GUERRA RUSIA-UCRANIA

Vladímir Putin renueva su estrategia bélica con misiles hipersónicos en los buques de guerra rusos

A cinco meses de lanzar la guerra contra Ucrania, Vladímir Putin anuncia una nueva doctrina naval por la "amenaza para Rusia" que representan "los planes de Estados Unidos para dominar los océanos y las líneas de transporte marítimo".

En el Día Nacional de la Marina rusa, el presidente Vladímir Putin anunció una nueva doctrina estratégica naval que intensificará la actividad de sus barcos en el Mar Negro, el Mar de Azov y el océano Ártico, lo que implica que sumarán a los buques de guerra potentes misiles de crucero hipersónicos Zircon, que pueden volar a cinco veces la velocidad del sonido. 

La nueva doctrina fue concebida específicamente ante la "amenaza para Rusia" que representan "los planes de Estados Unidos para dominar los océanos y las líneas de transporte marítimo", citó Interfax al documento.

Por la guerra hay cientos de barcos atrapados en el Mar Negro: cómo impacta en el comercio internacional

Inesperado giro en la guerra Rusia-Ucrania: por qué la Isla Serpiente es clave

Vladímir Putin con el Comandante en Jefe de la Armada, en el Día de la Armada rusa - EUROPAPRESS

Putin firmó hoy una nueva y amplia doctrina naval y prometió responder "con la velocidad del rayo a cualquiera que decida invadir nuestra soberanía y libertad".

Rusia también planea intensificar las actividades marítimas en el Ártico para incrementar su capacidad para responder a "la actividad militar de estados extranjeros en las aguas de la Ruta del Mar del Norte".

Rusia y Ucrania llegan a un acuerdo para liberar millones de toneladas de grano bloqueadas

El Carruaje del Diablo vs. El Tornado: cómo es el misil de Rusia para bajar el helicóptero terrorífico de Ucrania

Para empezar, Rusia incrementará la seguridad en las aguas adyacentes a la Federación Rusa, incluido el mar de Azov y el mar Negro -con especial intensidad en ambos, donde Rusia quiere desarrollar un "fortalecimiento integral de su posición"- así como en el Mediterráneo oriental y los estrechos del mar Negro, Báltico y las islas Kuriles.

El documento también prevé la expansión de la infraestructura militar en la península de Crimea, incorporada a Rusia, así como la construcción de nuevos portaaviones y un sistema para la incorporación del misil hipersónico Zirkon de última generación, que entrará en servicio instalado en la fragata Almirante Gorshkov.

La doctrina reconoce además la falta de bases rusas en el exterior como una debilidad estratégica, de ahí que "la Federación Rusa planea construir nuevos puntos para dar servicio a la Marina en la región de Asia-Pacífico y el mar Mediterráneo".

En otras zonas menos importantes para Rusia, la nueva doctrina naval recomendará a la Marina que emplee "ante todo, instrumentos políticos y legales, mecanismos de diplomacia y otros métodos no violentos".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios