Soja, maíz y trigo: las buenas cosechas alejan el temor por la escasez de granos

Mientras se proyecta que la oferta de soja y maíz crezca impulsada por Estados Unidos y Brasil, la Argentina y Australia podrían exportar hasta el 20% de la producción mundial de trigo.

Mientras el mundo observa con preocupación la escalada en los precios de los alimentos -impactada por el aumento de los costos del transporte, la crisis energética, el clima y la falta de mano de obra-, la expectativa por grandes cosechas en los mayores productores de granos, podrían llevar calma a los mercados.

El mercado de la soja es el que está más presionado, ya que el aumento de la oferta y el enfriamiento de la demanda china están haciendo bajar los precios.

Tras alcanzar precios récord en mayo pasado, los futuros de la soja han caído un 27% en la Bolsa de Chicago. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) estimó una cosecha de 104,57 millones de toneladas para la campaña actual, a nivel mundial. Si se cumplen estos pronósticos, se tratará del segundo mayor stock reportado.

Viento a favor para la Argentina: será récord el ingreso de divisas por el trigo

A este aumento de la oferta, se suma la caída de las compras de China (el mayor importador del mundo) por el menor procesamiento de soja para harina y aceite, derivado de la menor rentabilidad del sector porcino, y el aumento del uso de trigo para pienso.

En octubre, las importaciones chinas de soja desde EE.UU. se hundieron un 41,2% interanual -el nivel más bajo desde marzo de 2020- a 5,11 millones de toneladas, y los analistas prevén que este 2021 podrían caer por debajo de las 100 millones de toneladas.

En Brasil, la siembra de soja para la campaña 2021/2022 ya alcanzó el 67% del área estimada, en contraste con el 56% del mismo mes del año pasado. Tras unos meses duros, el país ahora s está viendo beneficiado por las condiciones climáticas: largos períodos secos para el trabajo en el campo, seguidos de lluvias que vienen ayudando a los cultivos dese fines de septiembre.

La fábrica de dólares del campo aportaría al cierre del año más de u$s 8600 millones 

Una encuesta de Reuters apunta a que la campaña podría alcanzar un récord de 143,94 millones de toneladas, mientras que la superficie sembrada crecería hasta los 40,34 millones de hectáreas, otro hito.

Por otra parte, el USDA prevé que la oferta mundial de maíz crezca un 4,1% en la campaña 2021/2022. Estados Unidos ya completó más del 74%, muy por arriba del 66% promedio de los últimos cinco años. La expectativa de una buena cosecha, no obstante, está impactando en los futuros del maíz, que ya cayeron 24% en la Bolsa de Chicago.

Se prevé que la Argentina -que es el tercer proveedor mundial de maíz y cuarto de soja-, tenga cosecha récord de maíz y una mejor producción de soja que la de 2020, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Argentina y Australia se encaminan a cosechas históricas de trigo, que recientemente alcanzó su precio máximo en 9 años, en el contexto de las sequías, heladas y fuertes lluvias que afectaron al hemisferio norte. Según estimaciones del USDA, Australia exportará cerca de 24,5 millones de toneladas la próxima temporada, mientras la Argentina enviaría alrededor de 13,5 millones. Sumados, es probable que ambos países concentren el 20% de las exportaciones de trigo esta temporada.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios