Descubrimiento

Arqueólogos hallan la legendaria "puerta trasera del infierno" en México

Los arqueólogos descubren un templo subterráneo zapoteca que se consideraba como una entrada al inframundo.

En esta noticia

Un equipo internacional de arqueólogos ha realizado un descubrimiento en la antigua ciudad de Mitla, situada en el estado de Oaxaca, México: las pruebas de Lyobaa, un templo subterráneo que los zapotecas consideraban como acceso al inframundo.

Las primeras menciones datan del siglo XVI, cuando los soldados españoles se encontraron con este enigmático lugar. Sin embargo, la descripción más detallada la proporciona el sacerdote Francisco de Burgoa, quien en 1674 plasmó la existencia de un espacio conformado por cuatro cámaras interconectadas.

Cada una de estas cámaras tenía un propósito específico: la primera servía como capilla, la segunda como lugar de entierro de los sumos sacerdotes, la tercera como cementerio de reyes y la cuarta poseía una puerta en la parte posterior que conducía a una "habitación oscura y horripilante". 

Según Burgoa, los cuerpos de las víctimas de sacrificios ofrecidos por los señores y caciques eran albergados aquí.

Lyobaa: La puerta hacia el inframundo zapoteca en Mitla. Fuente:  Proyecto Lyobaa.

El reconocido psíquico británico que reveló la fecha exacta en la que comenzará la Tercera Guerra Mundial

Cambios en el calendario escolar: eliminan puente para estudiantes de preescolar, primaria y secundaria 

¿Qué es Mitla?

Mitla es un sitio arqueológico zapoteca de gran importancia, situado en el Valle de Oaxaca, México. Funcionó como un centro religioso y un lugar sagrado para entierros

El nombre "Mitla" deriva de la palabra náhuatl "Mictlán", que se traduce como "lugar de los muertos" o "inframundo".

En el siglo XVI, la llegada de los conquistadores españoles resultó en la destrucción de numerosas estructuras originales, sustituyéndolas por iglesias católicas.

Mitla: un viaje al inframundo zapoteca en el Valle de Oaxaca. Fuente: INAH. 

¿Quiénes fueron los zapotecas? 

Los zapotecas fueron una civilización mesoamericana que nació en el actual estado de Oaxaca, entre el 500 a. C. y el 900 d. C

Se les considera uno de los pueblos más antiguos de Mesoamérica, conocidos por su desarrollo cultural en diversos aspectos:

  • Organización social. Su sociedad se estructuraba en estratos, con una élite gobernante, sacerdotes y artesanos, mientras que el pueblo llano se dedicaba principalmente a la agricultura. 
  • Religión. Practicaban una religión politeísta, venerando deidades vinculadas con la naturaleza, la agricultura y la fertilidad.
  • Arquitectura. Dejaron un legado arquitectónico notable, con la construcción de ciudades impresionantes como Monte Albán. 
  • Escritura. Desarrollaron un sistema de escritura propio basado en glifos, que aún no ha sido completamente descifrado.

La "puerta trasera del infierno": un antiguo templo subterráneo descubierto en México 

El hallazgo fue el resultado de una colaboración entre el Proyecto de Investigación y Exploración Arqueológica (ARX), el Instituto Nacional de Historia y Antropología (INAH) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

El equipo empleó una combinación de métodos geofísicos y excavaciones arqueológicas para descubrir el laberinto.

Los métodos geofísicos no destructivos utilizados incluyeron el Radar de Penetración Terrestre (GPR), que emplea ondas electromagnéticas para generar imágenes del subsuelo; la Tomografía Eléctrica de Resistividad (ERT), que utiliza un campo eléctrico para medir la resistividad del subsuelo; y la Tomografía Sísmica de Ruido Ambiental (SNT), que emplea ondas sísmicas para crear imágenes del subsuelo.

La información obtenida confirmó la presencia de un gran espacio vacío debajo del altar mayor de la iglesia, donde también se identificó una entrada bloqueada. 

Además, se descubrió que dos pasadizos se dirigían hacia el espacio vacío principal desde el este. Estos descubrimientos sugieren que la "puerta trasera del infierno" era real.

 

Temas relacionados
Más noticias de Arqueólogía