Alquilar en Punta: los uruguayos se adelantan a los argentinos y suben los precios

Muchos uruguayos prevén quedarse en su patria este verano y ya gestionan alquileres con inmobiliarias de la costa. Más aún sabiendo que cuando se abran las fronteras, volverán los turistas argentinos y brasileños.

El avance del proceso de inmunización en el Uruguay y el consecuente control de la situación epidemiológica que alcanzó el país, permitió que el Poder Ejecutivo anunciara el pasado lunes la reapertura progresiva de las fronteras. De mantenerse esta tendencia, el país podría llegar a una temporada de verano lo más cercana a tiempos prepandemia, con el arribo de turistas extranjeros, principalmente argentinos.

Vacaciones en Uruguay: confirman la reapertura de fronteras para septiembre

En ese sentido, el sector inmobiliario ya comenzó a recibir las primeras consultas tanto de extranjeros como de uruguayos y también se generó un debate en torno a los precios de los alquileres. Así como ocurrió durante el año pasado, muchos uruguayos -que solían planificar con antelación sus vacaciones fuera de fronteras- están optando por quedarse en el país y algunos ya están sondeando precios y/o realizando reservas en los balnearios de la costa para adelantarse a una mayor competencia de visitantes argentinos.

Para noviembre está previsto la apertura para todos los extranjeros inmunizados y con una prueba negativa de PCR. Los agentes turísticos esperan con expectativa por el arribo de los argentinos, los visitantes que responden por más del 60% de los ingresos de visitantes al país. En el trimestre enero-marzo de 2019, casi 700 mil argentinos arribaron a Uruguay con un gasto de u$s 506 millones, según datos del Ministerio de Turismo.

Vacaciones en Uruguay: contemplan vacunar a turistas para reactivar la temporada

Hay varios elementos que se están conjugando para que el arranque de la próxima temporada estival tenga algunos puntos de contacto con la anterior. Por ejemplo, la conectividad aérea uruguaya está lejos de volver aún a los niveles normales y la pandemia en algunos destinos de preferencia, como Brasil, no está totalmente controlada desde el punto de vista sanitario.

En 2019 (sin pandemia), más de 2 millones de viajeros uruguayos dejaron el país y gastaron u$s 1200 millones en el turismo fuera de fronteras. Si bien miles volverán a dejar Uruguay para vacacionar, parece complejo que el número de viajeros durante la próxima temporada se parezca a un año normal. Ese público seguramente también ayude a compensar una potencial menor llegada de extranjeros durante el verano próximo.

Qué pasa con los precios

Según informó El Cronista en consulta con varias inmobiliarias de Maldonado, un apartamento para dos adultos y dos menores en las playas más famosas de Punta del Este tienen un valor promedio de u$s 20 mil en enero. Para una casa en Playa Mansa, por ejemplo, ese valor se duplica y se pide en promedio U$S 40 mil para el primer mes del 2022.

Punta del Este ya recibe consultas para el verano: cuánto se pide por una casa en enero

"Prevemos un incremento en los valores de los alquileres, que podrá ser del 20% en comparación a la temporada del 2019. Hay que tener en cuenta que se perdió una temporada entera por la pandemia. Necesitamos del turismo", dijo a Baltasar Urrestarazu, director de Casas en el Este, un portal de búsqueda de inmuebles.

La Cámara Inmobiliaria de Punta del Este y Maldonado (Cipem) emitió un comunicado en el que exhorta al sector inmobiliario a no aumentar los precios de los alquileres este año, con miras a lograr una buena temporada.

Javier Sena, presidente de la Cipem, dijo a El Observador que se ha aconsejado a los operadores del sector "mantener los precios que se manejaban antes para que los turistas sigan viniendo a la zona y podamos ser competitivos" y agregó: "El aumento de precios puede estar aparejado que la gente decida no venir al Uruguay y opte por ir más lejos".

Para Sena, es bueno que el sector se muestre "optimista" pero se necesita "cautela". "No nos pasemos de rosca porque si no eso va a ser contraproducente".

Según el presidente de la Cipem, han crecido las consultas de turistas extranjeros sobre los costos de los alquileres y también sobre lo que se necesita para ingresar al país.

