como tema central el Día de Muertos.

El Día de Muertos es una de las festividades más importantes y trascendentales de México. Según la tradición ancestral, los mexicanos honran a sus seres queridos fallecidos cada 1 y 2 de noviembre. La fecha es espiritualmente significativa, ya que les permite conectar y recordar a sus antepasados.

Esta fecha tan crucial para el país azteca trae consigo rituales cargados de respeto, amor y alegría. Esto se debe, entre otras actividades, a la elaboración de altares ancestrales que realizan las personas para honrar y celebrar la huella que dejaron los difuntos.

El Día de Muertos ha sido plasmado a través de muchas obras de arte. Ya sea de manera teatral, musical o en pinturas, esta festividad ha logrado traspasar fronteras. Así es el caso de varias películas que abordan la temática y que han sido significativas para la cinematografía mexicana.

La impactante película de acción que asombra a los mexicanos y es la más vista de Netflix

Tiene 6 capítulos y es mexicana: la serie de Netflix ideal para una maratón

Estas son las películas de Día de Muertos mexicanas, que han triunfado con la temática de la festividad

México ha logrado transmitir su inmensa cultura ancestral de Día de Muertos a través de diversas obras cinematográficas. Incluso, la última de ellas estuvo a cargo de Disney y Pixar, y contó con una animación que fue premiada en la entrega 90 de los Premios Oscar.

Coco fue la película de Disney y Pixar que plasmó la tradición ancestral del Día de Muertos en el género animado e infantil. Foto: Twitter @pixarcoco

En México todos ven este thriller: ganó un Oscar y lo produjo Margot Robbie

Día de Muertos 2023: planes en la CDMX gratuitos y de pago

¡Que viva México! (1932)

Esta producción fue una película que no pudo ser, ya que el cineasta soviético Serguéi Eisenstein la dejó inconclusa. El trabajo tuvo como motivación los grabados sobre esta festividad de José Guadalupe Posada.

Llegó a acuerdos con productores de Estados Unidos para filmar por dos años, pero el documental terminó siendo cancelado. Lo que proliferó fue un corte acerca del Día de Muertos, en donde Eisenstein compartió su propia visión de la festividad sagrada.

Macario (1960)

Macario fue la primera película mexicana nominada al Oscar en la categoría "Mejor película extranjera". La cinta fue dirigida por Roberto Gavaldón y aborda las vivencias de un talador de Taxco, Estado de Guerrero, que vive con su familia en situación de pobreza.

Uno de los deseos del protagonista es comer guajolote (pavo mexicano) sin compartir la comida. Al llegar el Día de Muertos, el hombre reflexiona sobre sí vivió la vida cómo le hubiera gustado. Es así como el talador tiene una conexión particular con la muerte.

Bajo el volcán (1984)

Esta obra cinematográfica consiguió dos nominaciones a los Premios Oscar y fue dirigida por John Huston. La cinta se basó en la novela homónima de Malcolm Lowry y aborda la vida de un cónsul británico alcohólico de Quauhnahuac, México.

La cinta tiene como contexto el Día de Muertos de 1938 y Geoffrey Firmin es quien se encuentra en Cuernavaca, Estado de Morelos, durante la festividad. Asombrado por cómo se vive tal homenaje a los difuntos, el protagonista debe luchar con su depresión, alcoholismo y sus deseos de encontrarse con su esposa.

Calacán (1987)

Esta película mexicana pertenece al género infantil y fue dirigida por el cineasta Luis Kelly. Consiguió 5 premios en aquel entonces, ya que la cinta contó con la innovación de la época. Su estilo transcurrió entre actores, cantantes, bailarines, títeres y marionetas gigantes.

Si bien su estética es algo "terrorífica", la producción hace alusión al Día de Muertos y Ernesto: un niño de 8 años que ama la festividad y busca cambiar las calaveritas de azúcar por calabazas de plástico (Halloween). El mensaje de la película es claro: conservar las tradiciones nacionales en vez de las extranjeras.

Día de Muertos (1988)

Esta producción también es conocida como Día de difuntos o Los hijos de la guayaba y fue dirigida por el guionista Luis Alcoriza. El Día de Muertos se ve plasmado en esta cinta, que tiene de protagonista al licenciado Talamantes.

Este acude todos los años al cementerio a honrar a sus difuntos, pero un día conoce a un poeta, un zapatero y un albañil en la visita, y surgen algunos conflictos que tendrá que resolver a lo largo de la trama.

La leyenda de la Nahuala (2007)

Esta obra animada mexicana fue dirigida por Ricardo Arnaiz y llevó consigo el lanzamiento de la banda sonora, libros de arte y juguetes sobre sus personajes. Obtuvo varios premios de la época y tuvo de protagonista a Leo San Juan, un niño de 10 años que vive en Puebla de los Ángeles.

El niño vive con su hermano y su abuela en la Nueva España de 1807, y se asusta con las historias sobre la Nahuala: la mujer que habita una vivienda abandonada y que come infantes para apoderarse de la ciudad. La trama aborda la búsqueda de Leo para encontrar a su hermano desaparecido.

El libro de la vida (2014)

Esta cinta mexicana-estadounidense pertenece al género de la comedia romántica y de aventuras en 3D, y fue dirigida por Jorge R. Gutiérrez. La producción obtuvo una nominación al Globo de Oro y tiene como protagonistas a cinco niños.

Estos visitan un museo con una habitación secreta, en la que hallan "el libro de la vida". Esta obra aborda el triángulo amoroso entre Manolo, Joaquín y María, y una historia inmersa en la festividad de Día de Muertos, que deja como enseñanza el amor y el perdón.

Coco (2017)

Coco es la película animada de Pixar Animation Studios y Disney, que tiene de protagonista a Miguel. El director de esta pieza es Lee Unkrich y el codirector es Adrián Molina. La obra trascendió fronteras y dejó la festividad de Día de Muertos como una de las más sagradas de México y del mundo.

La historia aborda a Miguel, un niño que ama la música, a pesar de la prohibición de su familia de no ejercerla. El pequeño cruza al plano de los difuntos en la festividad y conoce una verdad oculta de su familia. Coco, su bisabuela, termina siendo la verdadera protagonista de la película.

Temas relacionados
Más noticias de Día de Muertos