Renunció Liz Truss, la primera ministra del Reino Unido que duró menos de dos meses en el poder

Tras presiones de su propio partido, Liz Truss, primera ministra del Reino Unido, renunció este miércoles a su cargo.

Tras menos de dos meses al frente del gobierno del Reino Unido, este jueves la primera ministra Liz Truss anunció su renuncia: así lo hizo en una conferencia de prensa llevada a cabo frente a Downing Street.

Truss sufría presiones para dimitir desde hace semanas, con su propio partido -el Conservador- criticando su asunción al poder tras la salida de Boris Johnson, quién le pasó el mando a Truss en septiembre, pocos días antes del fallecimiento de la Reina Isabel II.

Quién es Liz Truss, la nueva primera ministra de Reino Unido: así piensa la nueva Dama de Hierro inglesa 

Reino Unido: los fuertes desafíos que le esperan a Liz Truss como primera ministra

Así, este miércoles la primera ministra habló al país en una conferencia de prensa en la que anunció que ya le informó al Rey Carlos III -sucesor de Isabel II- su renuncia como titular del Partido Conservador, lo que implica su salida a la cabeza del gobierno.

Para explicar su decisión, Truss se refirió al contexto de "gran inestabilidad económica e internacional" en el que asumió hace menos de dos meses, el 6 de septiembre de este año, y manifestó que, frente a esto, "no puede cumplir el mandato por el que fue electa por el Partido Conservador".

Liz Truss ya le anunció al Rey Carlos III su renuncia.

La primera ministra subrayó que el Reino Unido se ve frenado por un bajo crecimiento económico desde hace ya "demasiado tiempo", por lo que ella fue elegida por su partido para "cambiar esto".

Sin embargo, ahora admite que no puede cumplir con esto pese a que su gobierno estableció una visión para una "economía de alto crecimiento con impuestos bajos".

La crisis del gobierno de Truss comenzó tras la presentación del Presupuesto 2023 de su primer canciller, Kwasi Kwarteng, quién asustó a los mercados con los acotados números que compartió el 23 de septiembre pasado.

Desde ese momento y hasta la actualidad, la confianza en la gestión de Truss ha caído en picada, con el Partido Conservador inquieto y furioso por su incapacidad de generar estabilidad y certidumbre.

Quién es Liz Truss: la candidata a suceder de Boris Johnson que admira a Margaret Tatcher

Greenpeace versus el Reino Unido: la nueva pelea por el Mar del Norte

Además, Truss comenzó a recibir duras críticas de parte de la sociedad civil y grupos ambientalistas por la aprobación de licencias para explotar petróleo y gas en el Mar del Norte que otorgó poco después de asumir. 

De esta forma, la gestión de Lis Truss como primera ministra del Reino Unido quedará ahora como la más corta de la historia de su país con solo 45 días en el cargo. El segundo primer ministro con menos tiempo de servicio fue George Canning, quien sirvió durante 119 días antes de morir en 1827.

Ahora, la semana entrante el Partido Conservador del Reino Unido llevará a cabo una nueva ronda de elecciones internas para definir a la nueva cabeza de la entidad, quién deberá hacerse cargo de gestionar a la nación. 

Así lo informó la misma Truss tras reunirse con el presidente del Comité de 1922, Sir Graham Brady: "Esto va a asegurar nuestra continuidad en el camino de cumplir con nuestros planes fiscales y mantener la estabilidad económica y la seguridad nacional de nuestro país", indicó.

Liz Truss asumió oficialmente el 6 de septiembre luego de ser elegida dentro de su partido.

Tras la renuncia de Boris Johnson a la titularidad del Partido Conservador británico y, por ende, a la cabeza del gobierno del Reino Unido, Liz Truss asumió oficialmente el 6 de septiembre luego de ser elegida dentro de su partido.

En su momento, Truss derrotó con el 57% de los votos del Partido Conservador a su rival Rishi Sunak, quién obtuvo el 43%. Así, tras reunirse con la Reina Isabel II en el Castillo de Balmoral tan solo dos días antes de la muerta de esta, asumió como cabeza del Estado británico.

Liz Truss es una liberal acérrima que propugna un retorno a la pureza ideológica de libre mercado y una minúscula intervención estatal en la economía. Antes de asumir, fue apodada por algunos fanáticos como la "nueva dama de hierro", al ser comparada con Margaret Thatcher.

Sin embargo, hoy su gobierno se cae tras fuertes tensiones internas dentro del Partido Conservador y críticas de una sociedad azotada por una inflación que no se regula, faltantes de energía y una economía que no crece

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.