El gobierno uruguayo autorizará el ingreso al país, a partir del 1° de setiembre, a todos los ciudadanos extranjeros con propiedades acreditadas mediante una declaración jurada. Se les exigirá traer inmunización completa desde sus lugares de origen y al entrar deberán presentar una prueba PCR con resultado negativo. La habilitación será extensiva a cónyuges, concubinos e hijos.

La segunda etapa de reapertura de fronteras se dará el 1º de noviembre, cuando quedará habilitado el ingreso de cualquier ciudadano extranjero, que deberá cumplir con las mismas condiciones sanitarias.

El agente inmobiliario Ricardo Pereira, de Más Propiedades, en La Paloma, Rocha, dijo a El Observador que el mayor movimiento por estas fechas se centra en consultas de alquiler para la primera quincena de enero pero que no hubo un gran aumento respecto al año pasado. Pereira expresó que no cree que vayan a subir los costos de los alquileres y que, en su cartera, se están fijando a los mismos precios que el año pasado.

"Sería un disparate aumentar los precios porque tampoco hay una demanda que lo justifique", sostuvo.

El agente inmobiliario manifestó que en La Paloma, los alquileres de una vivienda frente al mar son los más caros y pueden llegar a valer US$ 200 por día durante la primera quincena de enero. A partir de ahí, los precios van bajando.

"Una casa promedio, con dos dormitorios y un baño, para una familia tipo de cuatro personas, anda en el entorno de los US$ 100 o US$ 120 por día. Si es más grande puede llegar a US$ 150 por día, depende también de los servicios que tenga y distancia al mar", apuntó Pereira.

Para Alejandra Rodríguez, propietaria de la inmobiliaria Todo Punta, "es una locura total" manejar precios de entre u$s 20 mil y u$s 40 mil esta temporada.

"Apartamentos de esos montos eran los de primera línea, con tres dormitorios, en la playa Mansa y se alquilaban entre 2012 y 2014 que fueron temporadas récord", explicó a El Observador.

El agente inmobiliario manifestó que en La Paloma, los alquileres de una vivienda frente al mar son los más caros y pueden llegar a valer US$ 200 por día durante la primera quincena de enero. A partir de ahí, los precios van bajando.

Según la agente inmobiliaria, la idea es que los precios de los alquileres se mantengan o que suban entre un 10% y un 15%. "Depende de cada propiedad porque hay algunas que bajaron un 20% el año pasado entonces a esa no se le va a pedir que suba ni que baje. A la que bajó 50% capaz se le pide que suba entre 10% y 15%, va a depender de cada propiedad", agregó.

La propietaria de Todo Punta manifestó que es posible alquilar un apartamento "sencillo" en la primera quincena de enero, a una cuadra de la playa o frente al mar, por entre u$s 2.500 y u$s 3.000. De ahí para arriba.

Mientras que los más caros, apartamentos a estrenar con dos dormitorios y dos baños en buenos edificios, pueden encontrarse a partir de u$s 10.000 por mes.

Rodríguez indicó que ha recibido distintas consultas pero que aún no son masivas. Sin embargo, destacó que estas son mayoritariamente de turistas brasileños que quieren llegar a Punta del Este entre el 20 de diciembre de 2021 y el 10 de enero de 2022, pensando en pasar las fiestas en el Uruguay.

Perspectivas para la temporada estival

Sena manifestó que el sector está "viendo la luz al final de la carretera y que eso los lleva a pensar que la temporada que se viene será mejor que la anterior".

En ese sentido, destacó que Uruguay es un país "apetecible para muchos extranjeros" porque lo encuentran "en condiciones" desde el punto de vista sanitario, social y económico, lo que es un activo muy importante.

La ocupación promedio del sector en temporada y postemporada, según el presidente de Cipem, nunca superó el 30% y los picos que se alcanzaron fueron de 35%.

"No creemos que haya un cambio radical respecto al año pasado, va a ser una temporada con público mayoritariamente uruguayo, algunos argentinos que se van a notar porque el año pasado no vinieron, por lo que se va a ver una diferencia en el movimiento pero no esperamos una temporada excepcionalmente buena", sostuvo por su parte Pereira.

Según Rodríguez, los uruguayos han comprado muchas propiedades en Punta del Este en los últimos dos años pero los argentinos, que son quienes más propiedades tienen, "se quieren guardar la primer quincena de enero de 2022 para ellos".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios